Diario 5664 19.08.2019 | 03:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Detectado por los pilotos de pruebas de la FAA de EEUU

Nuevo fallo de alto riesgo en el software del Boeing 737 MAX

28 junio, 2019
  • Un nuevo fallo en el software MCAS del problemático Boeing 737 MAX ha sido detectado por los reguladores estadounidenses
  • La nueva falla representa un alto riesgo ya que podría empujar la nariz del avión hacia abajo automáticamente
  • El último contratiempo demorará el regreso del avión al servicio por uno a tres meses adicionales

Un nuevo fallo en el software MCAS del problemático Boeing 737 MAX ha sido detectado por los pilotos de la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos, el cual, representa un alto riesgo ya que podría empujar la nariz del avión hacia abajo automáticamente. Corregirlo retrasará aún más el regreso al servicio del avión, después de dos accidentes mortales.

Boeing dijo la Administración Federal de Aviación (FAA) de los EEUU "identificó un requisito adicional" para los cambios de software en los que el fabricante de la aeronave ha estado trabajando durante ocho meses, poco después del primer accidente.

"Boeing está de acuerdo con la decisión y solicitud de la FAA, y está trabajando en el software para atender este requerimiento", dijo el fabricante aeronáutico estadounidense en un comunicado.

Los pilotos de pruebas del gobierno que comprobaron el software actualizado de Boeing MAX en un simulador de vuelo la semana pasada encontraron una falla que podría resultar en la caída de la nariz del avión, según fuentes cercanas al proceso de certificación. Un fallo similar estuvo involucrado en ambos accidentes registrados por el MAX, el software de control de vuelo del avión presionó la nariz hacia abajo basándose en lecturas erróneas de un sensor.

La misma fuente señaló que solucionar el problema podría lograrse a través de cambios de software o al reemplazar un microprocesador en el sistema de control de vuelo del avión. Un miembro del organismo regulador dijo que es probable que el último contratiempo demore el regreso del avión al servicio por uno a tres meses adicionales.

En un comunicado, la Administración Federal de Aviación (FAA) de EEUU dijo que levantará la prohibición de operaciones del avión solo cuando considere que es seguro, por lo que no hay una línea de tiempo establecida.

"En la edición más reciente, el proceso de la FAA está diseñado para descubrir y resaltar los riesgos potenciales. La FAA recientemente encontró un riesgo potencial que Boeing debe mitigar", dijo la agencia.

Un avión volado por Lion Air de Indonesia se estrelló en octubre pasado, y uno de Ethiopian Airlines se estrelló en marzo. En total, murieron 346 personas. Días después del segundo accidente, los reguladores de todo el mundo aterrizaron el avión, prohibiendo sus operaciones.

Boeing está reduciendo la potencia del software de control de vuelo llamado MCAS para empujar la nariz hacia abajo. También está vinculando el comando de nariz hacia abajo del software a dos sensores en cada avión, en lugar de confiar en solo uno en el diseño original.

Todavía no se sabe qué tipo de entrenamiento tendrán los pilotos para volar el avión con el nuevo software, ya sea con simuladores en vuelo o por computadora.

Mientras tanto, algunas aerolíneas que poseen aviones MAX han tenido que cancelar una gran cantidad de vuelos mientras los aviones permanecen en tierra.

El miércoles pasado, United Airlines retrasó el regreso programado de sus 14 aviones MAX hasta septiembre. Southwest Airlines y American Airlines ya habían hecho anuncios similares, un reconocimiento de que el avión no volverá a volar tan pronto como las aerolíneas lo hubieran esperado.

Avatar redactor Diana Ramón Vilarasau Redactora en Transportes

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.