Diario 5639 19.07.2019 | 17:10
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Las aerolíneas europeas pagarán más de 5.000 M € en impuestos ambientales

"Los gobiernos crean ecotasas que no gastan en una aviación más sostenible"

11 julio, 2019
  • Las aerolíneas europeas agrupadas en A4E rechazaron la creación de impuestos ecológicos a la aviación, considerando que no son una solución
  • "Los gobiernos crean ecotasas de las que no gastan ni un solo céntimo en lograr una aviación más sostenible", ha afirmado Willie Walsh
  • Micheal O'Leary ha destacado que los impuestos al combustible "menoscaban la competitividad de la UE y distorsionan los flujos de tráfico"

Las aerolíneas europeas agrupadas en la asociación Airlines for Europe (A4E) rechazaron la creación de impuestos ecológicos a la aviación, considerando que no son una solución, en particular, porque "los gobiernos crean ecotasas de las que no gastan ni un solo céntimo en lograr una aviación más sostenible", ha afirmado categórico Willie Walsh, consejero delegado de International Airlines Group (IAG) -holding de British Airways,Iberia,Vueling, Aer Lingus y Level- al hacer referencia a la anunciada un dia antes por Francia (ver: Francia impondrá una ecotasa a los vuelos de salida). Micheal O'Leary de Ryanair, ha destacado que los impuestos al combustible "menoscaban la competitividad de la Unión Europea y distorsionan los flujos de tráfico".

A4E está integrada por Aegean, airBaltic, Air France-KLM, Cargolux, easyJet, Finnair, Icelandair, International Airlines Group (IAG), Jet2.com, Lufthansa Group, Norwegian, Ryanair, TAP Air Portugal, Smartwings y Volotea y representan más del 70% de los vuelos en Europa.

En una conferencia de prensa en Bruselas, Walsh, junto a los CEO de Brussels Airlines, Christina Foerster; de Ryanair, Michael O’Leary; y el director general de A4E, Thomas Reynaert, ha asegurado que las aerolíneas más grandes de Europa pagarán este más de 5.000 millones de euros a nivel nacional en impuestos ambientales y otros pagos este año: fondos que de otro modo podrían haberse dedicado a apoyar los esfuerzos de "descarbonización" de la industria aérea.

La cifra incluye los pagos de la aerolínea A4E según el ETS de la UE más los siguientes impuestos nacionales de aviación: Impuesto sobre el transporte aéreo de Austria, Impuesto al pasajero francés, Impuesto de viaje aéreo alemán, Impuesto de pasajero aéreo noruego, Impuesto NOX de Barcelona, ​​Impuesto de viaje aéreo sueco, Impuesto de pasajero aéreo del Reino Unido.

En tal sentido, precisaron que esa suma contempla, en concreto, alrededor de 590 millones de euros en pagos esperados para el sistema de comercio de emisiones (ETS) de la UE, (+ 59% frente a 2018), de los cuales las aerolíneas han sido parte desde 2013 que el Ejecutivo europeo mantuvo mientras se decidía un sistema global. “La aviación es actualmente el único sector de transporte que participa en el ETS”, han recordado.

Iniciativas de las aerolíneas europeas

Por otra parte, han referido que las aerolíneas de A4E han realizado sus propias inversiones e iniciativas para reducir los niveles de sus emisiones, destinando más de 169.000 millones de euros en nuevas tecnologías respetuosas con el medio ambiente hasta 2030.

Ello incluye la compra de aproximadamente 800 aviones de bajo consumo de combustible, que ya han mejorado la eficiencia y reducido las emisiones en un 24%. entre 2005 y 20172, y más de 1.000 millones de euros en la creación de asociaciones innovadoras diseñadas para acelerar la producción de combustibles de aviación sostenibles en Europa.

Adicionalmente, a partir de 2020, las aerolíneas deben cumplir con el objetivo del plan de reducción de emisiones de carbono de la aviación mundial de las Naciones Unidas, CORSIA, que compromete a la industria a un crecimiento sin emisiones de carbono. A partir de este mes de julio de 2019, 80 estados que representan el 77% de la actividad de la aviación internacional se han adherido voluntariamente a CORSIA, y más de la mitad de estos estados son europeos.

CORSIA se traducirá en la reducción de alrededor de 2.500 millones de toneladas de CO2 entre 2021 y 2035, y las aerolíneas pagarán para compensar sus emisiones invirtiendo en proyectos amigables con el clima.

"La afirmación de que las aerolíneas no están pagando impuestos ambientales es completamente falsa", dijo Michael O'Leary, presidente de A4E y CEO de Ryanair. “Este debate ambiental ha sido mal informado. A nivel mundial, las aerolíneas europeas son las únicas aerolíneas que pagan impuestos ambientales, con esa previsión de más de 5.000 €. Más impuestos a la aviación son una reacción instintiva que minará la competitividad europea y perjudicará especialmente la integración y la libre circulación de los ciudadanos de la UE, especialmente para los Estados miembros periféricos e insulares como Irlanda, España, Portugal y los Estados bálticos, por ejemplo”.

Thomas Reynaert, director general de A4E, ha afirmado, por su parte, que "el hecho es que los responsables políticos de la UE han perdido la oportunidad de reducir las emisiones de la aviación al no reformar el cielo europeo o al hacer que los combustibles sostenibles estén lo suficientemente disponibles para la aviación. En lugar de introducir nuevos impuestos, que no hacen nada para que volar sea más sostenible, los gobiernos de la UE deberían reconocer y apoyar las iniciativas de sostenibilidad de las aerolíneas con mejores oportunidades de investigación y desarrollo".

En tal sentido han citado:

  • En 2019, airBaltic implementó completamente su proyecto E-GEN, que ha permitido más de 500 enfoques de alta precisión en toda Europa en su flota Bombardier Q400 NextGen, mejorando significativamente los niveles de eficiencia de combustible y reduciendo las emisiones de CO2.
  • KLM Royal Dutch Airlines se ha comprometido a desarrollar y comprar 75.000 toneladas de combustible de aviación sostenible por año durante los próximos 10 años, a partir de 2022. Reducirá las emisiones de CO2 de KLM en 200.000 toneladas por año.
  • British Airways está construyendo una planta con la empresa de combustibles renovables, Velocys, para convertir los desechos orgánicos en combustible de avión renovable para su flota. Comenzará a operar en 2024.
  • Ryanair está comprando 200 Boeing 737 en los próximos 5 años, valorados en 20.000 M €, reduciendo sus emisiones en un 16% por asiento.
  • El Grupo Lufthansa se ha comprometido a convertirse en un 100% neutro en carbono en todas las operaciones en tierra en Alemania, Austria y Suiza para 2030.
  • EasyJet tiene una sociedad con Wright Electric que está trabajando para desarrollar un avión eléctrico para hacerlo viable en el corto y medio radio para 2030.

*Diana Ramón Vilarasau, enviada especial a Bruselas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.