Diario 5637 18.07.2019 | 00:34
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Aunque el sector se queja de una baja rentabilidad

El crecimiento del negocio genera un récord de empleo en las agencias

15 julio, 2019
  • El número de afiliados a la Seguridad Social en las agencias ha batido sus récords históricos
  • El empresariado reconoce el aumento del negocio y de contratación de personal, pero se quejan de que la rentabilidad no va a la par
  • La realidad es tozuda y se empeña en desmentir a expertos y visionarios gurús que profetizaron el final de las agencias

Mientras se habla de cambio de ciclo, el sector de agencias de viajes sigue creciendo. Así lo indica el índice más significativo de la salud de un sector, su nivel de empleo. Las agencias han batido su record de ocupación, superando las buenas cifras de antes de la crisis, según se destalla en este artículo de la revista HOSTELTUR.

La implantación de internet hace unos años hizo pensar a algunos que el sector de agencias de viajes físicas tenía los días contados. La crisis que se inició en 2008 vino a poner aún más en duda a este sector, que sufrió el cierre de casi el 40% de sus agencias. Pero lo cierto es que la realidad es tozuda y se empeña en desmentir a expertos y visionarios gurús. Y la prueba es lo que ha ocurrido con el sector de la intermediación.

Después de más de seis años de dramática crisis, el sector de agencias no sólo la ha soportado, sino que la ha remontado y actualmente ya ha superado las mejores cifras de los años dorados de antes de la crisis. Y como muestra, las cifras de empleo actuales reflejan un nivel de afiliación a la Seguridad Social que supera los 68.000 trabajadores, en lo que supone un record histórico. Y es que cabe recordar que hasta hace poco el record eran los 63.000 empleados que había en el sector a mediados en 2008, en puertas de la crisis.

Más empleo con menos agencias

Pero resulta especialmente reseñable que este aumento del número de profesionales en este sector se produce sin que hayan abierto más agencias. Es decir, el sector ha sufrido durante la crisis una traumática, pero necesaria, reestructuración que ha reducido lo que era un sobredimensionado parque de agencias. Pero con la recuperación se ha producido un aumento de la contratación de personal, pero manteniendo el mismo número de agencias. Esto implica un aumento medio del tamaño de las empresas en consonancia con los modelos de otros mercados europeos.

Este aumento de empleo ha venido de la mano de un progresivo crecimiento de la cifra de negocio de las agencias. Según los datos que maneja el INE. Según el instituto público, el índice de la cifra de negocio de las agencias de viajes y operadores turísticos ha crecido un 6% en lo que va de año, y cabe recordar que el pasado 2018 cerró con un aumento del 4,6%.

Estos datos van en línea con las cifras de uno de los principales productos que venden las agencias de viajes, el billetaje aéreo. Y es que, a diferencia de otros países europeos, en España las organizaciones empresariales de agencias de viajes no cuentan con estadísticas propias de actividad y hay que acudir a las fuentes de los proveedores y organismos públicos. La venta de vuelos por parte de las agencias refleja un crecimiento cercano al 5% en lo que va de año, igual al que reflejó el conjunto de 2018.

Rentabilidad

Pero estas buenas cifras son tomadas con cautela por el empresariado. Al menos a la hora de abordar con los sindicatos un nuevo convenio laboral, actualmente en plena negociación. Todos estos índices son expuestas por la parte laboral para reclamar un aumento salarial, mientras que la parte empresarial asegura que no es otro todo lo que reluce, y aun reconociendo el crecimiento de ingresos, así como los niveles de confianza empresarial, se quejan de que los índices de rentabilidad y beneficios no se mueven a la par de los ingresos, “lo que supone un gran esfuerzo para los empresarios del sector”, asegura el presidente de la patronal CEAV, Rafael Gallego.

Mientras que el secretario general del sindicato SPV, José Alberto Morales, se agarra a las cifras del INE, de la Seguridad Social y del BSP para asegurar que la subida salarial de hasta el 3% que piden “es factible”. Y sobre las quejas del empresariado indica: “Dicen que el aumento de la cifra de negocio no se corresponde con la rentabilidad, que está bajando. Pero este argumento no lo basan en cifras concretas, sino en intuiciones subjetivas, sin datos. Lo cierto es que, aunque digan que baja la rentabilidad, el empleo está subiendo en los últimos años, y sigue al alza. Si no hubiera rentabilidad las empresas no contratarían, no ampliarían sus plantillas, ya que las nóminas son el mayor gasto de una empresa".

El artículo completo de la revista HOSTELTUR se puede ver y descarga desde este enlace.

Avatar redactor Jose Manuel De la Rosa Redactor en Agencias e Intermediación

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.