Diario 5760 07.12.2019 | 20:11
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los ingresos del fabricante de flota estadounidense cayeron un 35% en el segundo trimestre

Boeing reporta una pérdida histórica por la crisis de su modelo 737 MAX

25 julio, 2019
  • Los ingresos cayeron un 35% respecto al mismo período del año anterior, en gran parte debido a la paralización de las entregas del MAX
  • Boeing dijo que su cartera de pedidos de aviones comerciales se mantiene fuerte, con más de 5.500 unidades, valoradas en más de 350.000 M €
  • Boeing dijo que prevé la autorización para el regreso a operaciones en el ultimo trimestre de 2019, pero analistas creen que será para 2020

Boeing ha reportado una pérdida trimestral de 2.900 millones de dólares (2.603,5 M €) este miércoles debido a que los costes asociados a la parada en tierrra de la flota mundial de su modelo 737 MAX continuaron aumentando. Durante el segundo trimestre, el fabricante aeronáutico estadounidense ha registrado 15.800 millones de dólares (14.185,4 M €) de ingresos, una cifra que representa una caída de un 35% respecto al mismo período del año anterior, en gran parte debida a la paralización de las entregas del MAX.

Boeing también dijo que su cartera de pedidos de aviones comerciales se mantiene fuerte, con más de 5.500 unidades valoradas en 390.000 millones de dólares (350.123 M €).

Las cifras reflejaron el anuncio sorpresa realizado por Boeing la semana pasada de que incluiría una carga de 5.600 millones de dólares derivado del coste de compensaciones a laws aerolíneas que operan el MAX, al mismo tiempo que avanzó otros 1.700 millones en costes relacionados con la desaceleración de la producción (ver: El veto a los aviones 737 MAX le costará a Boeing 4.352 M €).

El 737 MAX, planta de Boeing en Renton (Foto: Lindsey Wasson/ Reuters).

El modelo MAX está vetado en todo el mundo desde mediados de marzo, después de los trágicos accidentes de los vuelos 610 de Lion Air y 302 de Ethiopian Airlines, en menos de cinco meses, en los que, en conjunto, murieron 346 personas, tras registrarse fallos similares atribuidos al software MCAS (Sistema de Aumento de Características de Maniobra).

El anuncio de Boeing es un indicio de lo que el costarán los dos siniestros y la puesta en tierra de las aeronaves. El fabricante aeronáutico ya había anunciado un estimado de 1.000 millones de dólares en costes a causa de los retrasos en la producción y entregas, además de un fondo de 100 millones de dólares para las familias de las víctimas y comunidadas afectadas por lo accidentes.

"Este es un momento definitorio para Boeing y nos mantenemos enfocados en nuestros valores perdurables de seguridad, calidad e integridad en todo lo que hacemos, mientras trabajamos para devolver el 737 MAX al servicio con seguridad", dijo el CEO de Boeing, Dennis Muilenburg.

Daños colaterales

El impacto de la prohibición operativa sobre el MAX va más allá. Southwest Airlines, American Airlines y United Airlines, las tres aerolíneas de los Estados Unidos que operan el Boeing 737 MAX-8 han cancelado las operaciones previstas con este modelo hasta noviembre y, probablemente, no lo programen más este año, lo que supone miles de vuelos y una fuerte reducción de ingresos. Y lo mismo le está sucediendo a todas las aerolíneas del mundo operadoras de este modelo.

Boeing, el mayor exportador de manufacturas del país, ha detenido las entregas de MAX, incluso mientras aún cuando sigue produciéndolo a una tasa reducida. Ello se traduce aviones por entregar por un valor de más de 30.000 millones, lo que está contribuyendo a una caída en los últimos meses en los pedidos de bienes duraderos estadounidenses y en la exportación de aviones comerciales, según estima The New York Times.

Boeing ha desarrollado una actualización de software para el avión y está trabajando con la Administración Federal de Aviación (FAA) y otros reguladores globales para que el MAX vuelva a volar. Sin embargo, a medida que continua el trabajo, siguen saliendo nuevos problemas (ver: Nuevo fallo de alto riesgo en el software del Boeing 737 MAX).

La semana pasada, Boeing dijo que estaba anticipando que el Max tendría autorización para volar nuevamente en los Estados Unidos y en algunos otros mercados para el inicio del último trimestre de 2019. Pero en la práctica, podría ser el próximo año antes de que los aviones vuelvan a volar.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.