Reduce casi un 30% su beneficio en 2012, hasta 720,7 millones

Boeing no prevé "gran impacto" en sus balances por los incidentes con el B-787

Boeing registró en 2012 unos beneficios de 978 millones de dólares (720,7 millones de euros), un 29,7% menos que en el ejercicio anterior, según ha reportado este miércoles el fabricante de flota estadounidense.

La cifra de negocio anual alcanzó los 81.698 millones de dólares (60.213 millones de euros), lo que representa un aumento del 19% con respecto al ejercicio 2011.

El grupo registró en el cuarto trimestre de 2012 un beneficio de 3.900 millones de dólares (2.874 millones de euros), un 2,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, y sus ingresos ascendieron a 22.302 millones de dólares (16.435 millones de euros), un 14% más. De cara a 2013, Boeing prevé un aumento del 5% en su beneficio recurrente.

B-787, una prioridad

"Nuestra prioridad en 2013 es resolver el problema de las baterías en los B-787 Dreamliner y conseguir que los aviones vuelvan a surcar los cielos con seguridad para servir a nuestros clientes para su servicio", ha recalcado el presidente y consejero delegado de Boeing, Jim McNerney.

El fabricante aeronáutico, que dijo "no ver en impacto significativo" en sus cuentas por los problemas de su avión estrella, aseguró que mantiene su intención de aumentar la producción de sus aviones comerciales, hasta fabricar 10 aviones de este modelo a finales de año. De hecho, prevé entregar un mínimo de 60 aparatos en 2013.

'No ve gran impacto' en sus balances por los problemas del 787 y mantiene sus planes de producción, una vez los resuelva."No ve gran impacto" en sus balances por los problemas del 787 y mantiene sus planes de producción, una vez los resuelva.

A mediados de enereo, la FAA etsadounidense abrió una investigación al Boeing 787 tras cinco incidentes en una semana, una medida que fue seguida por los reguladores de distintos países y la prohibición de continuar operando vuelos con aviones de ese modelo. Esta semana nuevamente fueron suspendidos cientos de vuelos de los 787 Dreamliner.

La compañía se ha comprometido con la autoridad aeronáutica estadounidense, la FAA, y otros reguladores a devolver los aviones que están siendo revisados en las condiciones plenas de seguridad y ha suspendido las entregas del 787 hasta obtener la 'luz verde' de las a autoridad aeronáutica de EEUU. No obstante, la producción de los aviones prosigue.

Cartera de pedidos

Según Boeing, los buenos resultados logrados en el cuarto trimestre, con rércord de ingresos y "mejores de lo esperado", se deben al buen desempeño en todos los negocios y a un mayor número de entrega de aviones comerciales, especialmente, con más de 600 aviones, incluidos los tres primeros Dreamliner.

La división comercial de Boeing registró un margen del 9% durante 2012 y del 8,9% durante el cuatro trimestre, cifras que reflejan el efecto diluido de las entregas de los aviones B-787 y B-747-8 y el aumento de costes en el periodo, compensados parcialmente por el aumento de los volúmenes y la menor inversión en I+D.

A cierre del ejercicio, contabilizó 1.000 pedidos en firme del B-737 MAX desde su lanzamiento. La división de aviones comerciales registró 394 pedidos netos en el último trimestre del año, por lo que la cartera se mantiene "fuerte", con casi 4.400 aviones, por un valor récord de 319.000 millones de dólares (235.000 millones de euros).

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.