Diario 5758 05.12.2019 | 21:11
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El grupo se iba a quedar sin liquidez antes del 4 de octubre

Thomas Cook tenía un déficit de 3.500 M € en el momento de la quiebra

En efectivo tenía un millón de euros y 35 millones de euros en distintas cuentas bancarias 25 septiembre, 2019

En el momento de anunciar la suspensión de pagos, el pasado lunes, Thomas Cook acumulaba un déficit en sus cuentas de más de 3.100 millones de libras (3.500 millones de euros), según la declaración del que era el CEO del grupo Peter Fankhauser ante los tribunales británicos. Hay que recordar que en el primer semestre de su ejercicio económico (de octubre a marzo) la compañía comunicó unas pérdidas antes de impuestos de 1.456 millones de libras (1.665 millones de euros).

En la declaración, publicada por el diario The Times, Fankhauser asegura que, cuando se decidió entrar en liquidación, el grupo tenía un déficit de más de 3.100 millones de libras (3.500 millones de euros) y tras el fracaso sobre la restructuración de la deuda "la empresa se iba a quedar sin efectivo antes del 4 de octubre".

Los documentos de los tribunales señalan que entre las obligaciones financieras de la compañía se incluyen 1.900 millones de libras (2.150 millones de euros) de deuda y garantías a entidades como la Autoridad de Aviación Civil, proveedores de fianzas y proveedores de servicios de pago.

Otras obligaciones de la compañía eran los 388 millones de libras (438 millones de euros) en pagos debidos a los hoteleros y 272 millones de libras (307 millones de euros) a otros proveedores externos.

Peter Fankhauser comunica, el pasado lunes, la suspensión de pagos de Thomas Cook.

En los documentos de insolvencia presentados por la compañía difundidos por Financial Times muestran que solo se quedó con 956.670 libras (1,08 millones de euros) en reservas de efectivo y 31,2 millones de libras (35,2 millones de euros) en cuentas bancarias cuando se declaró en quiebra.

Las deudas que acumulaba el grupo lo dejaron en una situación vulnerable ante factores externos, incluida la incertidumbre del Brexit y sus competidores.

Fankhauser señala que fue precisamente "la falta de fondos" una de las principales razones por las que la dirección optó por la liquidación del grupo, después de que no pudieran hacer frente a las exigencias financieras.

Recuerda que la semana del 9 de septiembre los prestamistas del grupo habían solicitado entre 150 y 200 millones de libras (169 y 226 millones de euros) adicionales de financiación, además del acuerdo de 900 millones de libras (1.016 millones de euros) del grupo chino Fosun.

Fankhauser y el resto de directivos de Thomas Cook se enfrentan a una investigación tras la quiebra del grupo turístico.

Avatar redactor José Luis Ortega Redactor en Hoteles

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.