Diario 5715 16.10.2019 | 23:54
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Previsiones de la Fundación Impulsa

La economía circular ahorrará 175 M € al turismo en Baleares

10 octubre, 2019
  • Las empresas del archipiélago podrán reducir el uso de materiales entre un 15 y un 20% si siguen las pautas de este tipo de economía
  • Respecto al mercado laboral, supondría la creación de 2.000 empleos directos y de otros 2.000 indirectos en 2030
  • La Fundación Impusla y la OMT firmaron un acuerdo de colaboración para contribuir a la reformulación estratégica del sector

La implantación de la economía circular en el sector turístico de Baleares supondría un ahorro de 175 millones de euros anuales en 2030 y una aportación de 4.000 empleos adicionales, según explicó ayer el director técnico de la Fundación Impulsa Baleares, Antoni Riera. Dicha entidad presentó ayer en Madrid, en la sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT), una nueva estrategia orientada a facilitar la adopción de este tipo de economía en el sector hotelero de las islas e identificar las buenas prácticas que ya se están llevando a cabo al respecto.

La implementación de la economía circular permitiría a las 2.497 empresas que operan en Baleares y que consumen 800 millones de euros en materias primas, un reducción en materiales de entre un 15 y un 20%, lo que aportaría un crecimiento del 0,6% al sector turístico en las islas, añadió Riera.

En cuanto al empleo, la Fundación Impulsa Baleares, que se define como una plataforma para transformar la competitividad del sector en las islas, calcula que supondría la creación de 2.000 puestos de trabajo directos y de otros 2.000 indirectos en 2030.

Baleares no debe crecer "sobre la base de más turistas, sino de más valor" y eso significa "menos recursos, más vida útil de los productos, implementar la tecnología, la mano de obra cualificada y una gobernanza ambiciosa", explicó Antoni Riera

La iniciativa se presentó ayer en Madrid, en la sede de la OMT, con la presencia -de izquierda a derecha- de Antoni Riera y Carmen Planas, director técnico y presidenta de Impulsa Baleares, respectivamente; Manuel Butler, director ejecutivo de la OMT, y Soraya Romero, directora de Sostenibilidad de EMEA de Grupo Iberostar.

Si no apostamos por la economía circular "nos quedamos fuera del mercado", ya que "la sostenibilidad en una palanca clave para ser competitivos", añade Riera

Para la responsable de Sostenibilidad del Grupo Iberostar, Soraya Romero, "la circularidad no es un proyecto, ni una moda, sino la forma de hacer las cosas". Es asegurar los lugares de vacaciones ya que la gente "va a un destino, no a un hotel y por eso debemos conservar el destino", añadió.

Destacó, asimismo, los esfuerzos de la compañía para eliminar el uso de plástico en 2020, un consumo de pescados y mariscos más responsable con la salud de los océanos y diversos proyectos para elevar la denominada salud costera, que consiste en la protección de arrecifes de coral, manglares y praderas de algas marinas.

Actuación en el marco de la OMT

El proyecto para adoptar pautas de economía circular en el sector hotelero de Baleares supone la primera actuación que se desarrolla en el marco de la colaboración que la Fundación Impulsa suscribió en abril con la OMT con el fin de contribuir a la reformulación estratégica al que se enfrenta el sector.

El plan cuenta con un presupuesto de 100.000 euros (de los que el 50% los aporta Iberostar), al que se han sumado 14 empresas del sector entre las que se encuentran Riu y Barceló.

El avance hacia la circularidad supone “una gran oportunidad para activar el compromiso de los actores regionales con diversos objetivos de desarrollo sostenible, en concreto con el Programa One Planet, y acelerar, así, la implementación real y efectiva de la Agenda 2030”, afirmó Manuel Butler, director ejecutivo de la OMT.

Desde una perspectiva regional, la economía circular se erige “en una importante vía de progreso para transformar el actual modelo de negocio hotelero y garantizar, al mismo tiempo, su contribución al impulso de la competitividad global de Baleares”, indicó Antoni Riera.

La planta hotelera del archipiélago puede actuar “como laboratorio de circularidad para otros segmentos relevantes de la esfera turística regional, así como para otros destinos”, según Riera

Las 14 cadenas hoteleras que forman parte del Patronato de Impulsa Baleares constituyen, constituye “una masa crítica suficiente para cubrir el alcance de una actuación de estas características, pues concentra uno de cada cuatro hoteles de las islas y el know-how de una cartera de 1.003 hoteles en todo el mundo”, detalló Carmen Planas, presidenta de la Fundación.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.