Quiebras y miles de despidos en seis años

Crisis: ¿Quiénes quedaron atrás?

Marsans, Orizonia, Nobeltours, Happy Cruises y un largo etcétera han quebrado durante esta crisis. Pero no sólo grandes y medianas echaron el cierre, miles de pequeñas agencias también han cerrado, y miles de agentes de viajes se han quedado en la calle en estos seis años de recesión, según se detalla en este reportaje de la Revista Hosteltur.

Hasta 2007 el parque de agencias en España crecía a ritmos porcentuales de dos dígitos con un total de más de 12.000 agencias de viajes (centrales  puntos de venta) en aquel año previo al inicio de la crisis. Pero desde entonces, cada año –especialmente cada otoño- el sector ha asistido a sucesivas oleadas de cierres que suman cerca de 5.000 en estos seis años (2008-13) y que ha reducido el tamaño del sector en un 40% hasta las poco más de 7.000 agencias actuales.

 

Quiebras más significativas 

Viajes Marsans (incluye las marcas Viajes Crisol y Ruraltour). Sin duda ha sido la quiebra más significativa del sector turístico español, y a muchos les recuerda el caso de Viajes Meliá. Viajes Marsans cumplía 100 años en 2010. El buque insignia del grupo Marsans se vio abocada al cierre debido al intento de sus dueños, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, de evitar la quiebra de Air Comet (otra de las empresas del grupo Marsans). Durante meses se estuvo parcheando la caja de la compañía aérea con dinero procedente de la agencia de viajes. Finalmente no sólo no se consiguió evitar el cierre de Air Comet, sino que se provocó el de Viajes Marsans y el del resto de empresas, hasta la desaparición del propio grupo Marsans, que en tres años pasó de ser el grupo turístico número uno del mercado español (con una facturación conjunta de más de 3.000 millones de euros) a su extinción. 

Mundicolor, turoperador del grupo Marsans muy ligado a Viajes Marsans. Quebró igualmente a mediados de 2010. El motivo de la quiebra es el mismo que en el caso de Marsans. Nacido en el seno de Iberia, fue líder del mercado en los años 80 y 90. 

 Club Vacaciones, turoperador español propiedad de la aerolínea Spanair. Fue víctima del derrumbe de esta compañía aérea. 

Talonotel: Cerró apenas cinco años después de que los Alonso pusieran en marcha esta compañía de talones de hotel y central de reservas, tras su salida de Bancotel, empresa esta última que está intentando mantener la actividad bajo la gestión de una administradora judicial.

Nobeltour: este turopoerador especializado en grandes viajes, después de más de 25 años en el mercado se vio abocado a cesar operaciones. 

Happy Cruises: marca de Quail Cruises lanzada por los ex de Pullmantur Alfonso López y Malik Alcarea, cesó operaciones tras una singladura de poco más de tres años. 

Travelider: Este turoperador lanzado por varios grupos de gestión de agencias de viajes, después de cesar operaciones en febrero de 2010, volvió a abrir y estuvo operativo entre enero y septiembre de 2011. Finalmente, a finales de año inició su proceso de liquidación. 

Orizonia: Tras Marsans, la segunda mayor quiebra del sector de agencias de viajes y turoperadores españoles. El origen de de su quiebra estaba escrito el día de 2006 en que Carlye le compró a Iberostar su división emisora y la rebautizó como Orizonia. La fórmula de compra se basó en el modelo de apalancamiento, por el que la firma de capital riesgo apenas aportó 150 millones de euros del total de 850 que cobró Iberostar. El resto fue a base de créditos que el comprador esperaba pagar con los beneficios de la actividad de Orizonia. Pero en eso, llegó la crisis y desbarató los planes de Carlyle. Aunque Orizonia ganaba dinero, no era suficiente para pagar los créditos, y finalmente tuvo que liquidar. Orizonia estaba integrado por la agencia Viajes Iberia (rebautizada como Vibo), una división de turoperadores liderada por Iberojet, la compañía aérea Orbest y la cadena hotelera Luabay.      

12.000 agentes de viajes despedidos 

Durante estos años de crisis los 5.000 cierres de agencias han dejado en la calle a más de 12.000 agentes de viajes, según los niveles de afiliación a la Seguridad Social. Una cantidad moderada en relación al número de empresas cerradas, pero que tiene su explicación en el trasvase de agentes que se quedaron en paro a otras agencias o que les empujó a la fórmula del autoempleo, muchas veces bajo el modelo de franquiciado

Según los datos del Instituto de Estudios Turísticos, en diciembre de 2007 el sector de agencias de viajes y turoperadores registraba un volumen de más de 60.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social. Una cantidad que fue bajando paulatinamente hasta los 48.000 de diciembre de 2013.

ERES más significativos 

Viajes Halcón-Ecuador: La red de agencias de viajes de Globalia lo intentó primero con un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), al igual que lo han hecho otras grandes redes como Viajes El Corte Inglés o Viajes Barceló. Pero finalmente, además del ERTE, ha aplicado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 305 trabajadores de Viajes Halcón y a 57 de Ecuador. A esto se han sumado los 134 empleados afectados por el cierre de las 54 oficinas que Halcón gestionaba en Alcampo

Pullmantur: Esta compañía de cruceros y turoperador ha acometido a finales de 2013 una reestructuración de su presencia en España, dado que, según han manifestado, su principal fuente de actividad está en los mercados latinoamericanos, que suman el 65% de su negocio, y donde quieren seguir creciendo, mientras que renuncian a crecer en el mercado español, dada la debilidad de su emisor. Dentro de esta reestructuración, plantea un ERE que supondrá el despido de más de 150 trabajadores de sus oficinas de Madrid. La medida no afecta a otras empresas del grupo, como la agencia de viajes Nautalia o la aerolínea Pullmantur Air, en proceso de venta. 

Otras empresas, como Viajes El Corte Inglés, Catai Tours o Viajes Barceló, han aplicado Expedientes de Regulación Temporales de Empleo (ERTE), que no implican despidos, sino reducciones de jornada y salario. 

El reportaje completo sobre las consecuencias de estos seis años de crisis se puede leer y descargar en este enlace al reportaje de la Revista Hosteltur.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.