Diario 5764 13.12.2019 | 06:04
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Es un proyecto conjunto de Aena y de la aerolínea para agilizar el proceso de embarque

Iberia dispone de un sistema de reconocimiento facial en la T-4 de Barajas

22 noviembre, 2019
  • El sistema utiliza el reconocimiento de la cara para embarcar sin necesidad de mostrar la documentación
  • Se trata de un proyecto conjunto entre Aena e Iberia en vuelos desde Madrid con destino a Asturias y Bruselas
  • La principal novedad del sistema instalado en este aeropuerto es que el pasajero puede registrar su perfil biométrico a través de una app

Desde ayer está operativo en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas un sistema de reconocimiento facial para los pasajeros que vuelen con Iberia desde esta ciudad a Asturias y a Bruselas. Por el momento es un proyecto piloto, impulsado de manera conjunta entre la aerolínea y Aena, que se probará durante un periodo de entre seis meses y un año antes de extenderse a otros destinos. Los viajeros podrán identificarse en el control de seguridad general, en el fast track y en la puerta de embarque con su perfil biométrico sin necesidad de mostrar su documentación.

La principal diferencia con el sistema de reconocimiento facial que Aena instaló en marzo en Menorca es que ahora el usuario puede registrarse desde su casa, a través de las apps de Iberia y Aena, mientras que en dicha isla solo puede hacerse en el propio aeropuerto.

Es el primer proyecto biométrico en el mundo que facilita el registro de los pasajeros a través de una aplicación en sus dispositivos móviles sin necesidad de hacerlo en un punto físico, según indican desde Iberia

El proyecto, que cuenta con la colaboración de las empresas IECISA, Gunnebo y Thales, encargadas de desarrollar, suministrar e instalar el equipamiento necesario para la realización de la prueba, supone "un hito tecnológico de primera magnitud, tratando de hacer más cómoda la vida a los usuarios de los aeropueros", según destacó ayer el presidente de Aena, Maurici Lucena, en la presentación del nuevo sistema.

El presidente de Aena, Maurici Lucena, en el momento de acceder al control de seguridad, en la presentación que se realizó ayer en la T-4 del aeropuerto madrileño.

Destacó "la comodidad que representa la reducción de paradas en términos de la identidad digital. Es decir, tanto el embarque como el paso por los filtros de seguridad con la aplicación de esta tecnología van a ser mucho más rápidos. Y la voluntad de Aena, como gestor aeroportuario, es extender lo más rápidamente posible esta tecnología a toda la red de aeropuertos españoles".

Asimismo, señaló que este proyecto "es un ejemplo de los desarrollos tecnológicos que se van a producir en el futuro en asociación entre el aeropuerto y una línea aérea, como es el caso de Iberia".

El presidente de Iberia, Luis Gallego, explicó que este proyecto forma parte de "las actividades de transformación digital que estamos haciendo dentro del plan de futuro de la compañía". Se trata de que "la experiencia sea lo más fácil para el pasajero dentro del entorno aeroportuario", añadió.

Luis Gallego, presidente de Iberia, utilizó también ayer el reconocimiento facial para acceder a las instalaciones aeroportuarias.

Proceso de registro

Para darse de alta en la aplicación, el pasajero solo tiene que crear un perfil biométrico. Es decir, tiene que registrarse con sus datos en la aplicación y pulsar en “área personal”. Primero, se captura una imagen del documento de identidad del cliente y luego éste tiene que hacerse un vídeo-selfi, que permitirá al sistema determinar si el rostro del usuario se corresponde con el de la foto del documento de identidad. A continuación se envía a la base de datos de Aena.

En el momento del vuelo, el viajero tendrá que asociar su tarjeta de embarque con dicho perfil. De este modo, al hacer la facturación online se le ofrecerá la posibilidad de utilizar el reconocimiento facial en el control de seguridad y en la puerta de embarque.

Para registrarse través de la aplicación móvil es necesario contar con un DNI 3.0, que en España se emite desde 2015, pero también puede hacerse en los quioscos instalados en el aeropuerto -en el mostrador de facturación 848 y en frente del filtro de seguridad de la T4- y en este caso se podrá hacer con un DNI o un pasaporte europeo en vigor.

Los equipos se han ubicado en la zona de facturación, en el acceso al filtro de seguridad y en la puerta de embarque, donde se validarán los datos biométricos del pasajero, sus rasgos faciales (imagen de su cara) y documentación, con el objetivo de que los viajeros puedan embarcar sin necesidad de mostrar ni la tarjeta de embarque ni su documentación de identificación.

El pasajero puede registrarse en los quioscos situados en el aeropuerto, además de en la aplicación móvil.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.