Diario 5825 23.02.2020 | 13:11
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La vicepresidenta del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera

España: entre una ecotasa aérea y transportes públicos alternativos

28 enero, 2020

La vicepresidenta del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha considerado “un debate interesante” el que se está abriendo a nivel europeo de imponer una nueva ecotasa al transporte aéreo para hacer que los usuarios del avión, que es más contaminante, paguen más; una medida además razonable por progresista, ya que, “quien más viaja en avión es quien más recursos tiene”, aunque el Ejecutivo español se plantea algo más amplio: una fiscalidad ambiental con visión de conjunto, al tiempo que propone proponer transportes públicos alternativos menos contaminantes.

Tales aseveraciones fueron hechas por la ministra al ser entrevistada en el programa Más de uno de Onda Cero por Carlos Alsina. En tal sentido, afirmó que están trabajando en una revisión con el ministerio de Hacienda, ya que en el país existen distintas figuras fiscales en los diferentes niveles de la administración.

Citó el caso de Francia que ‘acaba’ de aprobar, de manera unilateral, un impuesto a la aviación y esto incluso se puede llegar a plantear que sea un nuevo ingreso para el presupuesto comunitario de la Unión Europea. En realidad, la medida fue anunciada por el Gobierno francés a principios del pasado mes de julio, por la que estableció una ecotasa sobre los vuelos desde el país, cobrada en cada billete de avión, y es aplicada a todas las aerolíneas que vuelan desde el país, independientemente de su nacionalidad, estando solo exentos los vuelos de conexión y los que van a Córcega y a los departamentos franceses de ultramar.

Francia es uno de los varios países europeos que están incitando a la Unión Europea a considerar un impuesto general a la aviación para compensar el impacto ambiental. También Suecia y los Países Bajos han pedido un acuerdo de la UE para introducir un impuesto al combustible de aviación. Una medida cuestionada por las mayores aerolíneas europeas agrupadas en la asociación Airlines for Europe (A4E) que en su conjunto pagaron el año pasado más de 5.000 millones de euros en impuestos ambientales, considerando que no son una solución porque "los gobiernos crean ecotasas de las que no gastan ni un solo céntimo en lograr una aviación más sostenible".

Lo cierto es que ya ocho países europeos -Suecia, Reino Unido, Alemania, Noruega, Suiza, Austria, Francia y Países Bajos- cobran impuestos a la aviación o al pasajero.

El partido verde alemán ha propuesto una ley que prohíba a los alemanes volar internacionalmente más de tres veces al año. Hasta ahora sólo han logrado indignadas reacciones de todos los partidos políticos y del popular diario Bild, que tituló la información “Los Verdes nos quieren quitar las vacaciones en Mallorca”.

Tren vs avión

Durante la entrevista a Teresa Ribera, salió a relucir el planteamiento del Ayuntamiento de Barcelona de eliminar el puente aéreo entre la capital catalana y Madrid dado que el AVE conecta ambas ciudades.

La ministra ha llamado la atención sobre el cambio de los patrones en las prioridades de la gente y el uso de transportes alternativos menos contaminantes, “algo más sencillo que imponer prohibiciones” según ha apuntado, recordando la tendencia a ello en países de Europa, especialmente los nórdicos, de utilizar otros transportes . “Es probable que aquí en España suceda lo mismo como Madrid- Barcelona, Madrid- Sevilla o Madrid- Valencia, "son destinos donde el tren se va imponiendo". En tal sentido, ha propuesto “facilitar alternativas, servicios de trasporte público alternativos, menos contaminantes y a precios razonables para que quien quiera desplazarse lo pueda hacer de manera menos contaminante".

Sin embargo, previamente a la tendencia de los más recientes movimientos ecológicos, el AVE ya comenzó a llevarle la delantera al avión en rutas domésticas de menos de 600 kilómetros entre grandes ciudades por las facilidades que supone el uso del tren frente a las molestias que ocasiona el transporte aéreo entre las medidas de seguridad en el aeropuerto, las colas, la facturación y recogida del equipaje, entre otras.

Según cifras de Fomento, por corredores, el AVE controla una cuota del 89% en el mercado Madrid-Sevilla y el avión el 11% restante; del 63% en el mercado Madrid-Barcelona frente al 37% del avión y en el mercado Madrid-Valencia el AVE también alcanza un 89% de cuota de mercado frente al avión.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.