Diario 5862 07.04.2020 | 07:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Reservas para la Semana Santa

Suben un 24% las cancelaciones de hotel: toca gestionar la incertidumbre

El miedo al coronavirus provoca entre los consumidores un freno en el ritmo de reservas y un aumento de cancelaciones 5 marzo, 2020
  • Datos recopilados por Mirai muestran que ya se ha producido un cambio de tendencia
  • El ritmo de reservas para Semana Santa "venía fuerte" antes de la crisis del coronavirus
  • Mirai aconseja a los hoteleros que flexibilicen tarifas y que contacten con los clientes

Las cinco semanas que quedan de aquí hasta las vacaciones de Semana Santa pueden ser de infarto para los hoteleros españoles debido al miedo al coronavirus. De hecho, datos recopilados por Mirai muestran que ya se ha producido un cambio de tendencia. "El pickup (ritmo de reservas) para Semana Santa venía fuerte (la misma tendencia que 2019 o algo mejor) pero desde el 24 de febrero observamos una ralentización y un repunte fuerte de las cancelaciones", explica esta empresa especializada en distribución hotelera.

Cambio de tendencia

Tal como podemos ver en la infografía interactiva, a partir de la "semana -6" (esto es, cuando quedan seis semanas antes de Semana Santa) "hay un claro freno en la demanda y un evidente cambio de tendencia", según explica Mirai.

Concretamente, "pasamos a un -25% de noches de hotel vendidas menos que la semana -7. El dato esperado era un -15% estimándolo en cómo iba el año ¿Se siguen vendiendo noches de hotel? Claro que sí, pero a mucho menor ritmo. De hecho es una caída del -34% respecto al dato que se esperaba", comenta Pablo Delgado, CEO de Mirai.

"Otra variable en la que se percibe un cambio importante la vemos al comparar el número de noches de hotel canceladas versus el número de noches de hotel generados (siempre para Semana Santa). Mientras esperábamos unas cancelaciones del 18,5% para la semana -6, vemos que se nos dispara a 24%".

Haciendo un balance (juntando ritmo de reservas y cancelaciones), "vemos cómo el resultante neto es un mal dato para la semana -6. Pasamos de un esperado +9% a un -35%".

"Efecto miedo"

A la vista de estos datos, Pablo Delgado considera que "indudablemente el coronavirus y toda la prensa alrededor están generando un efecto miedo/pánico en los clientes".

"Aún así, aunque se venda menos y se cancele más, seguimos en tasas positivas de pickup: no se destruyen noches de hotel netas para Semana Santa, si bien en tasas mucho más bajas que el año pasado", añade el CEO de Mirai.

En cualquier caso, quedan cinco semanas para la Semana Santa y esto tiene una doble lectura: "Si esta crisis pasa rápido, hay margen para recuperar. Si esta crisis va a más, no es de extrañar más cancelaciones y más freno del pickup" (ritmo de entrada de reservas con respecto al período equivalente del año anterior).

Pendientes del telediario

Así las cosas, de cómo evolucione el goteo de noticias sobre el coronavirus en las próximas medidas dependerán en buena parte las ventas y cancelaciones de aquí hasta Semana Santa.

Tal como apunta Yolanda Argüelles, gestora de cuentas para España de Mirai, “la demanda doméstica en Semana Santa variará en función de donde estén los focos de contagio".

De este modo, si cuando llega la primavera baja el número de contagios al aumentar las temperaturas, "tendremos un pico de reservas de última hora de gente que no quiere renunciar a sus vacaciones, pero dependerá de la evolución de la epidemia".

En cualquier caso, añade Pablo Delgado, "es de esperar una caída de precio medio (ADR) para Semana Santa ya que los hoteles usarán su arma más potente para potenciar ventas. Con el hándicap clásico de que bajar el precio puede potenciar más aún las cancelaciones de clientes que vuelven a reservar".

"Aunque se venda menos y se cancele más, seguimos en tasas positivas de pickup: no se destruyen noches de hotel netas para Semana Santa"

Gestionar la incertidumbre

Por todo ello, desde Mirai se apuntan varios consejos para los hoteleros para gestionar la incertidumbre.

"Ante esta crisis sería bueno flexibilizar las políticas más estrictas (las no reembolsables o cancelaciones con 2-3 semanas de antelación) y ponerse en contacto con los clientes para hacerles saber de este cambio evitando así cancelaciones anticipadas", explica Pablo Delgado.

"Tratar de dar este mensaje de tranquilidad y de flexibilidad es importante porque de otro modo los clientes cancelarán antes de que les apliquen penalizaciones", añade.

Por otra parte, "en las reservas flexibles (con cancelación sin penalización hasta última hora) es aconsejable igualmente contactar con los clientes para hacerles saber que su reserva la pueden cancelar sin coste hasta última hora".

"Ante todas estas noticias y pánico creado, muchos clientes pueden verse tentados a cancelar aún pudiéndolo hacer más adelante sin penalización. Si podemos evitar que cancelen en espera de que vengan mejores noticias, eso que ganaremos. Luego conseguir que volvieran a reservar sería mucho más complicado". 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.