Diario 5865 10.04.2020 | 02:28
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista

Turisme de Barcelona: nueva etapa con Marián Muro al frente

"Tenemos que trabajar ya en el día después del coronavirus y en el posicionamiento de Barcelona" 10 marzo, 2020
  • Gestión del coronavirus: "Tenemos que dar un mensaje proporcionado a la realidad"
  • Objetivos: "Hay que incorporar la necesidad de contribuir a un desarrollo sostenible"
  • Estrategia: "Quiero una promoción donde público y privado vayan completamente alineados"

Marián Muro comenzó a ejercer como nueva directora de Turisme de Barcelona la semana pasada y el jueves por la tarde recibía a HOSTELTUR para conceder su primera entrevista. Es un momento delicado para la ciudad tras la cancelación del Mobile World Congress. Ese mismo día por la tarde se anunciaba el aplazamiento hasta septiembre de los salones Hostelco y Alimentaria debido a la crisis del coronavirus.

Marián Muro, fotografiada en la entrada de las oficinas de Turisme de Barcelona, el pasado jueves 5 de marzo.

¿Cómo está abordando Turisme de Barcelona la crisis provocada por la propagación del coronavirus en Europa, teniendo en cuenta que ya provocó la cancelación del Mobile World Congress y amenaza ahora tanto el turismo MICE como el vacacional?

Tenemos que dar un mensaje proporcionado a la realidad. Hablamos de una enfermedad donde la mayoría de los casos se está curando y disponemos además de un sistema sanitario que da seguridad y garantías. Hago un ejercicio de relativizar las cosas.

Lógicamente estamos monitorizando la situación y viendo la afectación que puede tener en la parte de congresos e incentivos y en el segmento de viajes de ocio. Estamos teniendo reuniones periódicas para ver en qué situación estamos. En todo caso no podemos luchar contra escenarios de pánico sino explicar la realidad.

En Barcelona ya tenemos casos de coronavirus pero estamos en un entorno donde tenemos una sanidad estupenda y se están tomando las medidas establecidas. Este es el mensaje, la realidad, que estamos trasladando a los mercados emisores. Por tanto, debemos seguir haciendo las cosas normales salvo aquellas que las autoridades sanitarias consideran que no son oportunas. Pero hay que tener un clima de absoluta tranquilidad.

"Estamos en un entorno donde tenemos una sanidad estupenda y se están tomando las medidas establecidas"

¿Qué otras medidas contemplan para lidiar con la crisis del coronavirus?

Vamos a intentar ayudar, en promoción y dando soporte, a todas aquellas entidades e instituciones que tienen proyectados eventos.

En todo caso, debemos pensar también que esto va a ser algo transitorio, por eso tenemos que trabajar ya en el día después y en el posicionamiento de Barcelona.

En 2017 la asociación empresarial Barcelona Global organizó un foro para llamar la atención sobre la deriva de la marca Barcelona. Usted estaba ahí. ¿Cómo ve ahora la situación?

Desde una perspectiva turística creo que ha habido un cambio. Se nota un mayor consenso entre administraciones y sector privado para situar la marca Barcelona con todos los atributos que siempre se le han asociado. Pero también es cierto, y aquí comulgo, que toda esta estrategia y todo este posicionamiento no se puede hacer a cualquier precio

Es decir…

Todas las grandes ciudades del mundo hemos incorporado un discurso a nuestra forma de hacer que es la sostenibilidad aplicada al ámbito local. Y esto no tienen que ser palabras. Hay que incorporar en el ADN de las organizaciones la necesidad de contribuir a un desarrollo sostenible y social. El turismo tiene que ser una actividad que realmente aporte riqueza de una forma mucho más equilibrada con todos los agentes locales donde desarrolla su actividad. Por eso digo que no todo vale.

¿Eso por qué lo dice?

Porque nosotros somos los primeros que tenemos que preservar los recursos con que contamos e intentar contribuir directamente para esa sostenibilidad.

¿No le preocuparía, por tanto, si desciende el número de turistas que llegan a Barcelona?

No tenemos que basar nuestros objetivos en crecimientos cuantitativos. Este no es el objetivo. Debemos incrementar objetivos cualitativos. Nos interesa el turista sostenible, respetuoso con la ciudad, independientemente de su edad o poder adquisitivo. Los viajeros respetuosos también pueden ser estudiantes que vienen con una mochila a conocer Barcelona.

¿Y qué puede hacer la ciudad para tener más turistas respetuosos y menos turistas gamberros?

Por ejemplo, impulsar normativas que sancionen aquellas conductas incívicas. Y desde luego, no promover ni ayudar a determinada oferta que en un momento dado lanzan productos tipo “Ven a pasar tu loca despedida de soltero a Barcelona” porque esa no es la imagen que queremos como ciudad.

"Tenemos que estar al servicio de, ser facilitadores. Los proyectos tienen que ejecutarse, porque eso genera ilusión"

¿Cómo le gustaría que fuese la promoción turística de Barcelona de ahora en adelante?

Estoy pensando en hacer una promoción de Barcelona donde sector público y sector privado tienen que ir completamente alineados. Turisme de Barcelona es una entidad con vocación de servicio. Por eso tenemos que ayudar y tejer alianzas. Tenemos que estar al servicio de, ser facilitadores. Los proyectos tienen que ejecutarse, porque eso genera ilusión. También tenemos que pensar en una promoción más diversificada.

¿Por ejemplo?

La ciudad tiene un 46% de turistas que repiten. No todos volverán a visitar la Sagrada Familia. ¿Por qué no los comenzamos a reconducir? Vamos a explicarles todo lo que pueden hacer más allá de los iconos propios de la ciudad, en el área metropolitana y en otras partes de Cataluña: Cardona, Vic, El Priorat… Pero ojo, no basta con promocionar.

¿A qué se refiere?

No se trata solo de hacer folletos. Yo puedo querer poner en valor muchos sitios de la Cataluña interior o del área metropolitana De Barcelona. Pero poner en valor es crear el producto y que sea accesible para la gente que nos visita. Si yo no tengo cómo llegar a determinados sitios no hace falta que hagamos tantos folletos.

Una cosa es el recurso turístico y otra el producto…

Claro. Cualquier recurso que queramos transformar en producto deberá tener horarios de apertura, atención en idiomas, servicios, actividades, modo de transporte hasta allá… Yo soy una gran partidaria de la desconcentración del turismo porque tenemos iconos de sobras y las distancias aquí permiten perfectamente estos desplazamientos. Pero debe crearse el producto turístico y el visitante tiene que poder llegar con facilidad.

"Estamos viendo determinados mercados, por ejemplo el alemán, donde determinados públicos consideran muy importante los criterios de sostenibilidad"

Antes se ha referido a la apuesta por la sostenibilidad. En este sentido, Turisme de Barcelona está impulsando el sello Biosphere. ¿Cómo convencería a los hoteles para que hagan el esfuerzo de sumarte a esta iniciativa?

Aparte del compromiso medioambiental que pueda tener cada uno, esto simplemente ya es un requerimiento real de la demanda. Estamos viendo determinados mercados, por ejemplo el alemán, donde determinados públicos consideran muy importante los criterios de sostenibilidad, si reciclan, etc. Es otra liga ya. Y las nuevas generaciones de consumidores también están dando valor a esto, que tiene otras afectaciones por ejemplo en la alimentación.

Hay algunos movimientos vecinales en Barcelona que reclaman el decrecimiento turístico. ¿Qué opina?

Debemos ponernos en el lugar del otro, pero de ahí a querer cargarse todo un sector clave para la economía de la ciudad hay un abismo. Hay externalidades que son negativas, claro, las cuales podemos minimizar de varias maneras: con la ayuda de las nuevas tecnologías y apoyándonos en el ecosistema de startups de Barcelona para gestionar mejor las altas densidades; creando nuevos imaginarios turísticos en la ciudad y en otras partes de Cataluña para desconcentrar el turismo; apostando por un turismo respetuoso y de calidad donde no importe tanto el número de turistas…

Pero en cualquier caso, todos los que trabajan en el sector o con el sector -desde el carpintero que monta estands hasta los proveedores de alimentos, las compañías de refrescos o los bancos- también deberían explicar a la sociedad todas las aportaciones directas e indirectas del turismo a la economía. Cuando se está criticando ferozmente al turismo ¿dónde está toda esta gente?

Avatar redactor Xavier Canalís Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar gauditours gauditours hace 4 semanas
La verdad que da gusto leer la opinión de Marian muro, a quien no tengo el gusto de conocer de momento. Barcelona necesita un turismo de calidad, diversificar la oferta, descongestionar el centro y evitar que el turismo de temporada suponga un calvario para los residentes que forman parte fundamental del destino. Para eso se necesita una administración con los ojos abiertos, que no quiera ganar a corto plazo, sino que conviertan la palabra sostenibilidad en un modus operandi. Evitar el monopolio de las grandes empresas del turismo es clave para permitir la diversidad. Los free tours en el centro o los Rickshaw por l barceloneta no tienen cabida, bajo mi juicio, en una ciudad con un turismo amable. No pretendo que les impidan hacer su negocio, sino que incentiven y faciliten a los pequeños el acceso al mercado competitivamente y juguemos todos con las mismas reglas no aprovechandose de vacios legales o de mirar a otro lado.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.