Diario 5906 28.05.2020 | 13:52
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Hacia la reapertura

Balnearios: más tratamientos individuales y productos no reutilizables

El ICTE ha enviado los protocolos para que sean aprobados por el Ministerio de Sanidad 8 mayo, 2020

El sector turístico español está a la espera de la aprobación por parte del Ministerio de Sanidad de los protocolos que ha diseñado el Instituto de Calidad Turística Hotelera (ICTE) para minimizar los riesgos higiénicos-sanitarios provocados por el coronavirus. El borrador para balnearios, al que ha tenido acceso HOSTELTUR, plantea una serie de pautas y requisitos que deberán cumplir para la prestación del servicio y que implicará readecuar instalaciones y equipamientos. Control de aforos, más desinfección y el uso de productos desechables son algunos de los puntos destacados. Puesto que se trata de establecimientos sanitarios que utilizan aguas medicinales para sus tratamientos, para el uso de piscinas cubiertas y exteriores se encuentran a la espera del informe científico que han solicitado para conocer cuál es el comportamiento del virus en el agua.

Este documento, que espera la aprobación de las autoridades de sanidad, alcanza a balnearios y otros establecimientos turísticos que no siendo centros sanitarios ni teniendo aguas mineromedicinales, utilicen agua con fines de bienestar.

A partir de ahora la gestión de riesgo deberá formar parte de todos los procesos del establecimiento -por lo que deberán contar con un comite- y tendrán que elaborar un Plan de Contingencia que detalle las medidas concretas para reducir los riesgos de contagio de la Covid-19.

Distancia de seguridad

Cada balneario deberá planificar las tareas y procesos de trabajo de tal forma que se garantice la distancia de seguridad, por lo que será necesario adaptar la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios (mobiliario, estanterías, pasillos, etc.). Los turnos deberán planificarse, siempre que sea posible, de forma que se concentren los mismos empleados en los mismos horarios.

En las reuniones internas el distanciamiento social también deberá respetarse y establecerse las normas de uso de las instalaciones para mantener la distancia en ascensores, comedores, accesos y zonas comunes, zona de tratamientos, etc.

Personal

Para garantizar la seguridad de empleados y clientes, se recomienda realizar tests y tomar la temperatura, para lo que se requerirá disponer de un termómetro sin contacto. Además, deberán evaluar la presencia en el entorno laboral de grupos vulnerables frente a la COVID-19 y determinar las medidas específicas de seguridad para este personal.

Cada balneario deberá garantizar la protección de los empleados proporcionando los EPIs adecuados previa evaluación de riesgos laborales y si alguno de los servicios se encuentra subcontratado, la empresa principal supervisará que el personal cuenta con los equipos de protección individual necesarios.

Imagen del circuito de contrastes de la Capilla de San Pedro en Castilla Termal Monasterio de Valbuena.

Limpieza

Dado que el cliente buscará seguridad y comodidad, el protocolo de limpieza establece que se incremente su frecuencia y respasos, principalmente en las zonas de mayor contacto como superficies, pomos, lavabos, grifería, manivelas, ascensores, mostrador de recepción, puertas, teléfonos, mandos a distancia, botón de descarga del wc, barreras de protección, control de climatización, secador, pasamanos.

A su vez, el Incremento de la frecuencia de análisis bacterianos en los vasos y la intensificación de las limpiezas y desinfección de los objetos y superficies de contacto en el entorno del agua y la ventilación diaria de las zonas de uso común en las que haya habido clientes. Será clave que quede registro diario de estos procesos.

Limpieza del área de tratamientos

Los espacios en los que se hacen los tratamientos los procesos serán más profundos:

  • Limpieza equipos de terapia respiratoria, grifos, duchas y puntos terminales que se usen con frecuencia
  • Paredes y traseras de las bañeras de uso individual sin recirculación, después de su uso;
  • Paredes y traseras de los vasos (al final de cada día de trabajo);
  • Cabinas de tratamiento.

Comportamiento del personal

Cada empleado deberá conocer el plan de contingencia diseñado y, en forma específica, sus responsabilidades en el marco de la gestión del riesgo, para eso tendrá que recibir información clara y formación específica.

Por la facilidad de propagación del virus, el personal tendrá que:

  • Llevar el cabello recogido, no portar anillos, pulseras, pendientes o similares.
  • Llevar las uñas cortas y cuidadas.
  • Llevar diariamente la ropa de trabajo limpia.
  • Evitar el saludo con contacto físico, incluido el dar la mano
  • Respetar la distancia de seguridad
  • Lavarse minuciosamente las manos antes y después de cada tratamiento
  • Desinfectar frecuentemente los objetos de uso personal (gafas, móviles, etc.) con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón cuando sea factible
  • No compartir equipos de trabajo o dispositivos de otros empleados. Si no fuera posible, se deberán establecer pautas de limpieza y desinfección entre uso y uso.

Personal en área de tratamientos

En cuanto a los equipos higiénicos, estos empleados deberán utilizar pantalla (o gafas) en aquellas circunstancias en las que el nivel de humedad relativa lo permita, reforzada con mascarilla, y debe contemplarse también el uso de gafas o pantallas con sistema anti vaho.

Recepción

Los balnearios tendrán que establecer sistemas para evitar aglomeraciones en recepción y asegurar la distancia de seguridad entre el personal y los clientes si fuera necesario instalando un elemento físico de separación, de fácil limpieza y desinfección.

Los mostradores deben limpiarse y desinfectarse de forma periódica y si se entregan llaves o tarjetas deberán ser depositadas en un recipiente para su desinfección. La zona deberá contar con solución hidroalcohólica y tendrán que fomentarse el pago con tarjeta u otros medios electrónicos. El TPV deberá desinfectase tras cada uso y la tarjeta sólo ser manipulada por el cliente.

Se debe disponer de los números de emergencias y hospitales o centros de salud cercanos.

Tratamientos terapéuticos

Si para el tratamiento terapéutico a recibir fuera necesaria la consulta previa, si el médico detecta sintomatología compatible con COVID-19, no permitirá el acceso a las instalaciones. En el resto de servicios de carácter lúdico o de bienestar, se registrará una declaración responsable de los clientes que acredite sus incompatibilidades para recibir los tratamientos.

En el servicio médico deberán controlar el aforo de la sala de espera y la sala de consulta médica limpiarse y desinfectarse periódicamente. Durante el examen a los clientes se debe comprobar la temperatura corporal del paciente, preferiblemente con termómetro sin contacto

Vestuarios e instalaciones sanitarias

  • Debe controlarse el aforo
  • Los aseos deben contar con dispensador de jabón, y papel de secado o secador de manos.
  • Se deben evitar las toallas de manos, incluso las de uso individual.
  • Se debe asegurar la reposición de consumibles en todo momento (jabón, papel de secado, etc.)
  • Se debe prescindir de secadores de pelo de uso común.
  • Las papeleras deben contar con apertura de accionamiento no manual y disponer de doble bolsa interior.
  • Se recomienda disponer de grifería de accionamiento no manual (por pedal o sensores)

Áreas de tratamiento

Cada balneario tendrá que determinar qué técnicas de su catálogo va a aplicar en los distintos escenarios de evolución de las recomendaciones de las autoridades sanitarias en el contexto COVID-19, considerando los siguientes criterios:

  • Existencia de estudios científicos que den cuenta del mayor o menor riesgo de contagio (por ejemplo no deben realizarse tratamientos por vía amniátrica, como aerosoles o nebulizadores, mientras no se disponga de información sobre los riesgos inherentes a estos tratamientos en el contexto actual)
  • La posibilidad de desinfección o esterilización de los materiales y cabinas;
  • Algunas técnicas colectivas deberán aplicarse de manera individual.
  • En el caso concreto de aplicación de barros o peloides, serán desechables de aplicación única o, si se reutilizan para el mismo cliente, la organización deberá identificar el peloide con su nombre.
  • Los parafangos no podrán utilizarse si han sido empleados para otros clientes sin barrera física de protección en su aplicación

Zona seca

  • Debe encontrarse a una temperatura entre 23 y 26ºC.
  • Todo el equipamiento (sofás, camas para la relajación, etc.) debe ser lavable y fácilmente desinfectable
  • El uso de toalla o albornoz debe ser obligado en el uso de todo equipamiento para evitar el contacto físico entre los clientes y el equipamiento.
  • Se desinfectará periódicamente.

Zona húmeda

  • Se intensificará la desinfección del pasamanos.
  • No se deben emplear alfombras ni moquetas;
  • Contar con un espacio (cubo, cesto, etc.) en el que los clientes puedan depositar las toallas usadas; se utilizarán recipientes con tapa y pedal, con bolsa interior para la colocación de toallas usadas
  • El tratamiento hidropínico debe ser asistido.
  • El servicio complementario de agua tras los tratamientos se realizará mediante agua embotellada y no mediante fuentes de uso común (excepto si se trata de fuentes de fluido continuo, en cuyo caso se emplearían vasos desechables).
  • El uso de piscinas se determinará de acuerdo a los resultados del informe científico solicitado

Alojamiento

El balneario debe remitirse a las Medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios para hoteles y apartamentos turísticos (ICTE, 2020) y Medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios para servicios de restauración (ICTE, 2020).

Gimnasio

  • Definir el aforo que asegure la distancia de seguridad (también entre máquinas)
  • Las clases colectivas o grupales deben garantizar un espacio de 2x2 al margen del profesor. Las posiciones deberían marcarse en el suelo.
  • Se deben evitar los ejercicios que conlleven contacto.
  • Las actividades que se puedan realizar al aire libre se llevarán a espacios abiertos.
  • Se debe asegurar un período sin actividad entre sesiones de clases colectivas para acceder a la limpieza y desinfección de las salas
  • Tras la utilización de cada una de las máquinas entre clientes, se procederá a su limpieza y desinfección.
  • Se retirarán los elementos comunes de gimnasio como pueden ser pesas, bolas de fitness, mancuernas, etc. si no es posible la desinfección entre el uso por un cliente y otro.
  • Si no se puede garantizar la distancia de seguridad en este tipo de instalaciones, se recomienda cerrar la instalación temporalmente

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.