Diario 5936 02.07.2020 | 23:28
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Gestionando la crisis

Europa busca salvar las vacaciones de verano con una reapertura gradual

13 mayo, 2020
  • La Comisión Europea ha establecido unas directrices bastante generales cuya aplicación y tiempos recaen completamente en los Estados miembro
  • Tres fases para la apertura, manteniendo la etapa actual, una segunda fase de contacto entre países en situación similar y la apertura final
  • Uso obligatorio de mascarilla y distanciamiento social en aviones, trenes, autobuses, aeropuertos y estaciones de tren

La Comisión Europea (CE) ha presentado un paquete de directrices y recomendaciones que orienten a los Estados miembros en el levantamiento gradual de las restricciones de viaje y transporte aéreo y que permitan a las empresas turísticas reabrir, después de meses de cierre, respetando las precauciones sanitarias necesarias. La CE ha manifestado su esperanza de salvar millones de empleos turísticos amenazados por la pandemia de coronavirus en Europa, el principal destino de vacaciones del mundo. Reconoce que las restricciones de viaje para combatir el coronavirus ya han tenido un impacto devastador en el sector, y también las aerolíneas de todo el continente se ha visto obligadas a suspender decenas de miles de empleos.

Bruselas recomienda la apertura de las fronteras internas de la Unión Europea (UE), con una desescalada en tres fases y corredores seguros entre países con situaciones similares en cuanto a contención de la pandemia.

La CE destaca que el turismo es vital para la UE en su conjunto: representa el 10% del PIB y el 12% de los empleos. Y es especialmente importante para los países del sur que ya luchan con la deuda y el impacto de COVID-19, especialmente Grecia, Italia y España.

"La orientación de hoy puede ser la oportunidad de una mejor temporada para los muchos europeos cuyo sustento depende del turismo y, por supuesto, para aquellos que desean viajar este verano", dijo a la prensa la vicepresidenta ejecutiva de la comisión de la UE, Margrethe Vestager.

Conferencia de prensa de las comisionadas europeas de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides; de Interior, Ylva Johansson; y de Transporte, Adina Vălean

Enfoque por fases

Si bien las decisiones sobre la reapertura de las fronteras recaen en los gobiernos nacionales, Bruselas insta a los 27 estados de la UE a adoptar un enfoque coordinado para levantar las restricciones, después de un comienzo fortuito de la crisis en la que las capitales cerraron las fronteras con poca o ninguna consulta.

La UE propone un enfoque de tres etapas, comenzando con la situación actual en la que la mayoría de los viajes no esenciales a través de las fronteras están prohibidos.

En la siguiente fase, la UE quiere que se levanten las restricciones fronterizas entre países y regiones en una etapa similar de la pandemia, y donde la situación de salud está mejorando.

En la fase final, todos los controles fronterizos relacionados con el coronavirus se levantarían y se permitiría viajar por toda Europa una vez más.

Bruselas insta a los gobiernos a considerar los factores económicos y sociales, así como la salud, mientras sopesan la reapertura de sus fronteras. "Lo que recomendamos es que cuando tomen decisiones, lo hagan en función de unos ciertos criterios, por ejemplo, la capacidad sanitaria" de forma que los países sean capaces de asumir nuevos casos, señala Bruselas.

Destaca la aplicación del principio de no discriminación: cuando un Estado miembro decide permitir viajar a su territorio o a regiones y áreas específicas dentro de su territorio, debe hacerlo de manera no discriminatoria, permitiendo viajar desde todas las áreas, regiones o países de la UE con condiciones epidemiológicas similares. Cualquier restricción debe levantarse sin discriminación, a todos los ciudadanos de la UE y a todos los residentes de ese Estado miembro, independientemente de su nacionalidad.

La CE pide también que esos criterios se actualicen a través de la "vigilancia y el seguimiento" y de la evolución de la situación en cada país y la "capacidad de rastreo" de los contagios, aunque sugiere que las aplicaciones informáticas de rastreo sean "voluntarias" y no obligatorias, al tiempo que destaca la importancia de la coordinación entre estas.

El paquete de turismo y transporte de la Comisión incluye:

Una estrategia general hacia la recuperación en 2020 y más allá;

Un enfoque común para restaurar la libre circulación y levantar las restricciones en las fronteras internas de la UE de manera gradual y coordinada ;

Un marco para apoyar el restablecimiento gradual del transporte al tiempo que garantiza la seguridad de los pasajeros y el personal ;

Una recomendación cuyo objetivo es hacer que los vales de viaje sean una alternativa atractiva al reembolso en efectivo para los consumidores ;

Criterios para restaurar las actividades turísticas de manera segura y gradual y para desarrollar protocolos de salud para establecimientos hoteleros como hoteles.

Reanudación segura de servicios turísticos:

La Comisión establece un marco común que proporciona criterios para restaurar de forma segura y gradual las actividades turísticas y desarrolla protocolos de salud para hoteles y otras formas de alojamiento, para proteger la salud de los huéspedes y los empleados. Estos criterios incluyen evidencia epidemiológica; que exista suficiente capacidad del sistema de salud para la población local y los turistas; robusta capacidad de vigilancia y monitoreo y prueba y rastreo de contactos.

Estas pautas permitirán a las personas alojarse de manera segura en hoteles, sitios para acampar, Bed & Breakfast u otros establecimientos de alojamiento de vacaciones, comer y beber en restaurantes, bares y cafeterías e ir a playas y otras áreas de ocio al aire libre.

Apoyo al sector turístico europeo

Garantizar liquidez para las empresas turísticas, en particular las PYME, mediante:

o Flexibilidad bajo las normas de ayuda estatal que permiten a los Estados miembros introducir esquemas de garantía para cupones y otros esquemas de liquidez, para apoyar a las empresas en los sectores de transporte y viajes y garantizar que se satisfagan las reclamaciones de reembolso causadas por la pandemia de coronavirus.

o Financiación comunitaria: la UE continúa proporcionando liquidez inmediata a las empresas afectadas por la crisis a través de la Iniciativa del Instrumento de Respuesta de Coronavirus, bajo gestión compartida con los Estados miembros. Además, la CE ha puesto a disposición hasta 8 000 millones de euros en financiación para 100.000 pequeñas empresas afectadas por la crisis, con el Fondo Europeo de Inversiones .

o Ayuda al empleo con hasta 100.000 millones de euros de financiación del programa SURE:

Señalan que el programa SURE está ayudando a los Estados miembros a cubrir los costes de los planes nacionales de trabajo a corto plazo (ERTE) y medidas similares que permiten a las empresas salvaguardar los empleos.

La Comisión asegura que trabajará con los Estados miembros para promover un sistema de cupones de patrocinio en el que los clientes puedan apoyar sus hoteles o restaurantes favoritos. La CE también promoverá campañas de comunicación paneuropeas que presenten a Europa como el destino turístico número uno.

Mascarillas a bordo

Además del impacto económico, las vacaciones anuales de verano son un ritual importante apreciado por millones de europeos. "Este no será un verano normal...Pero cuando todos hacemos nuestra parte, no tenemos que enfrentar un verano atrapado en casa o completamente perdido para la industria del turismo", dijo Vestager.

La CE propone directrices que presentan principios generales para la restauración segura y gradual del transporte de pasajeros por vía aérea, ferroviaria, terrestre y fluvial, con una serie de recomendaciones como la necesidad de limitar el contacto entre los pasajeros y los trabajadores del transporte, y los propios pasajeros, reduciendo, cuando sea factible, la densidad de pasajeros.

Las pautas también incluyen indicaciones sobre el uso de equipos de protección personal, como mascarillas faciales y protocolos adecuados en caso de que los pasajeros presenten síntomas de coronavirus. Las directrices también hacen recomendaciones para cada modo de transporte y exigen coordinación entre los Estados miembros a la luz del restablecimiento de las conexiones graduales entre ellos.

Agrega que las vacaciones en esta época del coronavirus serán muy diferentes a las anteriores, con medidas establecidas para minimizar el riesgo de infección.

En tal sentido, la CE establece el uso de mascarilla por los viajeros mientras viajan en transporte compartido como aviones, trenes y autobuses, así como en centros como aeropuertos y estaciones de ferrocarril.

Asimismo, indica que deberá viajar un número menor de pasajeros a bordo para permitirles mantener un distanciamiento seguro, y se cerrarán los carros buffet y los vagones comedor.

También señala que se instará a los hoteles y restaurantes a limitar el número de huéspedes para que puedan respetar las reglas de distanciamiento social.

Con el fin de vigilar de cerca el progreso de la enfermedad, e identificar rápidamente cualquier punto de acceso, los países de la UE han acordado garantizar que las aplicaciones telefónicas de rastreo de contactos funcionen a través de las fronteras.

Bonos atractivos y flexibles

En cuanto a la polémica de los bonos que están ofreciendo las aerolíneas los pasajeros de vuelos cancelados por la pandemia en lugar de devolverles el importe del billete, la UE recuerda que los viajeros tienen derecho a elegir entre cupones o reembolso en efectivo por billetes de transporte cancelados (avión, tren, autobús / autocar y transbordadores) o paquetes de viaje.

Si bien reafirma este derecho, la recomendación de la Comisión Europea apunta a garantizar que los cupones o bonos se conviertan en una alternativa viable y más atractiva al reembolso de los viajes cancelados en el contexto de la pandemia actual, que también ha ejercido fuertes dificultades financieras para los operadores de viajes.

Los comprobantes voluntarios deben estar protegidos contra la insolvencia del emisor, con un período mínimo de validez de 12 meses, y ser reembolsables después de un año como máximo, si no se canjean. También deberían proporcionar a los pasajeros suficiente flexibilidad, debe permitir que los pasajeros viajen en la misma ruta bajo las mismas condiciones de servicio o que los viajeros reserven un contrato de viaje combinado con el mismo tipo de servicios o de calidad equivalente. Asimismo, deberían ser transferibles a otro viajero.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.