Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Funcas estima que los ingresos por turismo extranjero caerán a la mitad de 2019

La crisis turística provocará una caída de 2,5 puntos en el PIB español

Más de 147.000 empresas turísticas aplicaron ERTE 20 julio, 2020 Premium
  • Funcas estima que los ingresos por turismo extranjero pasarán de 71.237 millones de euros en 2019 a 33.600 millones en 2020
  • Calculan que 147.000 empresas del sector turístico se acogieron a los ERTE, cubriendo a 948.000 trabajadores
  • Los rebrotes podrían "ser costosos" para la actividad turística porque afectarán la confianza

Por la crisis del coronavirus los ingresos por turismo extranjero en España podrían caer a la mitad del año pasado, según un informe de Funcas, lo cual tendrá un efecto “catastrófico” en el PIB turístico y dado el peso del sector en la economía nacional “entre 2 y 2,5 puntos de la caída del PIB en 2020 podrían estar asociados al turismo”. Si bien este verano el mercado local será fundamental, no compensará la caída de turistas internacionales.

En marzo, cuando España comenzó a aplicar medidas para frenar el avance del virus, se registró una caída del 64% en los visitantes extranjeros, en abril el INE certifió que el gasto turístico fue cero, en mayo el tráfico de turistas internacionales fue nulo y “probablemente” también lo haya sido en junio a pesar de la reapertura el 21.

“Si comparamos con 2019, este trimestre en blanco supone una pérdida de 22.000 millones de ingresos en balanza de pagos”, detalla Funcas

Y agrega que “en el tercer trimestre, las llegadas de visitantes internacionales podrían situarse un 50% por debajo del nivel de 2019, con una tendencia creciente como indican los datos de reservas”. Para el cuarto trimestre “suponemos que las llegadas internacionales ya alcanzarían el 80% de los números del pasado año”.

Con estos datos, la consultora prevé que la pérdida de visitantes traiga aparejada “una drástica reducción en los ingresos foráneos, que podrían reducirse a menos de la mitad”.

De los 71.237 millones que en 2019 reflejaron las cuentas de la balanza de pagos por ingresos provenientes del turismo, “2020 se situaría en el entorno de los 33.600 millones”, por lo que “el impacto en el saldo final será por lo tanto de una magnitud nunca vista y afectará de lleno al PIB turístico”

Funcas plantea que “se podría pensar que esta situación fuese mitigada por el cambio de destino del turismo de los residentes en España”, ya que el turismo nacional el año pasado supuso un gasto "de más de 48.000 millones de euros" según la Encuesta de Turismo de Residentes citada, siendo el tercer trimestre el más importante “con un 40% del gasto anual”. Sin embargo advierte que “esa posibilidad se enfrenta a varias dificultades”, razón por la cual “no se puede aspirar a que el turismo residente compense la pérdida de visitantes foráneos, pero sí a que haya un cierto desvío del gasto en el tercer trimestre que suavice el impacto”.

“Cabría esperar que los efectos del shock en el PIB turístico se situaran posiblemente por encima del 25%”, dicen desde Funcas. En territorios con mayor exposición al turismo, como Baleares y Canarias “en los que el PIB y el empleo turístico son superiores al 30%, llegarían a caer hasta cuatro puntos más que las comunidades menos expuestas”.

A su vez, sostienen que “en el retroceso sin precedentes que experimentará el PIB español durante 2020, entre 2 y 2,5 puntos pueden venir asociados al turismo”, remarcando que en el corto plazo el “principal factor de preocupación debería ser la pérdida de empleo, favoreciendo la reincorporación gradual de los trabajadores sujetos a ERTE y facilitando la reasignación sectorial y geográfica de los trabajadores que vayan al desempleo”.

De acuerdo a lo detallado en el informe, 147.000 empresas del sector turístico se habrían acogido a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), cubriendo a 948.000 trabajadores, mientras que la prestación por cese temporal de actividad habría beneficiado a 260.000 autónomos.

Tras plantear que el escenario para lo que queda del 2020 y el 2021 “es todavía incierto”, desde Funcas afirman que en el sector el factor más determinante será la evolución de la pandemia y que “cualquier rebrote resultará muy costoso, porque afectará a la confianza”, pero que si no hay retrocesos, “la tendencia será ascendente, aunque costará alcanzar los niveles de actividad previos”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.