Diario 6004 19.09.2020 | 18:43
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El CEO de Meliá espera que el Gobierno británico reconsidere la cuarentena

Gabriel Escarrer: "Tenemos confianza en que el sentido común triunfará"

Meliá ve ya los primeros resultados de su temprano plan de contingencias 3 agosto, 2020

"No es momento de pensar en los beneficios, sino de resistir y fortalecerse pensando en el medio y el largo plazo", señala el CEO de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer,en una entrevista exclusiva con HOSTELTUR, respecto a la situación de la empresa en un momento en el que además el sector se enfrenta a una dura prueba con la cuarentena británica. "Tenemos confianza en que el sentido común triunfará y podremos conciliar la 'razón sanitaria con la económica' y salvar algo de este atípico verano", señala en referencia a al esfuerzo del sector empresarial español y británico por hacer conciliar ambos intereses el también presidente de Exceltur.

¿Qué podría suponer para el sector que la cuarentena británica se prolongue durante agosto y se extienda a otros mercados?

La caída del mercado británico es una noticia terrible para el sector turístico español en general, y en particular para muchos destinos que son, casi “estructuralmente” británicos. Solo en agosto el año 2019 nos visitaron dos millones de británicos. Como hemos estimado desde Exceltur, el impacto podría ser enorme para una industria y unos destinos ya muy afectados, y muy transversal, porque hay zonas y Comunidades con un PIB altamente dependiente del turismo, como Canarias o Baleares, donde este sector representa directamente más de 35% de la producción.

"No creemos que se extienda a otros mercados, principalmente por el hecho -indiscutible, en nuestra opinión- de que la decisión del Reino Unido no se basa en razones epidemiológicas, sino de otra índole, y en la Unión Europea existe un espíritu de solidaridad ante la crisis y de reconstrucción"

El criterio establecido en Europa es el de abrir las fronteras entre países y regiones con una situación sanitaria similar, y en este caso, los principales destinos españoles presentan mejores tasas de infección por COVID que el propio Reino Unido

¿Considera que habrá vuelta atrás?

Creemos que desde la sociedad, el sector británico de los viajes, y el Gobierno de España se están haciendo los esfuerzos conducentes a que el Ejecutivo británico reconsidere una decisión que ha sido indudablemente precipitada y creemos que desproporcionada, y tenemos confianza en que el sentido común triunfará y podremos conciliar la “razón sanitaria con la económica” y salvar algo de este atípico verano. España es un destino seguro, y estamos deseando poder recibir a los queridos turistas británicos, con los brazos abiertos, pero salvando, como suelo decir, las distancias de seguridad.

-¿Cuál será la repercusión para Meliá?
Afortunadamente, el mercado doméstico (clientes españoles) se está comportando bastante bien, y las ventas a través de Melia.com siguen una progresión razonable, con niveles de ocupación cercanos al 50 o el 60% en los resorts españoles, aunque con un nivel de aperturas mucho menor que otros años. La repercusión de esta medida será por tanto más acusada en aquellos destinos más expuestos a cliente británico y/o a la turoperación de ese país, que es el caso de las Islas Baleares y la Costa Blanca (Benidorm, etc) sobre todo, y se materializará en mayores dificultades para la viabilidad de los hoteles abiertos –pues tenemos el compromiso, como empresa responsable, de abrir cuantos hoteles podamos a partir de una mínima viabilidad económica- y, probablemente, si la medida no se retrotrae, influirá en la decisión de no abrir algunos hoteles con reapertura planificada.

¿Se podrá compensar con el negocio de la cadena en otros destinos y mercados emisores?

Es difícil porque el volumen de turismo internacional es muy pequeño en general, con un predominio de las “staycations”, donde prima el mercado doméstico en cada país. Al menos, gracias a la fortaleza de nuestro canal de ventas melia.com ( que desde la reactivación de actividad tras el COVID general el 60% de todas nuestras ventas) y nuestro programa MeliaRewards, tenemos una eficacia comercial y una inteligencia de negocio que nos ayuda a optimizar las ventas y a diversificar merados, dentro de lo posible.


¿Qué cree que le falta al sector empresarial turístico para hacerse valer y escuchar mejor en España?

El sector turístico en España es muy importante y está bastante unido. Diría que es muy apreciado desde las Instituciones, como una de las grandes palancas de la reputación español y la Marca España, fuente de ingresos y gran “nivelador” de nuestra balanza de pagos, pero a la hora de la verdad, no tenemos la prioridad política ni presupuestaria que sería necesario considerando el peso social y económico del sector. La prueba es que no tenemos un Ministro exclusivo para el sector, ni se ha presupuestado nunca un plan serio de reconversión o reposicionamiento de destinos, de modernización /digitalización del sector y/o los destinos, etc. Y

¿Cuál es su apreciación en este sentido en otros países como Alemania o Reino Unido?

Es frustrante ver que en la Unión Europea, y en países donde el turismo no tiene el peso que representa en nuestro país, se reclama que una cuarta parte de los fondos de reconstrucción se destinen a apoyar y relanzar el turismo, mientras en España se posterga al sector y se le conceden ayudas residuales, a pesar de la manifiesta buena voluntad de nuestra Ministra. Para salir de esta crisis sin precedentes, necesitamos más que nunca la colaboración público-privada. Creo que la COVID y la crisis consiguiente nos sitúa en el momento perfecto para hacer una reflexión profunda y apostar por la modernización del sector en clave de Sostenibilidad, Calidad y Rentabilidad, y Digitalización, porque por ellas pasa el futuro liderazgo sostenible de España en materia turística.

"El segundo trimestre de 2020 ha sido el peor jamás registrado por nuestra compañía, debido a la paralización del negocio provocada por la pandemia COVID-19”, explicó el directivo en la reciente presentación de resultados de Meliá, aunque añadió que “ante este desafío histórico, nos hemos concentrado en mantener las ‘constantes vitales’ del Grupo a través de nuestro plan de contingencia, y en impulsar al máximo la actividad en esta temporada atípica"

¿Considera que la menor dependencia de la turoperación de grandes cadenas como Meliá supone una fortaleza en estos momentos?
Sin duda alguna, las turbulencias que está padeciendo el segmento de la distribución está afectando más aquellas empresas que carecen de un sistema o canales poderosos y reconocidos de venta directa; nuestras plataformas B2C y B2B (melia.com y meliapro.com) generan en 2020 el 48% del total de reservas, pero desde la reactivación de la demanda tras el confinamiento, suponen el 60% del total, mostrando una clara progresión. Igualmente, nuestro programa de fidelidad cuenta ya con casi 13 millones de miembros, dotándonos de una base de clientes de alto valor y de una importante inteligencia de negocio. En cualquier caso, Melia cuenta con una estructura de ventas diversificada y equilibrada, en la cual las agencias y turoperadores han sido siempre unos colaboradores imprescindibles, y lo deben seguir siendo cuando la situación se normalice.


¿Cómo puede la empresa privada prepararse para una incertidumbre como la que se está viviendo en el sector? ¿Cuáles son los planes de contingencia de Meliá en este sentido?
Nuestro plan de contingencia (que al principio de la pandemia se llamó “de emergencia” y ahora es realmente un “plan de resiliencia” ) tenía desde el mes de febrero 6 ejes claros: la seguridad y salud de clientes, empleados y proveedores, el mantenimiento de la liquidez, la salvaguarda – al máximo posible- del empleo y el talento de la compañía, el mantenimiento o continuidad del negocio, acelerar la digitalización, y repensar la estrategia y la empresa para “el día después”.

Y están viendo los resultados...
El resultado fue bastante positivo, por cuanto hemos contenido los peores embates de la crisis y mantenemos la liquidez y las condiciones para resistir a medio plazo, y en la actualidad nos preparamos para salir fortalecidos, adaptando nuestro Plan Estratégico hasta 2022, actuando sobre todo sobre las líneas de: Digitalización (con nuestro Programa de transformación digital integral BeDigital360, Sostenibilidad y Responsabilidad Social ( pues la sociedad y la propia industria serán mucho más conscientes y exigentes después del COVID), y Competitividad, ya que estoy convencido de que después de esta crisis, como ocurrió tras la crisis de 2008, se producirá un redimensionamiento del sector, con un consecuente endurecimiento competitivo y, como anunciaba Banca March en un reciente informe, se acelerará la concentración en un sector tan fragmentado como el turístico. Como dije al presentar los resultados semestrales del Grupo, no es momento de pensar en los beneficios, sino de resistir y fortalecerse pensando en el medio y el largo plazo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar srscaceres srscaceres hace 1 mes
La vision a largo plazo nos acerca a los mejores resultados posibles

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.