Diario 6006 22.09.2020 | 23:17
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Temporada de huracanes 2020

Cuba se prepara para el impacto de Laura y EEUU para el huracán Marco

El Ministerio de Turismo de Cuba suspende las reservas de alojamiento para todo el país a partir de mañana lunes y hasta nueva orden 23 agosto, 2020

La tormenta tropical Laura atravesará Cuba a lo largo de este lunes. El país ha activado las alertas ante el pronóstico de que los fuertes vientos y lluvias barran la isla de este a oeste.

Situación de la tormenta tropical Laura y del huracán Marco el domingo por la tarde. Imagen: National Hurricane Center.

Tormenta tropical Laura

El Estado Mayor de la Defensa Civil cubana estableció las fases de "alarma" para las provincias del oriente y la central de Camagüey, y de "alerta" ciclónica para las ubicadas en el centro del país ante la amenaza y el inminente impacto de la duodécima tormenta tropical de esta temporada de ciclones en el Atlántico.

El protocolo cubano establece las etapas Informativa, de Alerta, Alarma y Recuperativa antes, durante y tras el paso de una tormenta. La primera fase sirve a los territorios para afinar los planes de contención que luego se activarán a toda marcha en la segunda.

Entre las medidas en marcha por la cercanía de Laura, han comenzado las evacuaciones de población en zonas de riesgo, así como de los turistas nacionales hospedados en instalaciones hoteleras de las provincias orientales de Holguín y Camagüey.

El Ministerio de Turismo suspendió las reservas de alojamiento para todo el país a partir de mañana lunes y hasta nueva orden.

Luego de penetrar en la zona suroriental los modelos de pronósticos indican que Laura abandonará Cuba en la noche del lunes por una zona no precisada aún entre las provincias occidentales de Pinar del Río y La Habana.

Las autoridades en la capital de la isla dijeron que se preparan para "la peor de las variantes" en caso de que la tormenta tropical se convierta en un ciclón y azote ese territorio.

En especial han advertido de que los planes de evacuación deben prever situaciones como penetraciones del mar -particularmente en los municipios costeros- lluvias intensas y derrumbes de viviendas en el caso de que los efectos del meteoro afecten las zonas de mayor concentración urbana de la ciudad.

Además indicaron que las evacuaciones deben tener en cuenta las medidas sanitarias preventivas por la COVID-19.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó a Cuba fue en 2017, cuando el Irma recorrió la costa norte de la isla de oriente a occidente dejando 10 muertos y pérdidas materiales cuantificadas en 13.185 millones de dólares en viviendas, infraestructuras y en los sectores agrícola y ganadero, según datos oficiales.

Huracán Marco

Por otra parte, los estados del sur de EEUU ribereños del Golfo de México intensificaron este domingo los preparativos para el doble impacto del huracán Marco y la tormenta tropical Laura, que también puede llegar pronto a ser huracán, entre el lunes y jueves.

A falta de seis días para cumplirse quince años del devastador impacto de Katrina en Nueva Orleans y otras ciudades, la zona norte del Golfo de México se enfrenta otra vez a una amenaza de desastre meteorológico por la casi coincidencia de dos ciclones en la zona.

El primero en llegar será Marco, que este domingo se convirtió en huracán. Se espera que toque tierra en el sureste de Luisiana este lunes, mientras que el cono de trayectoria de Laura, que va a barrer Cuba desde hoy y hasta el lunes, indica que impactará el jueves en algún punto de la costa este de Texas o de Luisiana.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, advirtió hoy de que no va a haber tiempo suficiente para responder a los daños del huracán Marco antes de que Laura se aproxime al estado y pidió a los residentes que estén preparados para contar consigo mismos en las primeras 72 horas.

"La segunda tormenta está tan cerca que no hay mucho espacio para enviar a los helicópteros con los equipos de búsqueda y rescate, ni sacar a los vehículos para altos niveles de agua, ese tipo de cosas", dijo en una rueda de prensa.

Tampoco puede haber tiempo para restablecer la electricidad entre uno y otro ciclón, por lo que el gobernador pidió a los habitantes de Luisiana que piensen en escoger un sitio para pasar la noche de hoy donde puedan estar seguros cuando Marco y Laura lleguen.

Su mensaje es que busquen fuera de los refugios públicos, en casas de familiares o amigos o en hoteles, y solo acudan a los refugios públicos como último recurso, pues debido a la COVID-19 es peligroso aglomerarse en lugares cerrados.

Ya se han emitido órdenes de evacuación obligatoria para varias comunidades de la zona costera de Luisiana y todavía puede haber más, según dijo el gobernador, que el viernes declaró el estado de emergencia.

En los vecinos estados de Texas y Misisipi también se han tomado medidas por Marco y Laura.

El Centro de Convenciones de Houston ha sido preparado como refugio en caso de que sea necesario, aunque se ha instado a la población a buscar refugio por su cuenta para evitar grandes concentraciones de personas en un solo lugar debido a la COVID-19.

El gobernador de Misisipi, Tate Reeves, declaró el estado de emergencia ante la llegada de Marco y Laura, y pidió a los habitantes de las zonas posiblemente afectadas que se preparen con antelación y busquen lugares seguros.

"Estamos viviendo unos tiempos sin precedentes, estamos lidiando no sólo con dos potenciales tormentas en las próximas horas, sino con la COVID-19", dijo Reeves.

Una temporada con más huracanes

La temporada de huracanes 2020 en la cuenca atlántica ha sido comparada con la del año 2005 por la abundancia de tormentas y huracanes. Aquel año hubo 21 y para este se pronostican 25.

Hasta hoy ha habido 14 tormentas, de las cuales tres han llegado a cobrar fuerza de huracanes: Hanna, Isaías y Marco.

Según algunos estudios, el cambio climático está haciendo que las tormentas y huracanes sean más frecuentes y también que estos últimos sean más severos, dice la organización Climate Power 2020, ligada al Partido Demócrata.

El calentamiento ha aumentado la probabilidad de que los huracanes se conviertan en una categoría 3 o superior, con vientos sostenidos de más de 110 millas por hora (177 km/h), en aproximadamente un 8% por década, según un análisis de tormentas desde 1979.

Climate Power 2020 señala que es probable que el calentamiento causado por los humanos aumente la intensidad de los huracanes hasta en un 11%, de acuerdo con ese modelo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.