Diario 5719 22.10.2019 | 02:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El sector hotelero se ha convertido en inversión "refugio"

14 marzo, 2003
El sector hotelero se ha convertido en "inversión refugio" para numerosos empresarios, lo que ha producido un exceso de la oferta de "difícil absorción" por la demanda turística existente en Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia, según la consultoría en Turismo, Hotelería y Ocio Mazars.
El sector hotelero se ha convertido en "inversión refugio" para numerosos empresarios, lo que ha producido un exceso de la oferta de "difícil absorción" por la demanda turística existente en Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia, según la consultoría en Turismo, Hotelería y Ocio Mazars. Los responsables de Mazars Turismo señalaron ayer en una rueda de prensa que cada vez más empresarios invierte en el sector inmobiliario hotelero, "debido a que ofrece una mayor rentabilidad a medio y largo plazo que el de oficinas y despachos, también con signos de saturación". El incremento previsto en el número de habitaciones, de hasta un 40 por ciento en caso de Valencia durante 2003-2004, unido a la incertidumbre de los mercados y la coyuntura internacional, puede influir negativamente en los resultados obtenidos este año por los hoteles de las cuatro ciudades analizadas. Los crecimientos de la oferta previstos durante 2003-2004 en Barcelona y Madrid son del 21 (2.000 habitaciones) y del 14 por ciento (4.000) respectivamente, mientras que en Bilbao, las 500 nuevas habitaciones creadas el pasado año, un 25 por ciento más respecto a 2001, provocaron una bajada de la ocupación de 6 puntos porcentuales, por lo que "necesitan un período de maduración". Bruno Hallé, de Mazars Turismo, indicó que los meses de enero y febrero de 2003 fueron "positivos" para el sector, con crecimientos tanto de la ocupación (excepto Madrid, donde descendió un 2 por ciento), como del RevPAR. Asimismo, Valencia y Bilbao han mantenido los precios del año pasado, mientras que en Barcelona, la evolución ha sido a la baja y en Madrid, al alza, lo que ocurrió ya durante 2002. Sin embargo, las previsiones para este mes y el de abril son negativas, debido a anulaciones de las reservas, sobre todo, de turistas asiáticos y norteamericanos, precisó Hallé, según quien "si los hoteleros no consiguen consolidar los resultados en este período, no los recuperarán durante lo que queda del ejercicio". Los responsables del estudio señalaron que Valencia, ciudad que se encuentra todavía en el proceso de posicionamiento en el mercado internacional, tendrá más problemas durante este año a causa del crecimiento "tan brutal" de su oferta hotelera, en tanto que Madrid y Barcelona, gracias a un gran número de congresos y otros eventos que tendrán lugar en 2003, podrán mantener sus resultados. Según el estudio "Mazars Hotel Index", elaborado anualmente por la consultoría, y que recoge la información de 130 hoteles y 19.000 habitaciones, los resultados obtenidos por el sector hotelero en las cuatro ciudades "pueden considerarse, en líneas generales, positivos". Barcelona mantuvo en 2002 un alto índice de ocupación hotelera, del 75,6 por ciento en hoteles de lujo y del 78,2 por ciento en los de primera clase, gracias a la celebración del Año Gaudí y otros eventos y congresos, que han permitido absorber la nueva oferta, incrementada en un 6 por ciento desde 2001. El crecimiento de la oferta fue inferior al previsto, ya que el número de 1.600 habitaciones nuevas, se redujo finalmente a 1.000, destacaron los consultores. No obstante, el RevPAR se situó en torno a un 4,5 por ciento por debajo del año 2001, debido al descenso del 6 por ciento del precio medio en los hoteles de lujo y del 4,17 por ciento en los de primera clase. El sector hotelero madrileño aumentó un cinco por ciento el precio medio en detrimento de la ocupación, que disminuyó entre 2 y 3 puntos porcentuales, señalaron los responsables del estudio, para quienes, gracias a esa política, Madrid fue, junto a Milán y París, la única ciudad europea que logró el RevPAR positivo en 2002. En Bilbao, la disminución del tirón del Museo Guggenheim sobre la demanda turística se vio reflejada en descensos del 6 por ciento en la ocupación y del 9 por ciento en el RevPAR. En cuanto a Valencia, las infraestructuras creadas en la ciudad, la fuerte promoción que realiza como destino para congresos y convenciones y la renovación de la planta hotelera, "son factores que le han permitido tener un crecimiento espectacular de la demanda durante los últimos tres años". Sin embargo, estos incrementos "son cada vez menores", por lo que la ocupación registrada en el segundo semestre de 2002 fue inferior al 60 por ciento y el sector hotelero valenciano obtuvo el RevPAR más bajo de los analizados (37,43 euros).
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.