Diario 6030 21.10.2020 | 04:41
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. ANBAL ha registrado un 35% de clientes mayores este verano

Los balnearios piden la prórroga del contrato del Imserso para 2021

17 septiembre, 2020
  • La asociación de balnearios españoles quiere evitar que el retraso de un nuevo concurso al no prorrogarse el contrato del Imserso en 2021
  • La postura de ANBAL coincide con la de Turismo Social, que apuesta por intentar volver a comienzo de año y que no se resuelva su contrato
  • Los balnearios han implementado todas las medidas de seguridad y observan un 35% de usuarios mayores de 65 este verano

La Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL) ha solicitado al Gobierno la prórroga del contrato de Termalismo Social del Imserso para la temporada de 2021, según ha difundido este jueves la asociación en un comunicado. Su postura está en sintonía con la que ha defendido también en su caso Turismo Social para evitar retrasos que perjudicarían gravemente al sector.

La entidad explica que la situación sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19 provocó el pasado mes de marzo la suspensión temporal del Programa de Termalismo del Imserso que difícilmente se reactivará hasta febrero de 2021. (Ver El Imserso suspende también el Programa de Termalismo Social).

Tras el fin del estado de alarma se ha constatado desde la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL) que los mayores de 65 años han seguido viajando durante estos meses de verano y han supuesto una media del 35% de los clientes totales que han recibido los Balnearios que reabrieron sus puertas

Tras comprobar la buena respuesta del público y las personas mayores durante el verano y la rigurosidad por parte del sector en la aplicación de medidas para garantizar las medidas de higiene y de prevención frente a la COVID-19, la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Balnearios ha acordado realizar una petición al Gobierno para que se produzca la prórroga del contrato del Programa de Termalismo Social y no uno nuevo. (Cabe recordar que en el mismo sentido se postula Turismo Social, según publicó HOSTELTUR en Imserso: Turismo Social quiere volver en enero y evitar un nuevo concurso).

La razón es que los plazos de tramitación administrativa habituales podrían retrasar demasiado en el tiempo el inicio del Programa, con los perjuicios laborales y económicos que esto supondría para los Balnearios y las comarcas rurales en las que están ubicados. En este sentido, es importante destacar que estos establecimientos son el tractor económico de los municipios y zonas que los albergan y por lo tanto realizan una importante labor social al tener contratados un gran volumen de trabajadores de estas comarcas, en su mayor parte mujeres, que difícilmente encontrarían una alternativa si no se reinicia su actividad y se reactiva el Programa.

Desde la asociación inciden en que es importante destacar que todos los Balnearios asociados a ANBAL que han estado abiertos durante este tiempo han implantado los protocolos de prevención de riesgos frente a la COVID-19 que realizó el ICTE por mandato del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Las guías, elaboradas junto con patronales, comunidades autónomas, ayuntamientos, sindicatos y asociaciones de prevención de riesgos laborales, son las únicas que han sido aprobadas por Sanidad para el sector turístico. Nueve Balnearios, además de aplicar los protocolos, han obtenido el sello Safe Tourism Certified que creó el ICTE con el objetivo de certificar mediante auditoría el cumplimiento de los protocolos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.