Diario 6066 01.12.2020 | 13:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Turismo de nieve

Estaciones de esquí del Pirineo prevén abrir en diciembre

Los 11 complejos invernales del Pirineo de Lleida ultiman los preparativos de apertura con nuevos protocolos sanitarios 3 noviembre, 2020
  • Algunas estaciones impulsan el forfait recargable online para evitar pasar por taquilla cada vez que se suba a las pistas
  • Los remontes presentan un "mínimo riesgo" al estar al aire libre y funcionarán a la máxima capacidad y velocidad para reducir colas
  • Prevista una compensación a los compradores de forfaits de temporada en caso de que no se hayan podido amortizar debido al COVID

Los 11 complejos invernales del Pirineo de Lleida ultiman los preparativos para tener las pistas y las instalaciones a punto para la temporada 2020-2021 con nuevos protocolos antiCOVID. "Según las previsiones, la temporada arrancará a primeros de diciembre", según ha informado el Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida.

Baqueira Beret

Baqueira Beret dispondrá de una nueva balsa de agua, alimentada por el río Forcalh, que dotará la estación de más capacidad para abastecer de nieve artificial el sector de Beret. "Serán unos 200.000 metros cúbicos de agua más para garantizar la nieve a lo largo de toda la temporada", ha informado el Patronato.

El complejo dispone de 115 pistas, 167 kilómetros esquiables y 36 remontes y prevé abrir las cuatro áreas (Baqueira, Beret, Bonaigua y Baciver) la primera semana de diciembre, "siempre que las condiciones lo permitan".

"Para ofrecer la máxima seguridad y rapidez en los trámites de los forfaits se ha mejorado la app móvil integrando el BaqueiraPASS y también se introduce un forfait recargable que permitirá de manera fácil y cómoda la recarga online de los días de esquí, lo que evitará trasladarse físicamente a las taquillas cada vez que se sube a pistas".

Boí Taüll

Este complejo ha pasado a formar parte del grupo Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC), el cual invertirá en los próximos diez años 13,5 millones de euros para renovar instalaciones eléctricas, telesillas, nieve artificial y aparcamientos. No está previsto que crezca el dominio esquiable.

Espot Esquí y Port Ainé

Las estaciones de montaña de Espot Esquí y Port Ainé, gestionadas también por FGC, han hecho diferentes trabajos de mantenimiento y han planificado los preparativos para poder abrir el 1 de noviembre, si hay suficiente nieve.

Port del Compte

Para esta temporada ha potenciado el sembrado de las pistas, que asegura que con un espesor mínimo se pueda esquiar con seguridad, además de no encontrar piedras u otros elementos en los trazados.

Al mismo tiempo se ha reforzado el sistema de nieve artificial. La estación de esquí de Port de Comte dispone actualmente de 256 cañones de nieve artificial, ha sumado 5 unidades más esta temporada, de bajo consumo.

La previsión de la estación del Solsonès, que tiene 39 pistas, 17 remontes y 50 kilómetros esquiables, es abrir el puente de la Purísima, aunque si las condiciones climáticas lo permiten podría ser incluso antes.

Esquí nórdico

"Las estaciones de esquí nórdico confían en atraer el turismo de proximidad que quiere hacer deporte sin grandes aglomeraciones", según explica el Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida.

Las estaciones de Aransa, Lles de Cerdanya, Tavascan, Baqueira Beret, Sant Joan de l'Erm, Tuixent-la Vansa y Virós-VallFerrera ofrecen más de 130 kilómetros para el esquí de fondo y un centenar de itinerarios marcados por raquetas.

"Los complejos exclusivamente de nórdico abrirán las pistas cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, probablemente el mes de diciembre"

Foto: Pirineo de Lleida.

Protocolos sanitarios

Según informa el Patronato, "la aplicación de todos los protocolos de higiene y seguridad, combinada con el hecho de que los deportes de nieve se desarrollan en grandes espacios naturales abiertos, hacen prever -si las restricciones administrativas y la climatología no lo impiden- una temporada correcta".

En este sentido, "las 11 estaciones leridanas han hecho un gran esfuerzo para poder iniciar la temporada con las máximas garantías sanitarias para evitar contagios. Además de las medidas básicas (uso de mascarilla, distancia de seguridad e higiene de las manos) se añaden las medidas de los complejos invernales para proteger la salud de los esquiadores".

En cuanto a la distancia física, "las estaciones de esquí han desarrollado planes para facilitar que las personas puedan mantener la distancia adecuada en zonas como las de acceso, colas en los remontes, clases de esquí y snowboard, alquiler de materiales, espacios para trabajadores y establecimientos de comida y bebida.

En cuanto a la limpieza y desinfección, "adoptando rutinas en todas las áreas, incluidas zonas de alto contacto, tales como aseos, restaurantes, comedores, taquillas y tiendas de alquiler".

"Hay que recordar también que los practicantes de los deportes blancos se mueven al aire libre, bajando por las pistas; que las mascarillas faciales, además de los buffs, gafas, guantes y cascos, son piezas estándar del equipamiento de esquí o snowboard, y que la propia seguridad de los practicantes de esquí y snowboard requiere que mantengan una cierta distancia entre sí, factores todos ellos que refuerzan los protocolos sanitarios", indica el Patronato de Turismo.

"En cuanto a los remontes, conllevan un riesgo mínimo, ya que -además del uso obligatorio de mascarilla- hacen trayectos al aire libre, casi siempre inferiores a 10 minutos, crean un flujo de aire direccional hacia atrás constante y las distancias entre sillas o perchas son de 15 metros o superiores. Además, se utilizarán a la máxima capacidad y la máxima velocidad, para alcanzar el mínimo tiempo de espera en la cola".

Política comercial para la era COVID

Por otra parte, las estaciones aplicarán una "política comercial dirigida a garantizar la compensación a los compradores de forfaits de temporada en caso de que no se hayan podido amortizar por causas debidas al coronavirus".

Por ejemplo, estaciones como Baqueira Beret, o las del grupo FGC prevén el reembolso de hasta 15 días del total del precio del forfait en caso de que el comprador quede confinado por contagio o contacto con una persona positiva.

Igualmente, estaciones como la misma Baqueira Beret o las de la Generalitat promueven también la reserva y compra de forfaits por Internet, a través de apps de telefonía móvil o de la web, para evitar que los esquiadores pasen por taquilla y haya contacto físico, así como la creación de sistemas de acceso sin contacto (códigos QR).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.