Edición España. De acuerdo con un informe promovido por Exceltur

El sector hace valer su potencial: diversidad, oportunidades y compromiso

23 noviembre, 2020
  • Por cada 100 empleos en turismo se crean 67 adicionales en otras actividades, y por cada 100 euros, se aportan 62,1 euros en otros sectores
  • Las mujeres tienen una mayor presencia (53% de los empleos) en ramas como la hostelería, respecto al resto de la economía (45,5%)
  • El 22% de las empresas han sustituido contratos a tiempo parcial por contratos a tiempo completo

La riqueza que genera el turismo no se limita a las empresas del sector, sino que tiene un importante efecto arrastre sobre otras actividades, lo que le ha convertido en uno de los principales motores de la economía española. Además, es una de las industrias con mayor generación de oportunidades para el emprendimiento, promueve la economía local, fomenta la diversidad, desempeña un papel central en la fijación de la población en entornos rurales y mantiene un fuerte compromiso con el entorno, según concluye el informe “Contribución del sector turístico a la responsabilidad social”, elaborado por la consultora Deloitte y promovido por Exceltur con la colaboración de la Fundación Seres.

El sector turístico registró unos ingresos de 147.946 millones de euros y elevó al 12,3% su aportación al Producto Interior Bruto (PIB) en 2018, al tiempo que concentró el 12,7% del empleo, con 2,62 millones de personas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos en el citado informe. Pero la generación de riqueza no se queda solo en las empresas turísticas, sino que tiene un efecto arrastre en toda la cadena de valor. El desarrollo de esta actividad trae consigo un mayor gasto en otros sectores y la constitución de empresas proveedoras, que a su vez generan puestos de trabajo indirectos y nuevos gastos de inversión.

Un efecto tractor que se aprecia en datos tan importantes como que por cada 100 empleos en el sector se generan 67 adicionales en otras actividades, y por cada 100 euros de valor añadido, se aportan 62,1 euros en otros sectores, de acuerdo con las estadísticas del INE recogidas en el informe de Deloitte.

El estudio destaca también que el turismo fomenta la economía local, ya que cada vez son más las empresas que desarrollan acciones de apoyo a productos y proveedores locales, fomentan colaboraciones y alianzas entre grupos de empresarios y potencian la creación de empleo indirecto.

Las empresas consultadas para este estudio realizan de media más del 85% de sus compras de consumos a nivel local, apoyando a los proveedores de la zona

Asimismo, el estudio concluye que el sector desempeña un papel central en el mantenimiento de la población en entornos rurales. De hecho, la puesta en valor de casas como alojamientos turísticos, la inversión en patrimonio histórico, cultural y natural para su disfrute o la apuesta por fórmulas de turismo activo han incorporado a los lugares con riesgo de despoblación un elemento de dinamización económica y demográfica. La red de casas rurales que existe en España está presente en 4.723 municipios, según el INE, más de la mitad de los pueblos que hay en España.

Reconversión de destinos pioneros

Asimismo, el reposicionamiento de algunos destinos de costa pioneros ha supuesto un revulsivo socioeconómico para su entorno social. Las inversiones realizadas se han compensado con la atracción de un turista de mayor nivel de gasto y se ha generado un mayor volumen de empleo y de mayor cualificación en los establecimientos renovados. Al tiempo que ha impulsado la reconversión de negocios de otros segmentos (comercios, restaurantes, instalaciones de ocio y salud) y ha reducido la conflictividad social e incrementado la seguridad.

A modo de ejemplo, la apertura del Hotel Calviá Beach -en Magaluf, Mallorca- supuso una extensión del 8% de la temporada, un incremento del 8% del empleo y un aumento en la prestación de servicios del 33%, según datos de Meliá Hotels International, impulsor de las inversiones realizadas esta zona de la isla.

Igualmente, la inversión de Palladium Hotel Group en la reconversión de la Playa d’en Bossa, en Ibiza, ha logrado extender la temporada un 10% y elevar los gastos de personal por mejora del empleo y contratación de nuevos perfiles profesionales un 6%, 59% y 15% en sus tres hoteles ubicados en la zona, además de servir de efecto tractor para la renovación y mejora de numerosos negocios del entorno.

Por otro lado, el turismo es uno de los sectores de mayor generación de oportunidades para el emprendimiento, de acuerdo con el estudio de Exceltur, debido a sus positivas perspectivas de futuro, las reducidas barreras de entrada en muchos subsectores de su cadena de valor y a las posibilidades de mejora basadas en la introducción de nuevas tecnologías en la empresa, el desarrollo de producto y la gestión de destinos hace en el sector.

Impacto social

El sector turístico es el principal empleador directo de nuestro país, con 2,67 millones de personas, el 12,7% del total, según el INE, debido al aumento del empleo en la última década (un 19,3% en las ramas turísticas, frente al 3,4% en el resto de la economía).

El sector se ha erigido como el principal motor de la recuperación de la empleabilidad tras la crisis inmobiliaria de 2008, según señala el informe

Su capacidad de generación de empleo se ve reforzada por:

  • Acceso al mercado laboral de colectivos con mayor dificultad de integración laboral. El sector emplea proporcionalmente más a colectivos con mayores tasas de desempleo, como personas con menores niveles de formación, jóvenes y población de mayor edad.
  • Posibilidad de conciliación. La mayor presencia de jornadas flexibles por la estacionalidad de la demanda supone una oportunidad para aquellas personas que necesitan conciliar (estudios, cuidado de dependientes).

Según el último módulo de la EPA (Encuesta de Población Activa) sobre la percepción de la contratación a tiempo parcial, el 88% de las personas en esta situación en el sector no querían ampliar su jornada laboral.

Las actividades turísticas suponen una oportunidad de formación y desarrollo profesional, con posibilidades de movilidad geográfica y funcional, que fomentan la consolidación de una carrera profesional, de acuerdo con el análisis impulsado por Exceltur.

Según datos de la última encuesta anual Laboral disponible (2018), un 66,5% de las compañías de la hostelería impartieron formación para mejorar los conocimientos y habilidades de sus trabajadores.

Asimismo señala que, a pesar de la variabilidad de la demanda (fin de semana, una semana, un mes), el sector hace un esfuerzo por crear empleo estable. De hecho, el 22% de las empresas han sustituido contratos a tiempo parcial por contratos a tiempo completo, por encima de la media del resto de sectores (10,3%) según los datos de la última Encuesta Anual Laboral de España disponible (2018). Además, el porcentaje de contratos a tiempo completo (67,2% en 2018) es superior al de la media europea, que se sitúa en el 65%.

Concha Iglesias, socia de Deloitte España, en la presentación del estudio.

Concha Iglesias, socia de Sostenibilidad y Clima de Deloitte España, que fue la encargada de presentar el informe, destacó que la actividad turística se caracteriza por el fomento de la diversidad y la generación de oportunidades laborales en colectivos más vulnerables. De esta forma, diversos grupos, como personas mayores de 50 años, mujeres o jóvenes con menor formación, personas con discapacidad o inmigrantes, encuentran mayores oportunidades laborales en el sector.

Los datos de los distintos ámbitos de aproximación a la diversidad así lo constatan:

-Diversidad de género. Las mujeres tienen una mayor presencia (53% de los empleos) en ramas como la hostelería, respecto al resto de la economía (45,5%)

La hostelería (con el 15,8%) junto con el trasporte (con el 17,2%) registran la menor brecha salarial del conjunto de sectores económicos, por debajo de la media de conjunto de actividades económicas que se sitúa en el 20%, según el último estudio de Exceltur sobre empleo en el sector turístico español.

-Diversidad generacional. En España un 23,9% de los trabajadores son menores de 30 años, mientras que en el conjunto de la economía este colectivo supone solo un 15,8%, a tenor de los últimos datos de la EPA (2019).

-Diversidad funcional. En relación con personas con discapacidad, el sector está trabajando en dos líneas: mejorar la accesibilidad de espacios y destinos para fomentar el turismo inclusivo y accesible e incrementar su contratación.

-Diversidad de origen. El sector ha sido pionero en la integración de personas de otras nacionalidades. Según los últimos datos disponibles en la EPA, el turismo contaba en 2019 con un 21,03% de personas empleadas nacidas fuera de España. Esta cifra es significativamente superior al 13% que se produce para el conjunto de sectores económicos.

Acción social

El informe se presentó la pasada semana en el marco de una jornada organizada por Exceltur en el que se puso de manifiesto el creciente compromiso social de las empresas del sector, especialmente relevante en esta situación de crisis sanitaria.

Son numerosas las iniciativas de acción social que se han llevado a cabo desde el inicio del la pandemia de la COVID-19, de manera individual o a través de ONG u otras asociaciones, como se detalla en el estudio.

El informe propone una serie de medidas a tener en cuenta:

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.