Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Desde mayo abrieron 116 hoteles y ya cerraron 46 por falta de demanda

Los hoteles de Barcelona exigen bonificaciones sobre la renta de alquiler

27 noviembre, 2020

En Barcelona son 46 los hoteles que han decidido cerrar nuevamente sus puertas y se suman a los 322 que directamente no abrieron por la crisis de demanda generada por la COVID-19. El Gremio de Hoteles de Barcelona insiste en que se necesitan ayudas en materia de alquileres, impuestos y tasas.

A día de hoy Barcelona tiene abiertos 116 hoteles, que suman 13.000 habitaciones y representan el 33% de la planta hotelera. El destino cuenta con 438 hoteles y apart hoteles, pero por los efectos de la pandemia creen que a finales de diciembre apenas superarán los 100 establecimientos operativos. (Ver: Siete de cada 10 hoteles de Barcelona están cerrados).

En el sector la actividad ha sido “casi nula” y por eso, desde el principio de la crisis, el Gremio de Hoteles de Barcelona ha exigido que se apliquen medidas que garanticen la subsistencia de las empresas hoteleras.

En un comunicado difundido este viernes, la entidad ha reiterado que es absolutamente necesario” que las administraciones apliquen “medidas paliativas contundentes y equiparadas con el grado de afectación de las restricciones impuestas”

Los empresarios afirman que las medidas que se han tomado para los alojamientos turísticos son “insuficientes”, porque “no dan respuesta” a las necesidades reales generadas por la crisis sanitaria, ni a las de los establecimientos que han tenido que cerrar por el contexto general, ni a las de los establecimientos que han visto reducida en buena parte su actividad principal.

Es por esto que el Gremio de Hoteles de Barcelona ha solicitado que se apliquen bonificaciones a todos los establecimientos de alojamiento turístico que se hayan visto afectadas por la COVID-19 y las posteriores restricciones derivadas.

Recientemente el Govern de la Generalitat aprobó con su Decreto Ley 34/2020 que, en caso de afectación de la actividad por la COVID y las restricciones, se puedan modificar las condiciones de contrato “con la finalidad de restablecer el equilibrio de las prestaciones”.

En base a esto, la entidad ha exigido que a los establecimientos de alojamiento turístico que están cerrados se le aplique una bonificación del 50% sobre la renta de alquiler. En el caso de estar abiertos, que la bonificación del 50% se aplique en base a las habitaciones y servicios que no estén ocupados o en funcionamiento

Dado que ninguna “ninguna Administración Pública ha modificado de manera beneficiosa para el sector su política impositiva, a pesar de que la actividad turística sea prácticamente nula”, los hoteleros también reclaman que se apliquen rebajas de impuestos y tasas.

En el caso concreto del IBI, el Gremio de Hoteles de Barcelona solicita su rebaja tanto a nivel estatal como municipal, la exoneración del 50% y el aplazamiento del 50% restante fraccionado, a pagar a partir de 2023 y en cuatro años.

En cuanto al IAE y otras tasas e impuestos municipales (basura, paradas de hotel, vados, terrazas, etc), solicita a los Municipios la exoneración del 100% desde marzo 2020, todos los meses afectados, hasta que se constate una situación de estabilidad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.