Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El organismo prevé una caída del PIB español de un 11,6% este año y un repunte del 5% en 2021

La economía española, la más castigada por la pandemia de COVID según OCDE

La OCDE calcula que no habrá recuperación de la economía a los niveles de 2019 hasta 2023 1 diciembre, 2020 Premium

España será la economía más castigada por la crisis generada por la pandemia de COVID-19 de los 37 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que calcula la caída de su Producto Interior Bruto (PIB) en un 11,6% en 2020 con un repunte de un 5% en 2021, y pronostica que su recuperación a niveles de 2019 no se producirá hasta 2023. El organismo muestra así datos más pesimistas que las del Gobierno español que ha anticipado un retroceso del 11,2% para este año y una subida del 7,2% para el año que viene, con una mejora del 4% para 2022. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE) han dibujado un panorama todavía más negro este año, con una recesión que llegaría al 12,8 y al 12,4 %, respectivamente.

El denominado ‘club de los países rico’ considera dos escenarios entre los que se ubica el descenso estimado por la OCDE: entre una caída del PIB de 11,1%, estimada en junio pasado cuando aún no se habían producido los rebrotes del virus, y un desplome del 14,4% tras la segunda ola de la pandemia.

En el informe semestral de perspectivas de la OCDE, publicado este martes, figuran entre sus países miembros con los descensos del PIB más pronunciados en 2020, además del de España, el Reino Unido (-11,2%), Grecia (-10,1%), Francia (-9,1%) e Italia (-9,1 %). La zona euro en conjunto verá disminuida su economía en un 7,5%, mucho más que la de los Estados Unidos (-3,7%) o la de Corea del Sur (-1,1%).

Según las previsiones, España cerrará 2021 con un PIB de casi un 6%, inferior al que tenía el país antes de la crisis sanitaria del coronavirus y aún continuará por debajo al año siguiente.

El despegue del consumo privado y de la inversión, ayudados por una contribución positiva del comercio exterior en esos dos años, quedarán limitados por una recuperación del mercado laboral incompleta.

La tasa de paro va a incrementarse hasta el 15,8% de la población activa este año, después del 14,1% en 2019 y se calcula en un 17,4% para 2021, comenzando a disminuir muy moderadamente al 16,9% en 2022.

En cuanto al déficit público, este año se disparará hasta el 11,7% del PIB, y empezará a disminuir lentamente a un 9% y un 6,6% en los próximos dos años. La consecuencia directa será la subida de la deuda pública, que pasará del 95,5% del PIB en 2019 al 117,3% en 2020, ascendiendo al 120,5% del PIB en 2021 y al 122,4% en 2022.

Mantener ayudas

La OCDE ha insistido en que deben mantenerse las ayudas y medidas de apoyo a los más afectados por las nuevas restricciones y promover la formación para los trabajadores en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), a fin de mejorar sus oportunidades de trabajo en otros sectores de futuro.

Consideran que España debe implementar reformas estructurales para corregir la fragmentación interna del mercado y disminuir las barreras al crecimiento de la productividad; así como aumentar la coordinación y la evaluación de las políticas autonómicas y estatales de innovación. Ello contribuiría a mejorar la estructura de la actividad económica con la adopción de tecnologías digitales. Durante la recuperación, la inversión en energías renovables, eficiencia energética y transporte sostenible ayudarán a la transición ecológica y a aumentar el empleo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.