Edición España. Pedro Sánchez tras la reunión del Consejo Europeo en Bruselas

Iberia operará en Europa después del Brexit, asegura el Gobierno español

11 diciembre, 2020

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha garantizado este viernes que, una vez que se haga efectivo el Brexit, Iberia continuará operando en el espacio aéreo europeo, así como las demás aerolíneas españolas del grupo hispano británico International Airlines Group (IAG) -holding además de British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level-, durante su comparecencia ante los periodistas al concluir la reunión del Consejo Europeo en Bruselas.

"Le puedo garantizar que va a poder operar en el espacio aéreo europeo", respondió literalmente Sánchez ante una pregunta sobre la posibilidad o no de que Iberia y Vueling se hayan adaptado para poder seguir operando como compañías comunitarias, al formar parte de un holding con un fuerte componente británico. Un caso en el que también se encuentra la irlandesa Aer Lingus.

A la espera de que se desvele si finalmente se llegará a un acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido o se producirá un Brexit duro, sin acuerdo, el jefe del Ejecutivo español explicó que desde que llegó al Gobierno, en 2018, se está trabajando sobre este asunto. Un trabajo realizado conjuntamente con IAG, Iberia y la Comisión Europea para encontrar una solución.

"A día de hoy tengo que decir que, en principio, está resuelto", afirmó, si bien remitió a consultar a quienes han llevado de forma directa la negociación, aunque insistió en que la aerolínea española continuará volando en el espacio aéreo europeo (ver: Iberia, protegida: la propiedad extracomunitaria de IAG, en menos del 40%)

En distintas oportunidades, durante estos últimos años en los que la UE y el Reino Unido han venido intentando llegar a acuerdos sobre distintas materias, la aviación ha sido una de las prioritarias debido al impacto que un Brexit sin acuerdo tendrá en la conectividad aérea de ambas entidades, el tema regulatorio, los permisos de vuelos, las licencias de aviones y sus tripulaciones y, muy particularmente, la propiedad de las aerolíneas.

Este último aspecto ha llevado a varias compañías a crear filiales en el otro lado como el caso de EasyJet con EasyJet Europa y Ryanair con Ryanair UK. El caso de IAG es más complicado porque su propiedad es hispano británica con predominio, en el momento de su creación, de la parte inglesa. No obstante, al ser una empresa cotizada en Bolsa y tener ciertas atribuciones estatutarias, su Consejo de Administración estableció que los títulos de propiedad no comunitaria no podían sobrepasar del 47,5%, asegurando así su identidad de la UE y quedarse de este lado, una vez se produzca el Brexit preservando la nacionalidad española de Iberia, Vueling y Level y la irlandesa de Aer Lingus y la europea de las cuatro (ver: IAG fija en el 47,5% el capital que pueden tener accionistas no europeos).

No obstante, los riesgos persisten en lo que se refiere a la conectividad aérea (ver: Los vuelos entre UE y Reino Unido, en tierra desde enero si no hay acuerdo). De hecho, este jueves la Comisión Europea lanzaba una propuesta a Reino Unido de un acuerdo por seis de conectividad aérea básica y otros asuntos, ante la previsible posibilidad de un Brexit sin acuerdo (ver: Propuesta de conectividad aérea básica de 6 meses, en caso de Brexit duro).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.