Luis Gallego renuncia a un incentivo de 632.000 euros

Directivos de Iberia, Vueling y British recibirán más de 10 M € en acciones si cumplen

IAG, holding de Iberia, Bristish Airways (BA) y Vueling, ha concedido 1,96 millones de derechos sobre acciones a 10 altos directivos de las tres aerolíneas, con un valor a precio de mercado de más de 10,6 millones de euros. Estos derechos vinculados a un bonus y a un plan a largo plazo que se consolidarán en 2017 si se cumplen los objetivos; según ha informado el grupo a Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo IAG aprobó la entrega de acciones por desempeño (PSP) y un plan de diferimiento de incentivos (IADP) de carácter trianual, siendo este año el primer ejercicio durante el que se otorga.

Entre los beneficiarios, figuran el consejero delegado de IAG, Willie Walsh; el director financiero del grupo, Enrique Dupuy; el presidente de Iberia, Luis Gallego; el presidente de BA, Keith Williams; y el presidente de Vueling, Álex Cruz.

Directivos de Iberia, Vueling y British recibirán más de 10 M € en acciones si cumplenDirectivos de Iberia, Vueling y British recibirán más de 10 M € en acciones si cumplen

Según el plan, Walsh recibirá hasta un máximo de 379.310 acciones en función de los objetivos y 149.353 acciones por el bonus; Dupuy contará con 137.931 derechos sobre acciones y 50.862 acciones, respectivamente; Williams contará con 224.138 derechos sobre acciones por objetivos y 77.047 acciones en bonus; Gallego dispondrá de hasta un máximo de 178.967 derechos sobre acciones tras renunciar a su bonus y Álex Cruz dispondrá de hasta un máximo de 137.931 derechos sobre acciones y 16.954 acciones correspondientes al bonus.

En virtud de su plan de entrega de acciones, IAG repartirá un máximo de 1,5 millones de acciones (valoradas en 8,1 millones en el mercado) dentro de tres años repartido entre los beneficiarios, supeditado el 50% a la evolución del retorno del accionista y el 50% restante al cumplimiento del objetivo del beneficio por acción.

El bonus valorado en 2,4 millones de euros, que se instrumenta con el denominado plan de diferimiento de incentivos, contempla la pérdida del 50% de los derechos si el directivo deja la compañía en un plazo de tres años, excepto en caso de jubilación o despido improcedente.

Durante 2013, el consejo de administración de IAG cobró una retribución de 16 millones de euros en 2013, cantidad que multiplica por 2,6 veces la remuneración de 6 millones de euros percibida un año antes. La retribución del comité de dirección se duplicó y ascendió a un total de 8 millones de euros en 2013, frente a la remuneración de 4 millones de euros del año anterior.

Incentivos y remuneraciones

De acuerdo a estos planes, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, recibirá un incentivo anual equivalente a 1,3 millones de libras (1,5 millones de euros), que el año pasado no recibió. La retribución variable de Walsh se otorga un 50% en acciones y el 50% restante como un componente de su nómina, según explicaron a Europa Press fuentes del 'holding'.

En cuanto a su remuneración, Walsh cobró 1,97 millones de euros en 2013, un 55,5% más que durante el ejercicio anterior, mientras que el presidente del 'holding' que agrupa a Iberia, Bristish Airways (BA) y Vueling, Antonio Vázquez, cobró 496.000 euros, una retribución un 28% inferior a la de 2012 (685.000 euros).

La retribución de Walsh incluye un sueldo de 973.000, al que se suma una retribución variable de 766.000 euros y 239.000 euros por otros conceptos. En el caso de Vázquez, su remuneración fija asciende a 484.000 euros, más de 12.000 euros por otros conceptos.

Gallego renuncia a un bonus

Por su parte, el presidente de Iberia y consejero delegado de la aerolínea española, Luis Gallego, cobró 541.000 euros en 2013, con un salario base de 412.000 euros, mientras que el presidente y consejero delegado de BA, Keith Williams, percibió 1,4 millones de euros, un 1,8% más.

El consejo de IAG acordó también otorgar un bonus al presidente de la aerolínea española, Luis Gallego, equivalente a 632.000 euros que decidió no aceptar.

Iberia, que está inmersa en las negociaciones con el personal de tierra, logró cerrar recientemente acuerdos con el sindicato de pilotos Sepla y con los sindicatos de tripulantes de cabina (TCP) CC.OO., UGT, Sitcpla y CTA-Vuelo --firmantes del acuerdo de mediación-- sendos acuerdos que implican la congelación de salarios hasta 2015 y rebajas salariales del 14%, además de medidas de productividad para mejorar la rentabilidad de la compañía.

IAG registró un beneficio neto de 151 millones de euros en 2013, impulsado por la adquisición de Vueling, la mejora de los ingresos de la compañía británica y el proceso de reestructuración de Iberia, que registró unas pérdidas operativas de 166 millones de euros.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.