Edición España. Ante la ausencia de expectativas de recuperación en 2021

KLM prescindirá de 1.000 empleados por la pandemia de la COVID-19

22 enero, 2021
  • Se suman a los 5.000 puestos de trabajo que desaparecieron de la aerolínea en 2020
  • "Esta reducción adicional de puestos de trabajo es, lamentablemente, muy necesaria", dijo el director general
  • La aerolínea dividirá los próximos despidos en 500 miembros de cabina, 100 pilotos y hasta 400 entre el personal de tierra

El impacto de la nueva ola de la pandemia de la COVID-19 y las limitaciones a la movilidad complican la recuperación de las compañías aéreas, que en muchos casos tienen que recurrir a decisiones drásticas para sobrevivir. En esta línea, la aerolínea neerlandesa KLM anunció ayer que reducirá su plantilla en entre 800 y 1.000 puestos de trabajo este año. Una cantidad que se suma a los 5.000 empleos que ya desaparecieron en la compañía en 2020. Su director general, Pieter Elbers, lamentó la nueva situación y anunció que dividirá los próximos despidos en 500 miembros de cabina, 100 pilotos y hasta 400 entre el personal de tierra.

Esta reducción de plantilla “es independiente de las nuevas medidas tomadas por el Gobierno (neerlandés) en las últimas 48 horas”, dijo Pieter Elbers, en referencia a la introducción de una cuarentena obligatoria a los viajeros, así como la exigencia de una PCR negativa y un test rápido para poder entrar a Países Bajos.

Como estas medidas requieren apoyo parlamentario, el Ejecutivo de Mark Rutte decidió prohibir todos los vuelos entre Países Bajos y Reino Unido, Sudáfrica y toda Sudamérica, entre otros, hasta que se puedan exigir los test y la cuarentena obligatoria.

KLM suspenderá a partir del viernes todos los vuelos intercontinentales y aquellos europeos en los que su tripulación tenga que pasar la noche en otro país, advirtió la aerolínea, si el Ejecutivo no hace una excepción para su personal a la exigencia de superar un test rápido porque, de lo contrario, podría verse obligada a dejar a empleados en tierra si dan positivo en la prueba.

“Las nuevas medidas son un ejemplo de las restricciones y dinámicas a las que nos hemos enfrentado en todo el mundo desde el estallido de la pandemia. Incluso si nuestras tripulaciones están exentas de esta obligación, esta reducción adicional de puestos de trabajo es, lamentablemente, muy necesaria. A esto, se suman los efectos de las últimas medidas”, añadió Elbers.

"La dolorosa reducción de KLM en 5.000 puestos de trabajo en 2020” se basó en el “inicio de una recuperación en la aviación durante 2021”, justificó la aerolínea

Sin embargo, la realidad es que esa recuperación “está tardando considerablemente más de lo esperado, especialmente en los destinos de larga distancia” por las restricciones internacionales de viaje de diferentes países.

El Gobierno neerlandés autorizó el año pasado una ayuda estatal de 3.400 millones de euros para que la compañía pidiera hacer frente al golpe por la cancelación de vuelos y la paralización del tráfico aéreo.

Además, KLM se encuentra en pleno proceso de reestructuración empresarial como parte de un plan de recortes exigido por el Ejecutivo neerlandés a cambio de esa ayuda estatal que entregó a la compañía a lo largo de los últimos meses

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.