Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. En los últimos once meses ya han echado el cierre el 10% de las empresas

El 60% de las agencias asturianas podría cerrar si no llegan ayudas

El plan del Principado para paliar los efectos de la pandemia contempla subvenciones desde 4.500 euros por empresa 10 febrero, 2021

El 10% de las empresas de agencias de viajes de Asturias han cerrado ya como consecuencia de la pandemia, pero si no llegan pronto las ayudas del Principado podrían terminar cerrando el 50 o hasta el 60% de las que había en la comunidad autónoma. Así lo ha advertido a HOSTELTUR el presidente de la Asociación de Operadores Turísticos y Agencias de Viajes de Asturias (Otava), Íñigo Fernández.

Antes de la pandemia, Asturias contaba con 165 empresas de agencias de viajes con 265 puntos de venta y empleaba a 1.100 trabajadores. Once meses después, ya han cerrado definitivamente el 10% de las agencias, todos los puntos de venta tienen la persiana bajada porque se mantienen los cierres perimetrales por municipios y prácticamente todos los trabajadores están acogidos a un ERTE.

Fernández admite su sorpresa de que sean tan poco los cierres después de casi un año sin actividad, pero da por hecho que si las ayudas directas prometidas por el Principado para este año no llegan los cierres podrían afectar hasta el 50 o el 60% de las empresas de agencias de viajes.

Las únicas ayudas directas recibidas por las minoristas asturianas del Gobierno regional han sido una subvención de 400 euros en marzo para los autónomos y una de entre 1.500 y 3.000 euros en noviembre para pymes.

"Hasta mayo no vamos a tener turismo en Asturias"

Las agencias sin empleados recibieron 1.500 euros; 2.000 euros las que tienen hasta 5 empleados y 3.000 euros las de más de 5 empleados. Pero Fernández asegura que a día de hoy hay autónomos y empresas que aún no han recibido el dinero prometido. Además han recibido ayudas de algunos Ayuntamientos, como Gijón, Llaneras o Villaviciosa.

No obstante, para el presidente de Otava, después de estar diez meses sin actividad, se trata de unas subvenciones totalmente insuficientes.

A la espera del nuevo plan

Ahora mismo, las agencias asturianas están a la espera de que el Principado apruebe de manera definitiva un nuevo plan de 100 millones de euros para paliar los efectos de la pandemia, que no es específico para agencias de viajes sino para distintos sectores, del que ya existe un borrador y que en esta ocasión sí que promete mayores cuantías.

En concreto, aquellas agencias sin empleados recibirán 900 euros al mes durante cinco meses (4.500 euros en total); 1.200 euros mensuales las que tengan hasta 5 empleados (6.000 euros) y 2.500 euros al mes durante cinco meses las que tienen más de cinco empleados (12.500 euros).

Se trata de unas ayudas "bastante más razonables", que además no contabilizarán como ingresos y no tendrán que tributar en la declaración de la renta. Supone un "respiro" para afrontar los próximos meses, porque desde la comunidad autónoma han comunicado que hasta el mes de mayo van a continuar las restricciones en los viajes. "Nos han dicho que hasta mayo no vamos a tener turismo en Asturias", subraya el presidente de Otava.

Asturias cuenta con 265 puntos de venta, la mayoría de ellos permancen cerrados desde marzo del año pasado por las duras restricciones a la movilidad decretadas por las autoridades.

Íñigo Fernández confía en que este nuevo plan se apruebe este mes de febrero y que las ayudas lleguen en marzo porque advierte que "si llegan, el 80% de las agencias se podrá salvar, pero como no lleguen, podríamos acabar solo el 40 o el 50% de las que había antes de la pandemia porque se están acabando los ahorros".

Recuerda que para las agencias "el mayor problema son las deudas" porque afrontan de manera inminente la devolución de los créditos ICO solicitados el año pasado, así como el vencimiento de los bonos de viajes de las aerolíneas y los turoperadores. "En ese caso tendríamos que devolver el dinero al cliente, pero de dónde", se pregunta.

Con respecto a la posibilidad de denunciar a la Administración por lucro cesante, como están barajando otras asociaciones, es algo que desde la asociación se muestran muy escépticos sobre su viabilidad. "Desde los despachos de abogados nos han dicho que es muy complicado (que fruntifiquen) y hasta dentro de 5 o 10 años no se obtendría un resultado efectivo", pues es probable que llegue a los tribunales europeos de justicia. Por ello ve más factible negociar con la Administración en vez de judicializar la falta de ingresos por la pandemia.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.