Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La entrevista de Carmen Porras

Agustín Almodóbar: "El turismo español está al límite de su resistencia"

"Cuando llegue la recuperación vamos a salir en desventaja competitiva frente a los destinos que protegen mejor a su sector" 14 febrero, 2021
  • "Países donde el turismo no supone para la economía lo que representa en España han puesto en marcha planes muy ambiciosos para el turismo"
  • "¿Por qué el Gobierno no se sienta con el sector, que nunca ha estado tan unido como ahora, para ayudarle en sus necesidades reales?"
  • "Con los fondos europeos se tendría que hacer una distribución inteligente para que tengamos una recuperación eficiente"

Entrevista/ El turismo fue uno de los sectores que más contribuyó a superar la crisis económica de 2008, ya que "es tremendamente resistente", como afirma el diputado del PP por Alicante, Agustín Almodóbar. Sin embargo, tras casi un año con una actividad muy limitada y apenas ingresos, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de la COVID-19, su situación es muy grave y sus representantes reclaman ayudas directas. Una exigencia que también difiende el diputado porque en estos momentos "es una cuestión de supervivencia". Almodóbar, que lleva más de 12 años trabajando por el sector, primero en el Senado y desde 2019 como portavoz de Turismo del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, considera que España, como potencia turística, tendría que estar liderando el apoyo al sector, pero se "queda muy lejos de las ayudas de otros países europeos".

Pronto se cumplirá un año del inicio del confinamiento en nuestro país que dejó a cero la actividad turística durante algún tiempo y que en estos momentos sigue siendo muy limitada. ¿Cuánto tiempo más puede aguantar el turismo?

El sector turístico es tremendamente resistente. Fue el que mejor aguantó en la anterior crisis. Es tractor de otras actividades y a la hora de la recuperación puede ayudar a otros sectores a salir de la crisis y a generar puestos de trabajo. El problema es que en estos momentos el turismo español está al límite de su resistencia. Esta situación se está alargando demasiado y seguimos esperando ayudas reales y directas por parte del Gobierno y de las administraciones para ayudarle a sobrevivir porque en estos momentos se ha convertido en una cuestión de supervivencia.

Miles de trabajadores de la hostelería han protestado esta semana en todo el país por la falta de ayudas ante una situación que consideran insostenible. “Un año pagando los platos rotos" fue el lema elegido por la patronal Hostelería de España. ¿Cuál es la solución para este segmento mientras haya tantas restricciones?

Nosotros venimos pidiendo ayudas directas desde hace tiempo. Desde febrero del pasado año hemos presentado 17 proposiciones no de ley (PNL) en el Congreso de los Diputados con medidas destinadas a ayudar al sector turístico. Una de ellas, que se debatió la semana pasada, estaba directamente destinada al sector de la hostelería, con cerca de 14 medidas. Por tanto, aparte de otras, como la rebaja del IVA o la aplicación de un IVA superreducido en las actividades turísticas, como han hecho hasta 14 países de nuestro entorno, lo que pedimos son ayudas directas.

El Gobierno ha aprobado dos planes que han sido calificados de insuficientes por todos los subsectores turísticos y quedan muy lejos de las ayudas de otros países europeos. Por ejemplo, Alemania, que al mismo tiempo que decreta restricciones o el cierre de la actividad, automáticamente pone a disposición de los pequeños empresarios ayudas directas. Al final, lo que piden los sectores es poder aguantar, es su supervivencia. Hemos presentado muchas iniciativas y nos hemos encontrado con que todas han sido rechazadas.

¿Qué opina de las medidas impulsadas por el Gobierno como los ERTE, créditos ICO o ayudas a autónomos?

El Gobierno lo basa todo en ERTE e ICO, créditos que al final no son ayudas, son préstamos que las empresas van a tener que pagar cuando muchas de ellas están con cero ingresos desde hace casi un año. Por lo tanto, la situación es desesperante y es normal que los hosteleros hayan salido a la calle una vez más a manifestarse y a pedirle ayuda al Gobierno.

No comprendemos que el que era el país más competitivo del mundo, la segunda potencia turística a nivel mundial, esté a la cola de Europa en cuanto a ayudas directas al sector turístico

Agustín Almodóbar es miembro de la cuarta generación de una familia de empresarios turísticos de Benidorm.

¿Los países de nuestro entorno lo están haciendo mejor entonces?

Países donde el turismo no representa para el conjunto de su economía lo que representa en España han puesto en marcha planes muy ambiciosos para ayudar al turismo. De este modo, cuando llegue la recuperación vamos a salir en una clara desventaja competitiva frente a otros destinos que protegen a su sector.

Es una cuestión de proteger al sector más importante de nuestra economía, que es el turismo, y el Gobierno no está protegiéndole como se debe

Tanto en dicha PNL de apoyo a la hostelería como en otra que se va a debatir la semana que viene en el Congreso de apoyo a las agencias de viajes, lo que estamos pidiendo, entre otras cosas, son ayudas directas, reducciones de impuestos, exoneraciones en el pago de tasas… No entendemos que se siga cobrando la tasa de autónomos y otros impuestos en estos momentos de cero actividad.

Esta semana el Gobierno ha empezado a hablar ya de ayudas directas…

En junio se presentó un plan, en diciembre, otro, pero el sector conoce esos planes una vez que se han presentado. No se entiende por qué el Gobierno no se sienta antes con el sector turístico, teniendo en cuenta que nunca ha estado tan unido como ahora, para ayudarle en la medida de sus necesidades reales. Es decir, no se cuenta con el sector para la aprobación de estas ayudas.

Ahora la vicepresidenta –en referencia a Nadia Calviño- ha anunciado que están estudiando la posibilidad de ayudas directas, pero hasta que no lleguen no nos lo vamos a creer

España, como país líder en turismo, ¿tendría que estar liderando también esta situación?

Como líder mundial turístico que es España, tendríamos que ser los que estamos a la cabeza, liderando el apoyo al sector y tendríamos que ser ejemplo para otros. Al final, hay otros que están haciendo las cosas mejor y apoyando, con criterios más claros, a su sector turístico. Habría que fijarse en las cosas que les están funcionando a otros. Por ejemplo, llevamos pidiendo desde hace meses una reducción del IVA en las actividades turísticas, pero nos encontramos con que la ministra dice que eso no mejora la cuenta de resultados de las empresas. Si le está viniendo bien a otros países que lo han aplicado, copie lo que están haciendo otros, o por lo menos escuche al sector.

Usted ha dicho que España es el Estado que más fondos va a recibir de Europa, pero es el que menos ayudas distribuye a su tejido empresarial…

Sí, se queda también a la cola. Los Presupuestos Generales del Estado recogen que el presupuesto para el turismo va a ser el mayor de la historia de nuestro país. Efectivamente, si sumamos los 1.300 millones de euros que incluyen, es el más alto de la historia, pero no sabemos cómo se va a repartir, que distribución se va a hacer. E, igualmente, sobre los fondos europeos existe mucha falta de transparencia. No sabemos cómo se van a destinar, a qué planes de apoyo. Ni las comunidades autónomas, ni los ayuntamientos saben de qué manera se va a hacer. Yo personalmente estoy presentando preguntas escritas al Gobierno para saber cómo va a ser la distribución y qué incidencia va a tener la oferta turística en su conjunto, en nuestras empresas turísticas, y no tengo respuesta.

¿Cuáles deberían ser las prioridades en la distribución de esos fondos?

Al margen del turismo, no entendemos que la distribución de los 140.000 millones de euros que van a llegar desde Europa vayan a depender directamente del presidente del Gobierno, sin pasar por un comité técnico o de expertos, como lo van a hacer otros países. En el ámbito turístico, habrá que valorar cuáles son las comunidades autónomas más golpeadas por la COVID-19, los sectores que más están sufriendo y a partir de ahí hacer una distribución de acuerdo a las necesidades de cada territorio. Con ese dinero, que es de los españoles y no del Gobierno, se tendría que hacer una distribución inteligente para que tengamos una recuperación eficiente, que nos permita volver a los niveles anteriores a la crisis.

¿Cuáles son sus propuestas para los fondos europeos?

Hay que destinar parte importante de esos fondos a estar preparados para salir de esta situación. La imagen de España como destino turístico está muy dañada, las empresas están muy dañadas, y muchas no van a poder retomar su actividad. Estamos en un mercado muy competitivo, hay países que han hecho las cosas francamente bien, que además han sabido comunicarlo mucho mejor que España y van a intentar llevarse parte del pastel turístico.

Tenemos un alto grado de fidelidad, pero los turistas pueden considerar que es más seguro, cuando se pueda viajar, ir a Grecia, Turquía, Portugal o Italia, y si les gusta igual ya no vuelven a España

El sector pide prioridad en la vacunación, después de los grupos de riesgo, para generar confianza en el turista y poder reactivar así el sector. ¿Qué opina al respecto?

Estaría plenamente de acuerdo en que el sector vaya a continuación de sanitarios, personas vulnerables y de todo el que esté al frente de la pandemia. El turismo es el principal sector de nuestra economía y es un sector tractor de otras actividades. Cuando hablamos de establecimientos de restauración y de hoteles cerrados, hay que tener en cuenta que este cierre afecta a otros sectores, como a las empresas de bebidas y distribución de alimentos, lonjas de pescadores, agricultura… Por lo tanto, es muy importante acelerar la vacunación, aunque sea pagando, como se han ofrecido a hacer algunos hoteleros para sus empleados.

El sector ha ofrecido sus establecimientos e incluso pagar la vacuna de sus trabajadores con el fin de que esto vaya más rápido. La gente tiene ganas de viajar, de desconectar y se irán donde les garanticen que es un destino seguro. Por tanto, necesitamos que la vacunación se acelere al máximo

En las últimas semanas ha habido mensajes contradictorios sobre las fechas previstas para que el 70% de la población española esté vacunada -porcentaje que facilitaría alcanzar la inmunidad de grupo-, con el consiguiente descontento del sector. ¿En qué medida afecta esta situación al despegue del turismo?

El ex ministro de Sanidad, Salvador Illa, dijo que antes del verano estaría vacunado el 70% de la población, a continuación el presidente dijo que después del verano. Estos mensajes generan incertidumbre, los mercados están pendientes de lo que dicen unos y otros y al final los turoperadores, que tienen que programar viajes, si ven que otros destinos han avanzado y España sigue muy ralentizada, programarán vacaciones a otros lugares y serán turistas que España perderá. En estos momentos lo que hace falta es trasladar mensajes de certidumbre, tanto para los turistas extranjeros como nacionales.

Procede de Benidorm, uno de los destinos turísticos más populares de nuestro país, y lleva mucho tiempo trabajando por este sector desde el ámbito político. En estos últimos meses, ¿ha mantenido contacto frecuente con los representantes del sector? ¿Cómo los ve?

Por mi procedencia y por mi vinculación familiar, soy miembro de la cuarta generación de una familia de empresarios turísticos de Benidorm, tengo mucha relación con el sector. En los últimos meses he hablado casi semanalmente con representantes y empresarios turísticos de toda España, además de los que me encuentro en Benidorm, amigos y compañeros. Los veo con mucha preocupación, tristes en algunos momentos por la situación.

En el caso de Benidorm, un destino que está abierto todo el año y que tiene un gran movimiento turístico durante todos los meses, verlo ahora con las calles vacías, las puertas de hoteles, restaurantes y bares cerrados, es triste y veo en la cara de ellos mucha preocupación. Esta situación se ha llevado por delante a muchas empresas turísticas, tanto de Benidorm como de otros destinos, que venían de familias de varias generaciones. Es el momento de estar al lado de las empresas porque el turismo es el mejor embajador de la imagen de España en el mundo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.