Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La Unión Europea prevé que el documento esté listo en junio

Piden a Bruselas que el certificado sanitario permita el acceso a eventos

13 abril, 2021 Premium
  • La Eurocámara y el Consejo preparan sus posturas negociadoras para ultimar la regulación del documento en mayo 
  • No debería prohibirse que los países lo usen para otros fines distintos al viaje, como eventos culturales, según el comisario de Justicia
  • Para utilizar el documento comunitario para otros fines, cada Estado deberá elaborar una legislación específica

El comisario de Justicia de la Unión Europea, Didier Reynders, ha pedido este martes al Parlamento y al Consejo que no descarten que los Estados miembros puedan usar el certificado verde digital para otras funciones distintas a los viajes, como el reinicio de actividades culturales, aunque esto requiera que cada país elabore una nueva legislación específica. Cree que, si no es así, cada país podría recurrir a sistemas individuales, con lo que se crearía fragmentación, posible discriminación y una carga adicional para los ciudadanos.

Reynders ha comparecido hoy ante la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo para presentar la propuesta de Bruselas para el certificado. En estos momentos, tanto la Eurocámara como el Consejo preparan sus posturas negociadoras para ultimar la regulación del documento en mayo y su aprobación legislativa final a principios de junio.

A juicio del comisario de Justicia, los Estados miembros deberían poder dar al certificado de vacunación comunitario otras funciones o aplicaciones, como acceso a eventos ahora restringidos por la pandemia, aunque cada país necesitaría elaborar una base legal para ello

El objetivo del certificado verde digital "es facilitar la vuelta a la libertad de movimiento dentro de la Unión Europea, ayudar a los ciudadanos a recuperar su derecho a viajar libremente pero de forma ajustada a la situación sanitaria", ha indicado el comisario, para "poder empezar con el proyecto piloto a principios de junio y tener el sistema completo para finales de junio", añadió.

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders. EFE/EPA/JOHN THYS

Ha recordado que la propuesta que ha presentado Bruselas "no crea una base legal para otro objetivo que la libertad de movimiento". Sin embargo, considera que no debería prohibirse que los países lo usen como es el caso de algunos eventos culturales.

El documento, que reconoce a las personas que ya han sido vacunadas, que tengan una PCR negativa reciente o bien anticuerpos porque han superado la enfermedad, tiene como objetivo facilitar la movilidad segura.

"Hemos visto ya propuestas con proyectos pilotos para eventos culturales, y es posible solicitar requisitos a las personas que acuden a este tipo de eventos. Ya es posible ahora, se les puede pedir que lleven mascarilla y eso ya es un requisito. En otros sitios se pide tener un test negativo", ha indicado Reynders.

En cualquier caso, los Estados miembros que quieran usar el documento comunitario para objetivos nacionales deberán "crear la base legal para ello" en sus legislaciones nacionales, con normas que cumplan la legislación europea de protección de datos, y serán responsables de garantizar su "proporcionalidad y si son necesarias", ha firmado Reynders.

"Si lo hiciéramos, los Estados miembros que los quieran usar domésticamente tendrían que crear un sistema nacional por separado", ha añadido el comisario

El comisario incidió en que la propuesta debe quedar limitada en el tiempo y expirar en el momento en el que la Organización Mundial de la Salud declare la pandemia finalizada, aunque es partidario de "mantener el instrumento en la caja de herramientas de la Comisión Europea" para reactivarlo en futuras pandemias.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.