Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Barómetro de STR y Cushman & Wakefield     

Primer trimestre sin síntomas de recuperación en los hoteles de España  

27 abril, 2021 Premium
  • La ocupación en el primer trimestre fue del 23%, el RevPAR cayó un 65% y el ADR un 24% menos que en 2020
  • STR y Cushman & Wakefield destacan el esfuerzo de los hoteleros por mantener precios a pesar de la bajísima ocupación en el primer trimestre
  • Acelerar el proceso de vacunación en Europa y levantar las restricciones de movilidad ayudarán a la rentabilidad de los hoteles

En el primer trimestre del año los hoteles abiertos no superan el 30% de la oferta existente y los principales indicadores de rentabilidad confirman que “la actividad sigue sin mostrar síntomas de recuperación”. El último Barómetro Hotelero elaborado por STR y Cushman & Wakefield detallan que la ocupación en todo el país ha sido del 23%, que el RevPAR se contrajo un 65% y que el ADR ha sido el único indicador con “cierta resistencia”, al caer un 24%. Más allá de las restricciones actuales, las caídas también se explican porque el período entre enero y mediados de marzo de 2020 fue el último con actividad normal, hasta la declaración de la pandemia de coronavirus. Superada una Semana Santo nula, las expectativas están puestas en el verano 2021.

En los tres primeros meses del año la ocupación se situó en el 23% y “ni el periodo navideño ni Semana Santa han permitido mejorar la ocupación”, que en un año se contrajo un 54%, según los datos de STR y Cushman & Wakefield.

Fuente: Barómetro Hotelero elaborado por STR y Cushman & Wakefield

Zaragoza fue la ciudad con un mejor dato de ocupación, con un 33,4%, seguida de Madrid con un 26%. Alicante, Baleares y Marbella tuvieron las ocupaciones más bajas: 17%, mientras que el mayor descenso lo experimentó Canarias, que paso de una ocupación del 63% en el primer trimestre de 2020 a apenas 20,4% este año.

Los ingresos por habitación disponible (RevPAR) en el primer trimestre se han quedado en 16,75 euros, lo que supone una ajada del 65% respecto al mismo período de 2020. Las mayores caídas se han dado en Alicante (-75%), Barcelona (-72,2%) y Málaga (-72,3%). Baleares, con una contracción del 41%, es el destino menos acusado de todo el mapa español, con la excepción de Marbella con solo un 31,8%.

Fuente: Barómetro Hotelero elaborado por STR y Cushman & Wakefield

En el caso del precio medio diario (ADR) ha sido de 73 euros, un 24% menos que el año pasado, “lo que demuestra el esfuerzo de los hoteleros por mantener precios a pesar de la bajísima ocupación”, destacan en el Barómetro.

Barcelona ha registrado la mayor caída, con un 40% menos, mientras que Baleares o Canarias incrementaron su precio un 20% y un 0.5%, respectivamente. Esos aumentos se explican por la escasez de oferta, ya que los destinos tienen la mayoría de los hoteles cerrados durante este periodo.

“Los hoteles que se encuentran en los destinos vacacionales se han beneficiado más al ser los primeros en recibir la demanda doméstica del segmento de ocio y la escasa oferta abierta y han aprovechado esa ventaja, demostrando una buena estrategia de precios”, ha destacado Paula Reinoso, Account Manager de STR para España y Portugal.

En el sector esperan que la demanda doméstica y la demanda internacional acumulada ayude a un incremento rápido del rendimiento hotelero en los destinos vacacionales, aunque son conscientes que todo ello dependerá de que las restricciones se vayan levantando y los programas de vacunación

Los indicadores de STR demuestran que en los países con menos restricciones a la movilidad como Estados Unidos la demanda se ha reactivado, alcanzado ocupaciones cercanas al 60% durante la segunda semana de abril. También en Europa la demanda sigue mostrando confianza y ganas de viajar, a la espera de buenas noticias sobre el proceso de vacunación.

Ahora mismo una gran parte de los hoteles siguen sin abrir y van posponiendo las fechas en base a los acontecimientos. La situación obliga a buscar mecanismos para la supervivencia de las compañías y las esperanzas están puestas en la reactivación de los destinos vacacionales durante la temporada de verano. El sector recuperará la visibilidad en cuanto las restricciones para la movilidad se levanten, pero para eso es necesario que en Europa el proceso de vacunación se acelere”, ha remarcado Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.