Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Mesa redonda 'Expansión y Desarrollo hotelero' de las charlas Sercotel

El valor de las marcas blancas hoteleras en la era pos-COVID

23 mayo, 2021 Premium
  • Best Western ya negocia con compañías españolas, "que están viendo que van a necesitar un grupo que les apoye"
  • Sercotel incide en la importancia de la marca para conseguir financiación: "Ofrecemos confianza, seguridad y dinero"
  • En Marriott se fideliza al cliente desde joven hasta la edad adulta "para que pueda seguir creciendo con nuestras marcas"

La crisis de la COVID-19 va a llevar a que cada vez más hoteles españoles independientes se alíen con marcas blancas para poder crecer y tener un mejor acceso a la financiación. "Los españoles son buenos operando pero tienen un techo, que es que hay unos grupos mundiales gigantes, por lo que se van a tener que unir". Así lo puso de relieve Javier de Villanueva, director of Development de Best Western durante la mesa redonda 'Expansión y Desarrollo hotelero' celebrada en el marco de las charlas Sercotel que se han celebrado esta semana en Fitur. "Van a tener que hacer un híbrido. Nosotros ya estamos hablando con compañías españolas medianas o grandes, que están viendo que van a necesitar un apellido o un grupo que les apoye", avanzó De Villanueva tras ser preguntado por el papel de estas marcas blancas por Marc Molas, Managing Director de Financial Advisory de Deloitte, quien moderó el debate, en el que participaron también Edgar Ollé, director of Development de Marriott y Jorge Melero, consejero de Sercotel Hotel Group.

"Para nosotros serían un partner ideal", abundó De Villanueva, que detalló que para estos hoteleros sería una vía para crecer. "Hay hoteles españoles que no consiguen entrar en EEUU", recordó.

Al respecto, Melero apuntó el que es el gran reto de estas marcas: convencer al propietario de que las van a necesitar para tener un flujo de ventas importante. "Hay que conquistar a ese propietario independiente sin que sienta que le cueste más que operarlo él", destacó

Por su parte, también Ollé abundó en el peso de esta fórmula en el futuro. "Operadores que quieran ser marca blanca también lo veremos en el mercado pronto", vaticinó.

Javier de Villanueva, Edgar Ollé, Jorge Melero (en la pantalla) y Marc Molas durante la charla.

En este punto, destacaron la importancia de contar con el respaldo de una marca blanca a la hora de lograr financiación. Así, el directivo de Best Western incidió en cómo si un cliente es más institucional los trámites son más sencillos.

"Una marca ayuda, se replica el modelo con el cliente que va al hotel porque la conoce. Con los bancos pasa igual si un propietario pide dinero y explica que tiene la ayuda de una marca. Es una cuestión de simplificar y tener tranquilidad", consideró

De igual modo, Melero coincidió en las dificultades con las que pueden encontrarse los propietarios individuales de hoteles para recurrir a los bancos en un mundo globalizado en el que se va cada vez más a "grandes players".

Por ello, avanzó un crecimiento en España de estos operadores, que van a encontrar cada vez más oportunidades de "conquistar a más propietarios, a los que podemos ofrecer confianza seguridad y dinero".

La importancia de las marcas

Pero el valor de las marcas no solo será importante a la hora de financiarse. Según explicaron, en la era pos-COVID también serán "vitales" para captar al cliente.

"El cliente que va a ir hotel necesita confianza y una marca trasmite confianza. Las marcas tienen la capacidad de establecer estándares que ofrecen seguridad", defendió De Villanueva, quien abogó por ofrecer diferentes profuctos para diferentes momentos o situaciones

En esta misma línea, el directivo de Sercotel aludió a los dos valores de marcas: la marca paraguas, aquella que el cliente elige por fidelización y aquellas comerciales dentro de esta que se ofrecen al público, que son "activos de las compañías hoteleras".

Al respecto, Ollé constató el "cambio radical" que se está produciendo desde hace diez años. "Antes nadie apostaba por marcas, ahora se ha producido un cambio generacional. Esas generaciones que han viajado por todo el mundo y han estudiado en el extranjero conocen las marcas y las quieren", consideró.

"Nosotros tenemos 30 marcas bien categorizadas y no se canibalizan", detalló el directivo de Marriott, quien dio a conocer la estrategia de la compañía: fidelizar al cliente desde joven hasta la edad adulta "para que pueda seguir creciendo con nuestras marcas"

Una evolución del cliente por cada marca de la empresa con la que coincidieron De Villanueva y Melero. "El cliente cree en los estándares de la marca global, pero quiere cosas nuevas, sorprenderse. Nosotros tenemos 19 marcas, pero aunque el cliente es fiel cada vez quiere una cosa diferente", abundó el responsable de Best Western.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.