Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Desde el 1 de junio

Barcelona, con seis de cada 10 hoteles cerrados, sube la tasa turística

Los hoteleros de la ciudad habían reclamado que se aplazara dicho incremento 3 junio, 2021 Premium
  • El recargo que se aplica en Barcelona es de 0,75 euros, cantidad que irá aumentando en los próximos años
  • El recargo se suma a las tarifas vigentes que van desde los 0,65 € a los 2,25 € según la categoría del hotel
  • En 2022, el recargo en Barcelona pasará a ser de 1,75 euros y en 2024 alcanzará los 4 euros

El Ayuntamiento de Barcelona ha aplicado desde este 1 de junio un recargo de 0,75 euros al impuesto por pernoctaciones que se cobra en Cataluña a los viajeros que se alojan en establecimientos turísticos, pese a las reclamaciones de los hoteleros de la ciudad para que aplazara dicho incremento, según ha confirmado el Gremio de Hoteles. Debido a la pandemia del coronavirus, en la actualidad solo el 38% de establecimientos de la ciudad están abiertos y tienen una ocupación media de un 30%.

Cabe recordar que la Generalitat aprobó el año pasado un incremento de la tasa turística a nivel general en Cataluña, para que entrara en vigor en 2020.

No obstante, a raíz de la pandemia, la Generalitat ha ido posponiendo en varias ocasiones el incremento de la tasa turística debido a las dificultades que atraviesa el sector. El aplazamiento más reciente se aprobó el pasado 18 de mayo, cuando se pospuso la entrada en vigor de los aumentos hasta el 1 de octubre de 2021.

Sin embargo, el mismo decreto de la Generalitat también autorizó al Ayuntamiento de Barcelona para que aplicara un recargo específico de hasta cuatro euros, que recaudaría íntegramente el consistorio.

De este modo, el pleno del Ayuntamiento de Barcelona del pasado diciembre aprobó aplicar un recargo en el Impuesto de Estancias en Establecimientos Turísticos de 0,75 céntimos que entraría en vigor partir del 1 junio de 2021.

Ese recargo de 0,75 € se sumará a las tarifas vigentes hasta octubre, que van desde los 2,25 € a los 0,65 € según la categoría del establecimiento:

  • 2,25 € (por noche en hoteles de 5 estrellas)
  • 2,25 € (viviendas de uso turístico)
  • 2,25 € (cruceros con estancia superior a doce horas)
  • 1,10 euros (hoteles de cuatro estrellas y cuatro estrellas superior)
  • 0,65 € (cruceros con estancia inferior a doce horas)
  • 0,65 € (resto de establecimientos y equipamientos)

Ahora bien, dado que Barcelona tiene margen para aplicar un recargo específico de hasta 4 euros, está previsto aplicar un aumento gradual, de modo que esa cantidad se alcanzará en 2024.

Imagen de un hotel cerrado en Barcelona, el pasado febrero.

Malestar de los hoteleros

El aumento del impuesto turístico ha sentado como un tiro a los hoteleros de Barcelona. "Habíamos pedido al Ayuntamiento que aplazaran el recargo, pero han decidido tirar adelante", explica una fuente del Gremio de Hoteles de la ciudad.

"Además, cuando llegue el mes de octubre y entre en vigor el incremento del impuesto turístico general para toda Cataluña, entonces tocará pagar aún más en Barcelona", explican las mismas fuentes.

El próximo octubre, las tarifas generales del impuesto turístico para toda Cataluña pasarán a ser las siguientes:

  • 3,5 € (por noche en hoteles de 5 estrellas y campings de lujo)
  • 2,25 € (viviendas de uso turístico)
  • 3 € (cruceros con estancia superior a doce horas)
  • 1,70 euros (hoteles de cuatro estrellas y cuatro estrellas superior)
  • 1 € (cruceros con estancia inferior a doce horas)
  • 1 € (resto de establecimientos y equipamientos)

Y sobre estas tarifas para toda Cataluña, Barcelona continuará aplicando el recargo de los 0,75 euros que ha entrado en vigor en la ciudad el 1 de junio.

Pero en 2022, el recargo en Barcelona pasará a ser de 1,75 euros.

En 2023, el recargo será de 2,75 euros.

Y en 2024, el recargo habrá alcanzado el límite de los 4 euros autorizado por la Generalitat.

Situación actual en Barcelona

Según ha informado el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Mestre, en la actualidad solo el 38% de establecimientos de la ciudad están abiertos y tienen una ocupación media de un 30%.

Al contrario de la reactivación que el sector vive en algunos lugares de la costa catalana o del Pirineo, en Barcelona esa recuperación es "más complicada", añade

"En esta época, en 2019, teníamos 63.000 personas hospedadas y ahora sólo tenemos unas 8.000", indicó.

Además, "el turismo de negocios, de congresos e incentivos está en estos momentos muy parado".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.