Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La mayorista fundada por Manuel Buitrón recopila en un libro los hitos que han marcado la vida de la empresa truncada por la COVID-19

Politours se despide con una mirada a sus 46 años de historia

Entre los productos que introdujo en el mercado español, destacan los cruceros fluviales 1 agosto, 2021 Premium

La recientemente desaparecida mayorista Politours, una víctima más de la pandemia de la COVID-19, ha querido preservar sobre el papel, en tiempos donde priman los contenidos digitales, la "memoria" de sus 46 años de historia en los que estableció muchos hitos para el turismo español por el carácter pionero de su fundador Manuel Buitrón.

La compañía nació en 1974 en Madrid, aunque sus orígenes se remontan décadas atrás, cuando el padre del fundador se adjudicó la empresa Viajes Politur.

Los primeros viajes del turoperador fueron los que "nadie se atrevía a organizar" en una España que aún estaba bajo la dictadura franquista, los países de la entonces comunista Europa del Este, empezando por Bulgaria, con combinados con Grecia y Turquía.

Se puede decir que este comienzo tan osado para ofrecer productos turísticos novedosos para el mercado español ha sido sin duda el espíritu que ha definido la historia del turoperador.

Como puede leerse en la introducción, "lo conseguido por Politours dentro del turismo español se han logrado a base de mucho esfuerzo y haber viajado adelantándonos a casi todos los destinos que hemos abierto y publicado".

Desde 1977 comenzó a organizar sus viajes a Egipto, que con los años se convertirían en un "clásico" dentro de su programación.

Manuel Buitrón, con el equipo de Politours, en la celebración del 45 aniversario de la mayorista, en 2019.

Con la premisa de que "para vender el mundo turístico había que conocerlo", el fundador dio una primera vuelta el mundo en 1978 y repitió años más tarde para diseñar luego los programas para el mercado hispanohablante.

Entre su catálogo, en el que podían presumir de ir "abriendo destinos", estaban Marruecos, la extinta Yugoslavia, Rusia, Túnez o China y llegó a atreverse incluso con Libia, sin mucho éxito.

A mediados de los ochenta se estrenó con destinos de Latinoamérica, donde siempre ha tenido una presencia muy relevante, a los que le siguieron países de Oriente Medio, como Jordania, Israel o Líbano, y ha terminado con viajes por los cinco continentes,

Cruceros fluviales

Pero sin duda uno de sus grandes hitos de la mayorista fue la introducción en el mercado español de los entonces desconocidos cruceros fluviales, en los que terminó por convertirse en un especialista con Politours River Cruises.

Como cuenta en el libro, todo comenzó en 2002 con una ruta por el Rhin con agentes de viajes españoles a los que se les quería mostrar las bondades de esta experiencia. Fue todo un éxito, y al Rhin se le fueron sumando el Danubio, el Duero, ríos de los Países Bajos, Croacia o Rusia y, por último, itinerarios por el Sena.

Pero la obra, profusamente ilustrada, no solo repasa los momentos dulces, entre los que tiene un hueco importante el papel del asociacionismo empresarial, sino también los más traumáticos, como los juicios a los que se tuvo que enfrentar por problemas con algunas navieras europeas en los momentos de crisis económicas.

Y concluye con el "final triste de etapa" provocado por la pandemia de coronavirus declarada en marzo de 2020, cuando el mercado turístico se hundió y lo que se pensaba que iba a ser un parón transitorio de unos meses se alargó más de lo previsto y la compañía se vio abocada a declararse en concurso de acreedores en noviembre del año pasado, en parte por los reembolsos pendientes de aerolíneas y cruceristas y que a día de hoy sigue reclamando.

En este casi medio siglo de historia, Politours, que ha facturado una media de 72 millones de euros por ejercicio, se enorgullece sobre todo de haber llevado "a conocer mundo" a más de 2,3 millones de viajeros.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Es muy triste este final y lamentablemente no será la única empresa que acabe en concurso de acreedores. Por cierto, se sabe si NAUTALIA , que lleva más de un año sin devolver el dinero a muchos clientes, ha entrado ya en concurso de acreedores? ,