Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La opción más dura sería un nuevo cierre "cortafuegos"

El Reino Unido prevé posibles restricciones en octubre

El incremento de casos demandaría medidas para evitar el colapso de la sanidad pública 9 septiembre, 2021 Premium

El Reino Unido está planteándose decretar, en octubre, un cierre "cortafuegos" para atenuar la sexta ola de contagios, que se espera que provoque un nuevo aumento de casos a partir de ese mes y tenga su punto álgido en diciembre. Algunos medios británicos se han hecho eco de esta posibilidad aludiendo a un informe interno del Gobierno, cuya existencia no ha sido confirmada por el Gabinete aunque algunos portavoces admiten que "algunas medidas restrictivas" sí podrían ser necesarias.

Coincidiendo con la mitad del semestre escolar podrían ser introducidas las restricciones en el Reino Unido, aunque no se plantea un cierre completo si no es totalmente necesario. Los asesores del Gobierno recomiendan planificar el cierre para minimizar su impacto social y económico, una opción mejor que tener que improvisar sobre la marcha cuando la subida de nuevos contagios ya sea alarmante.

Las fuentes explican, a los medios británicos que se hacen eco de esta posibilidad, que el primer ministro Boris Johnson está dispuesto a reintroducir la mascarilla obligatoria y la distancia social en espacios públicos y en el transporte. También apuntan a la posibilidad de que vuelvan las restricciones en los viajes.

Los asesores tienen claro que las vacunas funcionan, y que a pesar del incremento de casos, muy difícilmente se alcancen de nuevo las mismas cifras de muertes que el año pasado. Actualmente, la tendencia que siguen las hospitalizaciones es la de alcanzar los niveles vistos en octubre de 2020, según las mismas fuentes

El problema en el Reino Unido sería, como en el resto de países que han tenido una estrategia de vacunación eficaz, el colapso de las urgencias y de la atención primaria, que puede repercutir luego en los ingresos y las UCI, advierten los asesores gubernamentales. Las vacunas evitan que las muertes y los casos graves lleguen a los niveles que hemos conocido en 2020, pero no evitan las infecciones ni todos los ingresos, recuerdan.

Photo by Jack Finnigan on Unsplash.

Las cifras no son buenas, aunque la gravedad de los casos es menor

En este momento, el 70,7% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna en el Reino Unido, y el 63,4% ha recibido la pauta completa. Este lunes día 6 de septiembre, 41.192 personas dieron positivo y fallecieron 45 pacientes. Los ingresos hospitalarios rondan el millar diario.

Los medios comparan estas cifras con las que había el 31 de octubre de 2020, cuando Inglaterra decretó su segundo cierre nacional, y cuando todavía no había empezado el programa de vacunación. Ese día hubo 16.479 nuevos casos confirmados y 1.461 hospitalizaciones.

Como último recurso

El ministro responsable del Plan de Vacunación, Nadhim Zahawi ha dicho en la BBC que él "no ha visto" los informes sobre un posible cierre en octubre, sin embargo, otro portavoz del Gobierno, aunque rechazó la noción de "un nuevo cierre", sí admitió que "algunas medidas restrictivas" podrían ser reintroducidas en algún momento "como último recurso", para evitar la presión insostenible sobre el sistema nacional de salud.

El ministro para las vacunas dijo que el objetivo es "la transición desde el estado de pandemia al estado endémico [la presencia habitual de una enfermedad] y luchar contra el virus año sí, año no, según las necesidades, porque va a estar con nosotros durante muchos años. Pero el objetivo también es no tener que cerrar nuestra economía y no tener que tomar medidas severas como tuvimos que hacer en diciembre del año pasado".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.