Un análisis de Paula Pielfort

Respuestas a un turista que acorta sus viajes

Las empresas se adaptan a nuevas pautas de consumo

Análisis/ El cliente está modificando su forma de consumir viajes y su forma de adquirir la información que precisa para planificarlos. El sector lo sabe. Por eso, ante este escenario cambiante, las empresas están adaptando su producto a sus exigencias y necesidades. El secreto es saber aprovechar las nuevas oportunidades.

Algunos estudios, como el que presentó la semana pasada Lookinside Travel, “Hábitos de información y compras del viajero español”, corroboran lo que ya tenemos en nuestra cabeza: la difícil situación económica que continúa asolando al país afecta al comportamiento del viajero. Ante la crisis, proliferan viajes más cortos, por España y en coche, según el citado informe. 

La tendencia de reducir la duración de los viajes también se ha detectado en turismo rural. De hecho, la Radiografía del viajero rural 2013 presentada por TopRural indica que, además de reducirse la frecuencia con la que los viajeros se han hospedado en alojamientos rurales, la estancia media se ha situado en 2,76 noches, por debajo de las 3,05 noches registradas en 2010 (año en el que se publicó la anterior edición del informe).

La industria turística se va adaptando a esta manera de consumir y muestra de ello se encuentra en Costa Cruceros. Iván Mañas, E-business manager de la compañía, afirma que ahora “los viajeros buscan cruceros de 3 ó 4 días porque hay una tendencia muy marcada a reducir el tiempo del viaje”, por lo que han la empresa ha cambiado su oferta. “Tenemos cruceros de tres días y de 1.107 días que dan vuelta al mundo. Buscamos todo tipo de clientela y queremos adaptarnos a todo”.

Sarah Despradel, directora de eCommerce y Marketing Online de Iberostar Hotels & Resorts, afirma en esta línea que la compañía se interesa por todo tipo de clientes, y que esa es la línea que se debe seguir, ya que ahora no se puede ir tan solo a buscar clientes de estancias mayores, sino que todos deben interesar a cualquier empresa.

Respuestas a un turista que acorta sus viajes.Respuestas a un turista que acorta sus viajes.

Javier Arenas, director de Added Value Spain, empresa que ha desarrollado el citado informe sobre los hábitos del viajero, explica que los turistas se están decantando por hacer viajes que solo contienen de una a tres pernoctaciones. Solo uno de cada cuatro viajes tiene una duración superior a una semana. Pero aquí él detecta una oportunidad. Y es la de aprovechar que estos turistas de corta duración realizan un gasto en el destino mayor. De acuerdo con Lookinside Travel, como media la gente gasta 64 euros por persona y día. Pero cuando realizan viajes de una noche gastan hasta 123 euros, frente a los 26 euros al día que desembolsan cuando se trata de estancias de larga duración. Las empresas tienen que intentar atraer a este cliente y saber responder a un viajero en el que se está apreciando también una cierta compra por impulso, que reduce el tiempo de planificación de sus viajes y que en un 13% de los casos, de acuerdo con el informe, piensa su viaje y lo compra en el mismo momento. Además, hacerse atractivo para viajes de fines de semana y corta duración puede ayudar a las empresas a reducir la estacionalidad.

Estancia media según el INE

Hay que tener en cuenta que, aunque se aprecia esta generalizada reducción en el tiempo de los viajes, el último dato del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente a febrero no corrobora el acortamiento de la estancia media en todo tipo de establecimientos si se analizan las variaciones interanuales. Si bien, se detecta una bajada en alojamientos rurales (2,2 días de estancia media en febrero de 2013 frente 2,33 en febrero de 2012) y apartamentos turísticos (7,8 días en febrero de 2013 frente 8,02 en febrero de 2012), en camping el descenso es muy moderado (8,30 en febrero de 2013 y 8,39 en febrero de 2012) y en hoteles se produce una moderada subida de la estancia media (3.01 días en 2013 frente 2,97 días en febrero de 2012).

No obstante no hay que olvidar que también se está viendo cómo proliferan viajes en los que el alojamiento no supone un coste al turista, como apartamentos en propiedad o casas de familiares y amigos. Y que no entrarían dentro de estas cifras oficiales.

Si como dijo Manuel Butler, “el sector turístico es líder y puede moldear el futuro”, tendrá que continuar atento a todo lo que sucede a su alrededor y aprovechar los cambios en hábitos del consumidor para convertirlos en oportunidad.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.