Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un análisis de Esther Mascaró

Reacciones curiosas (o no) al artículo sobre la OMT y la renuncia de Riad

La OMT despierta mucho más interés del previsto y es un organismo a salvar y reinventar 2 octubre, 2021 Premium

El artículo Riad renuncia, obligada por la ONU, a quitarle la sede de la OMT a Madrid ha despertado no solamente más interés del previsto, sino que ha provocado una serie de correos electrónicos de personas que nos informaban de cuestiones relativas al funcionamiento de la organización que desconocíamos. Está claro que la Organización Mundial del Turismo es un organismo que despierta interés, quizá no tanto por lo que es como por lo que ha sido y podría llegar a ser, y que mantiene la lealtad de muchos de sus ex empleados y de personas del sector que de alguna u otra forma han pasado por allí y piensan que debería salvarse, reinventarse y convertirse en una organización transparente y realmente útil para el turismo mundial. Esta semana algunos medios extranjeros han recogido también lo que ha pasado con la sede de la OMT en Madrid y las aspiraciones de Riad, e Ignacio Vasallo nos recuerda en un artículo de HOSTELTUR que quienes se rasgaban las vestiduras ante la posibilidad del traslado de sede y el fracaso que ello conllevaría para el Gobierno de España y para el país, todavía no han felicitado al Gobierno por el éxito de su gestión.

La OMT puede parecer moribunda, en una especie de letargo, pero no está muerta. Y lo mejor de todo: hay mucha gente comprometida con la organización, con lo que representa y podría llegar a ser, más que con las personas que puntualmente pasan por el asiento del secretario general. Si de las reacciones que ha habido esta semana podemos sacar una conclusión es esta: la OMT vale la pena, quizá no como la conocemos ahora, sino como lo que puede y debe llegar a ser.

Los correos que hemos recibido son un puzzle de lo que podríamos llamar "el estilo Pololikashvili" de dirigir esta "noble institución", como dice uno de los remitentes.

Ex trabajadores de la organización, algunos de ellos ya jubilados, nos han escrito para contarnos aspectos de su trabajo, cambios que ha hecho el actual secretario general, dudas que tienen sobre cómo se está gestionando la organización y lo que representa como parte de la historia del turismo mundial desde 1975

Algunos de los que nos han escrito se quejaban por algo, por ejemplo: el actual secretario general decidió impedir la entrada en el edificio a los ex trabajadores que a veces pasaban por allí para saludar a sus ex compañeros. Sólo se entra con un permiso específico.

En concreto, nos lo cuentan así:

"Para decirle la verdad no he regresado a la Secretaría General de la OMT desde el principio de 2017 para ir a saludar algunos antiguos colegas que son amigos/amigas míos. De hecho, a partir de enero de 2018, ningún antiguo funcionario jubilado puede entrar en el edificio de la sede sin una autorización previa por parte de la Dirección, lo que nunca había ocurrido antes. Además, las otras organizaciones del Sistema de Naciones Unidas otorgan una tarjeta especial a todos los antiguos funcionarios jubilados para facilitarles el acceso a sus oficinas respectivas".

Dos de los remitentes se preguntan qué habrá sido del fondo de "patrimonio documental e información técnica de la OMT", que por lo visto conservaba un archivo completo sobre legislación turística a nivel mundial, además de su propio archivo histórico.

Uno de los remitentes nos aclara la cuestión de las oficinas regionales de la OMT, en relación a la apertura, antes del verano, de la sede regional de Oriente Medio en Riad.

Oficinas regionales

Este documentado remitente nos explica que "la creación de oficinas regionales no es un concepto nuevo en el contexto de la Organización, ya que ha existido en el pasado. En efecto, la OMT había creado (2a Asamblea General Torremolinos-Málaga, Mayo de 1977) las tres Secretarías Regionales siguientes: África (Nigeria), Américas (Perú) y Oriente Medio (Egipto). El año siguiente abrieron otras dos Secretarías Regionales: Asia del Este y Pacífico (Filipinas) y Asia Meridional (Sri Lanka)".

Añade que "no se creó una Secretaría Regional para Europa, ya que la Sede estaba ubicada en Europa"

Sin embargo, unos años después se decidió cerrar las secretarías y oficinas regionales. Nuestro remitente lo explica así: "debido a la dificultad de coordinar las actividades de estas Secretarías Regionales desde la Secretaría General en Madrid y a los importantes gastos de gestión generados por dichas Secretarías, la 4a Asamblea General de la OMT (Roma, septiembre de 1981) decidió cerrarlas y pidió al Secretario General -entonces Robert C. Lonati- que se crearan seis Departamentos Regionales -incluyendo uno para Europa-, en la propia Secretaría General de la Organización". O sea, en la sede de Madrid.

Por lo tanto, es cierto que en este momento, la oficina de Riad abierta en mayo es una excepción notable dentro de la organización, que ni siquiera vuelve a darle a Egipto el papel que tuvo en 1977, sino que directamente elige la capital de Arabia Saudí, una recién llegada al turismo que hasta hace muy poco ni lo aceptaba, aunque ahora se haya fijado convertirlo en su nuevo petróleo.

Pero no todas las reacciones han sido favorables al artículo Riad renuncia, obligada por la ONU, a quitarle la sede de la OMT a Madrid.

La sede de la OMT en Riad, única sede regional que existe.

"Inexactitudes, información incorrecta y valoraciones infundadas"

La única reacción que ha habido desde la propia organización -y la única negativa- ha sido de la directora del Departamento Regional para Europa, Alessandra Priante.

La Sra. Priante asegura estar "francamente sorprendida por la cantidad de inexactitudes, información incorrecta y valoraciones infundadas que pronuncias" y se ofrece amablemente para corregir esos errores. Añade, "ten en cuenta que al hacer un servicio de prensa tan inexacto estás perjudicando no solo a las personas que trabajan honestamente en la OMT, incluido el secretario general, sino también el propósito de nuestro trabajo, nuestros estados miembros y el mundo del turismo en general".

Y concluye: "Al reducirnos a un argumento de salón de peluquería, tampoco le estás haciendo un favor a tu país y a tu gobierno, que se ha esforzado mucho para apoyarnos últimamente"

La Sra. Priante ha tenido la amabilidad de corregir, efectivamente, algunos datos incorrectos del artículo, que califica como "falsedades". Por ejemplo, que Chipre sí está en la OMT y que Lituania también lo está, contrariamente a lo que decía el artículo, porque quienes no están son Estonia y Letonia.

Por otra parte, la Sra. Priante también ha sido tan amable de comprometerse a intentar que el secretario general, Zurab Pololikashvili, responda a las preguntas que tiene sobre la mesa, de parte de HOSTELTUR, desde principios de septiembre.

Las preguntas son estas:

  • - ¿Qué hay de real en la tan comentada posibilidad de que la OMT cambie de sede de Madrid a Riad?
  • - ¿Es cierto que el secretario general está a favor de este cambio?
  • - Si es que sí, o que no lo vería mal, ¿por qué razones?
  • - ¿De qué depende que el cambio de sede figure o no en el orden del día? ¿Tiene posibilidades de entrar este punto?
  • - ¿Cómo son las relaciones entre la OMT y el Gobierno de España? ¿Hay descontento? ¿Por qué?
  • - ¿Tiene el secretario general una relación especial con el Gobierno de Riad y ciertos compromisos adquiridos con Arabia Saudí?
  • - ¿Qué contactos ha estado haciendo el secretario general en torno al cambio de sede y los intereses de Riad?

Es de agradecer que alguien de dentro de la organización se preocupe por evitarnos la frustración de no tener respuestas, ni por escrito ni en persona, ya que el secretario general evitó comparecer en la rueda de prensa conjunta con la ministra Reyes Maroto y el ministro de Exteriores José Manuel Albares después de la visita que hicieron los tres a la futura sede de la OMT en Madrid, el Palacio de Congresos de La Castellana, como explicamos en Pololikashvili no corta los rumores sobre el cambio de sede de la OMT.

El futuro de Pololikashvili

Por un lado, parece que Arabia Saudí considera "amortizado" al actual secretario general, según las fuentes de HOSTELTUR. Para los árabes la sustituta ideal del georgiano podría ser Gloria Guevara", ex CEO y presidenta de la alianza WTTC (World Travel & Tourism Council), actualmente aesora especial del ministro de Turismo de Arabia Saudí, Ahmed Al Khateeb.

El Gobierno español ha desmontado la operación de traslado de sede a Riad de forma discreta, sin oprobio público para Pololikashvili, pero tocando al propio secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Gutérres, y según el medio turístico anglosajón eTurboNews, también al mismo príncipe Mohamed bin Salman Al Saud, con quien habría hablado el presidente Pedro Sánchez.

En un artículo titulado "Traslado de la OMT a Arabia Saudí: ¿tiene un gran problema el secretario general Zurab Pololikashvili?", este medio asegura que la historia no ha terminado aunque el traslado de la sede ha quedado "en pausa"

Y añade: "Los años de manipulación por parte del secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, nunca se abordaron y todavía se ignoran en Nueva York", en referencia a la sede de la ONU, y destaca que ahora el secretario general de Naciones Unidas "ya se está involucrando tras ser alertado por el Gobierno español".

Falta por ver ahora, como recoge este medio y como decían las fuentes de HOSTELTUR en el artículo de referencia, si España decidirá retirar su apoyo al secretario general.

Según nuestras fuentes, España "podría alegar las grandes irregularidades en el nombramiento del secretario general por parte del Comité Ejecutivo, como candidato a la reelección".

En base a ello, podría solicitar que se reinicie el proceso y se busquen como mínimo tres nuevos candidatos, entre los que no esté el georgiano

Para ello España debería exponer muy bien sus argumentos -"que los hay, y muchos", aseguran las fuentes-, como miembro de la OMT y como país sede de la agencia, y hacer que el Ministerio de Exteriores "se mueva bien para conseguir los votos".

La reelección del georgiano ha de ser confirmada en la Asamblea General de la OMT que tendrá lugar en Marruecos en diciembre.

El ministro de Exteriores y el secretario general, en la visita al Palacio de Congresos de La Castellana.

España, discreta pero eficaz

España ha abortado la operación de Riad de forma discreta pero eficaz. Resta por ver si habrá otros movimientos para retirarle el apoyo al actual secretario general, a quien sí se apoyó en el pasado.

Cualquier opción de recambio, como explican nuestras fuentes, pasa por la diplomacia: Exteriores debería moverse para conseguir votos para otro candidato, quizá español

Las fuentes lo tienen claro: "si España fuera Francia, uno de los tres nuevos candidatos sería un español de muy alto nivel. Un Javier Solana o un Josep Piqué un poco más jóvenes", porque, añaden, "ya hemos visto con Pololikashvili que no hace falta conocer el turismo".

En un artículo titulado Los seguidores de Casandra no saben predecir el futuro y publicado en HOSTELTUR, Ignacio Vasallo, primer director general de Turespaña, recuerda que en agosto algunos representantes del sector estaban de acuerdo en que el posible traslado de la sede a Riad sería "un fracaso diplomático, político y económico sin paliativos que dañaría gravemente la imagen de España, que además perdería la capitalidad mundial del turismo y su capacidad de influencia en el sector".

Vasallo advierte que los agoreros de la "tragedia sin paliativos" que hubiera significado para España, según ellos, la pérdida de la sede de la OMT, han evitado una "felicitación igualmente sin paliativos" al Gobierno español por el éxito de su gestión.

Lecciones de futuro

Las cosas que hacemos en la vida no tienen sentido si no nos sirven para aprender. Yo he aprendido, con esta historia que les hemos contado puntualmente desde HOSTELTUR, que la OMT tiene enemigos pero también tiene amigos, personas que respetan y hasta reverencian la organización, que piensan que vale la pena salvarla y reinventarla, para que pueda ser lo que debe ser en beneficio del turismo mundial.

Y sinceramente pienso que vale la pena. No es un organismo más, es una agencia de Naciones Unidas que puede tener un papel decisivo en la industria turística, que puede ayudarla, guiarla, informarla, ofrecerle datos para la toma de decisiones, mostrarle opciones distintas, ayudarla a planificar...

Las personas pasan pero las organizaciones quedan, y vale la pena trabajar para una organización que debe estar más allá de los intereses personales y nacionales, y que seguirá aquí cuando ninguno de nosotros esté. Por eso, como intenté explicarle a la Sra. Priante, en HOSTELTUR nos declaramos leales a la institución y trabajaremos para reflexionar, con los representantes del sector que tengan algo que decir, cuál puede ser el futuro de la OMT, cómo podríamos reinventarla para que sirva mejor a su objetivo.

Y es muy destacable que las personas que nos han enviado correos explicándonos diferentes aspectos de la organización, todas coincidan en que les interesa su futuro, en que hay cosas relevantes de las que vale la pena hablar y en que tienen esperanza en ese futuro.

Aquí lanzamos algunas ideas, que no son propias, sino de nuestras fuentes.

La actual sede de la OMT, en la calle Poeta Joan Maragall de Madrid.

La nueva OMT

España debería tener un papel activo en esta reinvención o refundación.

Podría conseguir la reforma de las estadísticas de turismo, forzar a la OMT a cambiar los criterios oficiales estadísticos para pasar de personas a pernoctaciones, por ejemplo, que es un indicador mucho más apropiado.

Podría forzar a la OMT a medir los flujos turísticos internacionales con precisión. "Hoy muchos destinos “mienten” en las cifras de visitantes que envían a la OMT y algunos lo hacen en cerca de un 50%, por diversas razones".

Todo esto convierte los informes mundiales de turismo en algo muy poco riguroso que dificulta a la industria entender las tendencias y tomar decisiones. De hecho, toda la industria mundial que utiliza estas estadísticas y toma decisiones en base a ellas está trabajando sobre datos poco fiables y obsoletos

La OMT debería dejar de enfocarse en temas como la pobreza, los objetivos del milenio, la sostenibilidad, etc., aseguran las fuentes consultadas, "que siendo importantes ya cuentan con organismos especializados en ello" y evitar duplicidades que no tienen sentido ni ayudan al turismo mundial.

De hecho, algunas fuentes apuntan que sería importante incluir el sector del transporte en la OMT, que actualmente está tan indisolublemente ligado a la industria turística global, y añadir una T a su nombre: OMTT, Organización Mundial del Turismo y el Transporte, ampliando así sus competencias.

Cuál debería ser el cometido de la "nueva" OMT está claro para las fuentes consultadas: debería enfocarse en gestionar, a nivel mundial, temas prácticos, concretos e importantes que ayudarían a desarrollar en el mundo un turismo mejor para todos.

Algunos ejemplos: la formación de alta calidad en turismo, los sistemas de clasificación de alojamiento turístico, los procedimientos de inmigración en las fronteras, la I+D en materia de turismo, la gestión turística de pandemias, la persecución del fraude en internet en oferta turística, la gestión del “overtourism”, etc. "Aunque quizá esto significaría sacar a la OMT de la órbita de Naciones Unidas".

Sea como sea, el debate será sin duda enriquecedor.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.