Edición España. El mar se come el litoral en más sitios de los que parece

Hoteles y edificaciones "en primera línea", engullidas por el océano

Un hilo de Twitter muestra un fenómeno que está teniendo lugar en todo el mundo, con casos sorprendentes de edificios enteros convertidos en ruinas marítimas 24 octubre, 2021

Hoteles, casas, complejos, resorts, todo tipo de edificios construidos "en primera línea" están siendo engullidos por el mar en todo el planeta. En algunos casos fueron obras levantadas sobre las dunas, en otros, sobre acantilados, en ocasiones fueron construidos demasiado cerca del mar y en otros simplemente el mar ha avanzado más de lo previsto y más rápido, ganando espacio a la tierra. Pero todos los casos que muestra este impactante y documentado hilo de Twitter, publicado por @Itineratur y enriquecido luego por personas de todo el mundo con comentarios y fotografías, tienen en común el mismo denominador: el mar avanza y construir "en primera línea" no es una opción inteligente.

Con este primer tuit inicia @Itineratur, un perfil que suele escribir hilos tan largos como interesantes y muy documentados sobre arquitectura, arte y otros temas, su revisión de varios casos de edificios que han sido o van a ser tragados por el océano.

Cuenta que este caso, en Francia, es el de un edificio que fue construido "confiando en que la distancia hasta el mar era suficiente". Cuando fue construido, el "Signal" se encontraba a 200 metros de la línea de la costa, pero hoy esa línea ha retrocedido y se halla a tan solo 10 metros.

Este caso sin embargo podía haberse previsto, porque el edificio fue levantado "al borde de la duna que protege la localidad de Soulac", como muestra la fotografía. Una posición envidiable de "primera línea de playa", pero también de "primera línea de tempestad".

El hilo cuenta que en Francia, sobre todo en la costa de Normandía, cada año caen al mar edificios a causa de la erosión del litoral, y no solo casas u hoteles, también edificios históricos construidos en la costa, como "el famoso bunker de la Segunda Guerra Mundial que cayó desde cincuenta metros de altura sobre la playa de Sainte-Margueritte-sur-Mer y allí se quedó, plantado".

El caso de la iglesia de Varengeville-sur-Mer y su bonito cementerio marino es parecido. Dicen que caerá en 30 años, ya que el acantilado retrocede y el mar avanza. Fue construida en el siglo XIII a 1 Km del mar.

Los derrumbes de los acantilados litorales son más comunes de lo que pensamos. Lo difícil es captar la imagen en el momento en que ocurre.

Y ahora vienen los ejemplos de medio mundo, porque en todas partes ha habido proyectos urbanísticos disparatados que contra toda lógica, llegaron a convertirse en realidad. Siguiendo el hilo de @Itineratur, personas de varios países subieron comentarios y fotografías de casos que conocían, normalmente cercanos a sus domicilios y ciudades de residencia.

En todo el mundo, el mar avanza y le come terreno a la tierra. Las construcciones disparatadas quedan en parte sumergidas en el océano, como testimonios mudos de nuestra falta de previsión.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.