Edición España. Cumbre COP26

Declaración de Glasgow: compromisos en turismo contra el cambio climático

4 noviembre, 2021
  • Advierten de que el cambio climático y la contaminación ponen en peligro la mayor parte de las actividades turísticas
  • Se acordarán las cinco vías para asegurar la transición climática: medir, descarbonizar, regenerar, colaborar y financiar
  • Apoya el compromiso mundial de reducir a la mitad las emisiones para 2030 y la neutralidad climática antes de 2050

Según el último estudio de la Organización Mundial del Turismo (OMT, UNWTO por sus siglas en inglés) y el Foro Internacional del Transporte (ITF por su sigla inglesa), las emisiones de CO2 del turismo crecieron al menos un 60% entre 2005 y 2016, siendo el transporte, en 2016, el causante del 5% de las emisiones mundiales de CO2. Con estos datos en la mano, en la cumbre del clima de la ONU COP26 que estos días se celebra en Glaswow hoy se lanzará la Declaración de Glasgow sobre la acción climática en el turismo, una iniciativa con un objetivo claro: aumentar la ambición climática de las partes interesadas en el turismo y garantizar acciones sólidas para respaldar el compromiso mundial de reducir a la mitad las emisiones para 2030 y alcanzar cero neto antes de 2050. "Salvo que aceleremos la descarbonización, las emisiones de CO2 del sector podrían aumentar un 25% o más de aquí a 2030, en comparación con 2016", advierte el documento.

Durante la sesión, los responsables políticos y los principales representantes de la industria discutirán los enfoques estratégicos y suscribirán la Declaración de Glasgow, según informa la OMT. Asimismo, sus signatarios acordarán las cinco vías para garantizar que la acción climática esté alineada en todo el sector turístico: medir, descarbonizar, regenerar, colaborar y financiar.

La declaración cuenta con tres objetivos claros: definir un mensaje y enfoque sectorial claro y coherente para la acción climática en la próxima década, alineado con el marco científico y la urgencia de actuar ahora, describir las acciones específicas que acelerarán esa capacidad del turismo para transformarse y lograr emisiones netas cero lo antes posible y alentar a los líderes de la industria del turismo a demostrar su apoyo público para ampliar la respuesta del sector a la emergencia climática.

"Declaramos nuestro compromiso común de unir a todos los agentes para transformar el turismo y hacer que contribuya de manera efectiva a la acción por el clima. Apoyamos el compromiso mundial de reducir a la mitad las emisiones para 2030 y de alcanzar la neutralidad climática a la mayor brevedad posible, y siempre antes de 2050", reza el documento

Los firmantes se comprometen también a alinear sistemáticamente sus acciones con las últimas recomendaciones científicas, para asegurarse de que su enfoque "sea coherente con el objetivo de que, para 2100, las temperaturas no suban más de 1,5 ºC por encima de los niveles preindustriales".

Cero emisiones

Ante el peso irrefutable de las emisiones de CO2 del turismo, la declaración defiende una recuperación responsable del turismo de la crisis de la COVID-19, y que la industria se comprometa y planifique una recuperación verde, en lo que a su juico es "una oportunidad única para transformar el sector en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París.

"Si somos capaces de conseguir pronto que la forma en que ofrecemos experiencias a los visitantes deje de generar emisiones y consumir grandes volúmenes de materiales y, en lugar de eso, priorizamos el bienestar de las comunidades y de los ecosistemas, el turismo puede liderar la transformación hacia un futuro de bajas emisiones de carbono", defiende

En este sentido, se constata cómo el cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad ponen en peligro la mayor parte de las actividades turísticas. "El aumento del nivel del mar, la mayor frecuencia de las inundaciones y otros fenómenos meteorológicos adversos amenazan en todas partes los medios de vida de las comunidades, desde las infraestructuras y las cadenas de suministro hasta la seguridad alimentaria", advierte. (Ver Un verano de fenómenos extremos: ¿el turismo tiene algo que decir?)

La Declaración de Glasgow recoge las acciones climáticas en turismo.

De este modo, el texto defiende que el turismo acelere la adopción de modalidades de producción y consumo sostenibles, teniendo en cuenta no solo el valor económico, sino la regeneración de los ecosistemas, la biodiversidad y las comunidades.

Las cinco vías

¿En qué consiste esa acción por el clima en el turismo? El documento recoge cinco vías comunes en aras de lograr "una acción coherente en el sector". Son las siguientes:

  • Medición: Medir y dar a conocer todas las emisiones relacionadas con los viajes y el turismo.
  • Descarbonización: Determinar y cumplir objetivos alineados con la ciencia del clima para acelerar la descarbonización del turismo, y más concretamente el transporte, la infraestructura, el alojamiento, las actividades, las comidas y bebidas y la gestión de residuos.
  • Regeneración: Restaurar y proteger los ecosistemas, afianzando la capacidad de la naturaleza de capturar el carbono, así como salvaguardando la biodiversidad, la seguridad alimentaria y el suministro de agua. Y puesto que una gran parte del turismo se desarrolla en regiones vulnerables a los impactos del cambio climático, garantizar que el sector pueda apoyar a las comunidades afectadas y en situación de riesgo para mejorar su resiliencia, adaptación y respuesta a los desastres.
  • Colaboración: Compartir pruebas de los riesgos y soluciones con todos los agentes y con los huéspedes, y trabajar para que los planes sean lo más eficaces y coordinados que sea posible. Fortalecer la gobernanza y la capacidad de acción a todos los niveles, inclusive entre las autoridades nacionales y subnacionales, la sociedad civil, las grandes empresas y las pymes, los grupos vulnerables, las comunidades locales y los visitantes.
  • Financiación: Garantizar que los recursos y la capacidad de las organizaciones sean suficientes para cumplir los objetivos fijados en los planes climáticos, y que se incluya la financiación de la formación, la investigación y la implantación de herramientas fiscales y políticas efectivas cuando sea preciso para acelerar la transición.

Asimismo, se acuerda el compromiso de presentar planes de acción por el clima en el plazo de doce meses y a informar públicamente de los progresos alcanzados en relación con los objetivos a medio y a largo plazo y de las medidas adoptadas, al menos una vez al año.

Puede descargarse el documento en el siguiente enlace:

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.