Edición España. No aclaran si retomarán la negociación más adelante, aunque la posibilidad está abierta en otros términos

IAG y Globalia confirman a la CNMV que no habrá compra de Air Europa

Con esta retirada estratégica antes del pronunciamiento de la CE, Iberia evita que la fusión quede bloqueada por la serie de condiciones que impondría haciendo inviable la fusión 15 diciembre, 2021

International Airlines Group (IAG) y Globalia han confirmado que están negociando, ya en una fase avanzada, rescindir el acuerdo firmado el 4 de noviembre de 2019 y modificado el 20 de enero de 2021, según el cual la filial de IAG, Iberia, adquiriría la totalidad de las acciones emitidas del capital de Air Europa, según una comunicación enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por Stephen Gunning, director financiero del grupo, indicando que "se realizará una nueva actualización en el futuro, según corresponda”, ya que, aún no han establecido los términos de la cancelación del trato anterior y un eventual nuevo arreglo. Ha trascendido que, de momento, IAG pagará una prima superior por la suspensión del acuerdo (75 M€) que, de retomarse, se descontaría del precio final. La Comisión Europea tenía como nueva fecha para emitir una decisión el próximo 4 de enero, después de haberla extendido varias veces, a la espera de nuevas propuestas de cesión de slots que despejaran las reservas y preocupaciones por la competencia en torno a esta operación. Sobre la nueva decisión de las empresas involucradas, Bruselas no ha hecho comentarios por el momento.

En las últimas intervenciones públicas de Luis Gallego, CEO de IAG, y otros altos cargos del grupo, había trascendido que Iberia estaba considerando si finalmente compraba o no Air Europa, antes de que se agote el plazo en el que debe pronunciarse la Comisión Europea, el 4 de enero. Incluso Gallego afirmó ser cada vez más pesimista en cuanto al éxito de la operación, sobre la que estaba negociando un nuevo precio con Globalia, la cesión de slots con Bruselas y los términos de los créditos recibidos por Air Europa con el Gobierno español. "No estamos cerrados a ninguna alternativa, pero si los números de la operación no salen nos tendremos que ir", afirmó. Según publica este miércoles El Confidencial, las dos compañías ultiman un acuerdo para suspender temporalmente la operación a cambio de una contraprestación de 75 millones de euros de Iberia a Air Europa, con el fin de evitar el previsible bloqueo por parte de la Comisión Europea, que en su dictamen vinculante iba a imponer una serie de condiciones que hacían imposible la fusión, lo cual aún no ha sido confirmado por las empresas involucradas (vea: Iberia y Air Europa suspenden la fusión y esperan tiempos mejores).

Asimismo, ambas empresas estarían barajando fórmulas para poder llevar adelante la transacción en un futuro, pero en términos aceptables para la CE, aprovechando que el Estado, a través de la Sepi, ya está en el capital de Air Europa, organismo que a finales del año pasado, tras conceder dos préstamos por 475 M€ a la aerolínea, ejerció derechos de accionista reestructurando la compañía y decidiendo sobre los integrantes de consejo directivo (vea: El Gobierno reestructura Air Europa y designará un CEO y dos consejeros).

Competencia de la Comisión Europea abrió a finales de junio una investigación en profundidad o en fase 2 de la adquisición prevista de Air Europa por Iberia para determinar los efectos de esta operación en la competencia en rutas nacionales e internacionales españolas, concentrándose, en concreto, en las que conectan 70 pares de ciudades origen y destino (O&D) desde, hacia y dentro de España, en las que ambas aerolíneas ofrecen servicios directos y, en algunos casos, son los únicos operadores que lo hacen, pudiendo “reducir significativamente la competencia”.

Después de que el Gobierno español aprobó en Consejo de Ministros, a principios de noviembre de 2020, el rescate de Air Europa de 475 M €, -prácticamente un año después de anunciar su venta-, el 19 de enero pasado, y tras más de un año de negociaciones retrasadas por la pandemia de coronavirus, IAG e Iberia firmaron con el grupo de los Hidalgo una modificación del acuerdo inicial de compra por 1.000 millones de euros fijando el valor de la transacción en 500 M € a pagar en cinco años, la mitad de la cifra inicial.

La CE también estaba analizando el efecto en las rutas en las que otras aerolíneas dependen de la red nacional y de corta distancia de Air Europa para sus propias operaciones en Madrid, así como en “varios otros” aeropuertos de la Unión Europea. “Sin el tráfico alimentador de Air Europa, algunas aerolíneas pueden decidir terminar sus servicios a destinos internacionales también servidos por IAG, reduciendo las opciones para los viajeros”, dijo un comunicado la CE (ver: Bruselas estudia si la compra de Air Europa por IAG daña la competencia).

Más sobre la mayor operación corporativa de la industria aérea española

- La compra de Air Europa se pone cuesta arriba, admite Iberia

- Los tres factores clave que determinarán la compra de Air Europa

- Iberia y Air Europa, bajo la lupa de la Comisión Europea

- Air Europa saldrá de Skyteam en medio de luchas entre aerolíneas

- 70 rutas de Iberia y Air Europa preocupan a Competencia de la CE

- Reino Unido investigará la compra de Air Europa por IAG

Antes de la pandemia

Analizando los datos de 2019, antes de la pandemia, Ryanair fue la mayor operadora desde España, con una participación del 17,4% de todos los asientos de salida. Sin embargo, Vueling fue segunda (16,5%), Iberia tercera (15,1%) y Air Europa cuarta (7,4%); de acuerdo con el Schedules Analyzer de OAG, la plataforma de inteligencia de la aviación.

Sumando las cuotas de capacidad aérea de las tres principales aerolíneas españolas con las de British Airways y Aer Lingus, IAG controló en 2019 una cuota del 41% de toda la capacidad aérea medida en asientos disponible desde y dentro de España.

Si se observa únicamente el mercado nacional, de acuerdo con el analista de Routes, se revela que el negocio combinado ofreció el 72,7% de todos los asientos disponibles, siendo Vueling, Iberia y Air Europa los tres principales proveedores de capacidad nacional.

En las rutas entre Madrid y América Latina y el Caribe, Iberia ofreció 4,4 millones de asientos de ida y vuelta en 2019, mientras que Air Europa 2,6 millones. Les siguen Avianca, 777.400; LATAM Airlines Group, con 740.000 y Aeroméxico, con 397.000. Dado que el mercado total ascendió a 10,3 millones de asientos bidireccionales, la combinación de Iberia y Air Europa daría a las aerolíneas una cuota de capacidad del 68,1%.

En total, Air Europa operó entre 149 pares de aeropuertos en 2019, 77 de los cuales también fueron operados por Iberia y 55 por Vueling.

Tesis interesante

Los abogados de Monlex, servicio jurídico global, planteó recientemente uan tesis muy interesante que no había sido abordada hasta el momento, la “excepción de la empresa en crisis”, conocida como “failing firm defense”, que supone que los órganos reguladores autoricen una operación de concentración que puede afectar la competencia dada la situación de crisis en que se encuentra la entidad que va aser adquirida.

Es una tesis que la Comisión Europea ya ha basado anteriores decisiones y se fundamenta en el hecho de que, aunque la operación de compra genere una restricción de la competencia, no autorizarla tendría consecuencias restrictivas similares, debido a que la eventual quiebra de la empresa en crisis la sacaría del mercado, por lo que aumentaría su concentración (La excepción de la empresa en crisis en la adquisición de Air Europa).

El caso es que, para IAG, el no poder renegociar los términos de las deudas de Air Europa con el Estado que aumentan en 475 el valor de la transacción de 500 millones de euros -que le sigue pareciendo alto por la situación de la aerolínea, con una deuda que roza los 900 M€, sumando al préstamo de la Sepi los créditos con aval del ICO recibidos en 2020 para reforzar su liquidez y cerca de 200 millones de euros por un creciente impago de alquiler de aviones que se acumula, según fuentes del sector- y el tener que renunciar a pares de slots en 70 rutas, en estos momentos en los que la crisis de la COVID-19 continúa, le ha quitado todo atractivo a esta compra que prefiere dejar para un mejor momento.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.