Diario 5349 15.08.2018 | 05:08
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista a David Wood, asesor jurídico de ICOMP

El monopolio de Google lo convierte en un socio comercial inevitable, advierten juristas

"Google recoge enormes cantidades de datos personales pero pocos lo saben" 7 mayo, 2013

David Wood es el asesor jurídico de ICOMP, una agrupación que integra 70 compañías y asociaciones empresariales vinculadas al comercio electrónico, la publicidad y los medios online, además de socio del bufete de abogados Gibson, Dunn & Crutcher. Está especializado en asuntos legales de posición dominante, acuerdos restrictivos y precios abusivos, sobre todo en internet. Durante 10 años trabajó para la Comisión Europea en temas de defensa de la competencia y leyes antitrust. Según advierte en esta entrevista, Google está tejiendo un monopolio que amenaza al conjunto de la industria turística.

El pasado 25 de febrero, el presidente de Telefónica, César Alierta, advirtió sobre el peligro para la "experiencia de los clientes" de los "nuevos monopolios", refiriéndose a Google y Apple, en el campo de los sistemas operativos para móviles. ¿Cree usted que el riesgo de monopolio se está exagerando o es una amenaza real para empresas y consumidores en el mercado de viajes y turismo?

El monopolio de Google en sistemas operativos móviles y búsqueda móvil supone un riesgo real e inmediato para la industria de viajes en general y para los sitios que ofrecen servicios de comparación de vuelos en particular, tales como Expedia y Kayak. En Europa, Google tiene más de un 90% de cuota de mercado para búsquedas online, incluso mayor en el mercado español -más del 96% según StatCounter-. Google ha aprovechado su dominio en búsquedas en ordenadores para explotarlo ahora en el mercado móvil y el segmento online de viajes.

¿Cómo lo hace?

Con cada vez más consumidores utilizando servicios móviles, la búsqueda móvil se ha convertido en estratégica para los segmentos de viajes y turismo online. Google ha abordado el sector a través de dos modos. Primero: prácticas abusivas que afectan la capacidad de los sitios de búsquedas online de competir, llevando a los competidores a posiciones inferiores en sus resultados, fuera de la vista de los consumidores.

¿Y el segundo modo?

Una estrategia de adquisiciones, especialmente tras su adquisición de ITA en 2011, un innovador proveedor de información sobre vuelos y compañía de software que proporciona los datos utilizados por la mayoría de sitios de búsquedas. Su software y conocimientos le permitió lanzar Google Flights en 2011 en Estados Unidos.

David Wood.David Wood.

Algunas de las empresas de la industria turística que critican las prácticas monopolistas de Google son también sus principales clientes, ya que gastan millones de euros en publicidad en el buscador. ¿No es una extraña paradoja? ¿Esta situación se puede sostener en el tiempo?

Esto no es una contradicción, es una simple manifestación de la falta de competencia en este segmento de búsquedas móviles. El monopolio de Google en búsqueda y publicidad móvil lo convierte en un socio comercial inevitable, especialmente por el hecho de que controla alrededor del 95% de los ingresos por publicidad de búsqueda en Europa, y la cruzada de Google para dominar la publicidad online sitúa sus intereses en conflicto directo con los de sus usuarios (consumidores) y clientes (incluyendo anunciantes y sitios de viajes online).

Con una cuota de mercado del 90% en búsquedas, no es posible para estos competidores confiar en los motores de búsqueda competidores para atraer tráfico móvil (y, con ello, ingresos por publicidad y comisiones).

Entonces, si hablamos de “protección de datos” y hablamos de “Google”, ¿qué deberíamos tener en cuenta?

La gente está cada vez más preocupada por su privacidad, en especial en internet, pero los datos personales también se han convertido en un elemento crucial a la hora de proporcionar a los consumidores información útil.

En Europa existen leyes que intentan establecer un equilibrio entre estos dos aspectos. Las compañías necesitan consentimiento previo de la persona afectada para recolectar y utilizar su información personal. Pero tal consentimiento sólo puede ser dado si la persona entiende lo que está siendo recogido y para qué propósito. Google recolecta enormes cantidades de datos personales pero pocos lo saben, y utiliza esa información en todos sus servicios.

¿Su conclusión?

Estamos ante una invasión de nuestra privacidad poco bienvenida, y posiblemente suponga un incumplimiento de las leyes de la UE.

---

Esta entrevista forma parte del tema de portada de la revista HOSTELTUR de mayo. El reportaje central también puede descargarse como pdf a través del siguiente enlace: La red de Google toma el turismo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.