Diario 5350 16.08.2018 | 14:20
Hosteltur: Noticias de turismo
La compañía seguirá operando con normalidad

American Airlines se declara en quiebra

El grupo no pudo con los costes de personal y el alza del combustible 29 noviembre, 2011
  • American presenta un desbalance negativo en sus cuentas de casi 5.000 M $
  • El alza del precio del combustible ha elevado un 40% su factura energética
  • Los costes laborales de AA superan en más de 600 M € la media de la competencia

American Airlines y su matriz AMR -tercer mayor grupo aéreo de Estados Unidos- se han declarado en quiebra, acogiéndose al Capítulo 11 de la Ley anti-Bancarrota. La compañía mantendrá sus operaciones, ya que dispone de un efectivo de 4.100 M $ (3.080 M €). Con esta decisión, busca recuperar su competitividad.

En un comunicado, la aerolínea ha explicado que la reorganización que emprenderá, en el marco del capítulo 11 de la Ley que regula los procesos de suspensión de pagos en el país y le permitirá reorganizar sus operaciones, reducir sus costes operativos, principalmente el de personal, y mejorar la competitividad. Gerard Arpey ha renunciado a su cargo como presidente ejecutivo, siendo sustituido por Thomas W. Horton.

La solicitud fue presentada ante el Tribunal de Quiebras de EE UU, Distrito Sur de Nueva York, al mismo tiempo se informa al juzgado de la designación de Horton en la dirección de AMR y American Airlines.

Ese capítulo de la legislación estadounidense anti-bancarrota protege de los embargos de los acreedores, mientras la aerolínea presenta un plan operativo y de reestructuración de sus deudas, costes y operaciones para salir de la situación de déficit. AA era la única aerolínea estadounidense que no se había acogido al capítulo 11 en la última década, tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Al parecer, el fracaso a comienzos de mes en las negociaciones con sus pilotos para reducir costes laborales habría precipitado la decisión de la compañía qeu afecta a todo el grupo. "Esta es una decisión difícil, pero es el camino necesario y correcto para convertirnos en una companía eficiente, financieramente más fuerte y competitiva", ha afirmado Horton.

Desbalance de casi 5.000 M $

En el documento entregado al juzgado anti-quibra, el grupo señala que tiene activos por un valor de 24.720 millones de dólares (18.551 millones de euros), mientras que sus pasivos ascienden a 29.550 millones de dólares (22.168 millones de euros).

En relación con el pasivo de la empresa, el nuevo CEO ha admitido que "la estructura de costes de la empresa, incluyendo los de recursos humanos, era insostenible, dado el impacto de la incertidumbre económica global y el vólatil precio de los combustibles que, en el tercer trimestre del año, ha elevado su factura energética en un 40%, comparada con la del mismo lapso del ejercicio anterior".

En cuanto a los costes laborales, el grupo sostiene que busca reducirlos sin mucho éxito desde 2006. Asegura que sus costes en sueldos y otros beneficios supera en 800 millones de dólares (más de 600 millones de euros) los del promedio de la competencia.

También ha precisado que la compañía cuenta con una caja de 4.100 millones de dólares (3.080 millones de euros) para asegurar un suministro ininterrumpido de productos y servicios", concluyó.

Los fondos se emplearán, de acuerdo a lo expresado en la petición de quiebra, para el pago de salarios, cobertura de salud y vacaciones a sus empleados; para continuar con los programas de viajeros frecuentes; para el pago de contratos de suministro de combustible; y para honrar los acuerdos interlíneas.

El grupo espera continuar con sus operaciones comerciales normales durante todo el proceso de reorganización. "Esta acción no tiene impacto legal directo en ninguna de las operaciones de American Airlines fuera de los Estados Unidos", precisa la compañía.

En estos momentos, AA está operando sus programas de vuelo normales, cumpliendo con los billetes y con las reservas de la forma habitual, y haciendo devoluciones y cambios normales. Tampoco se ha visto afectado su programa de viajero frecuente AAdvantage. Preserva igualmente su condición de socia de la alianza oneworld, de la cual es miembro fundador, y todas sus asociaciones de código compartido continúan vigentes, lo que permite a los clientes acumular y canjear millas para opciones de vuelos en todo el mundo.

American opera en 260 aeropuertos en más de 50 países y territorios una media diaria de 3.400 vuelos. La flota total suma más de 900 aeronaves.

El alza del combustible

Ya desde principios de octubre se han producido rumores y especulaciones sobre la posibilidad de que la aerolínea estadounidense se declarase en bancarrota, lo que provocó un desplome de sus títulos en la Bolsa de Nueva York del más del 30%.

El pasado 20 de julio la aerolínea reportó para el primer semestre del año pérdidas de 722 millones de dólares, casi un 40% más que en el mismo periodo del año anterior. En el lapso, los ingresos se elevaron el 7,2%, hasta 8.691 millones de dólares (más de 6.520 millones de euros), mientras que sus gastos subieron el 10,3% hasta 11.956 millones de dólares (cerca 8.970 millones de euros), por el impacto del aumento del precio del petróleo en su factura energética.

AMR no ha declarado beneficios anuales desde 2007 y tiene deudas de 11.900 millones de dólares (9.020 millones de euros).

Entonces, el analista de Maxim Group, Ray Neidl, destacó que “AMR necesita conseguir que sus costes bajen en línea con el resto de la industria, por lo que una bancarrota pre-pactada podría resultar la mejor solución”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.