Encuentro 'El tiempo de Semana Santa 2022' con los expertos de Meteored

Cambio climático: ¿cómo empieza a impactar en la Semana Santa?

25 marzo, 2022
Cambio climático: ¿cómo empieza a impactar en la Semana Santa?

Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, es una de las preguntas obligadas para el sector turístico y la población que se anima a viajar o que participa en procesiones: ¿Qué tiempo hará? A solo 17 días del Domingo de Ramos es aún pronto para avanzar predicciones, si bien los expertos ya dibujan patrones que han venido para quedarse: también la primavera, y por ende la Semana Santa, se van a ver golpeadas por esos fenómenos meteorológicos extremos que provoca el cambio climático que estamos viendo estos últimos años. "Vamos a un escenario con episodios de calor en plena primavera, lluvias torrenciales y un tiempo más extremo", explicó ayer el meteorólogo José Miguel Viñas, durante el encuentro 'El tiempo de Semana Santa 2022' con los expertos de Meteored, en el que José Antonio Maldonado ya avanzó que durante este periodo festivo habrá anomalías, como temperaturas generalmente más altas de lo habitual, y precipitaciones por encima de lo normal en la parte norte de la península.

"En el futuro no faltarán las Semanas Santas con lluvia, pero será más probable que cuando llueva lo haga con más intensidad", aseguró Viñas, que advirtió de los extremos climáticos van a ir cada vez a más y desgranó los efectos de estas nuevas primaveras: un calentamiento que está adelantando la floración y la brotación de hojas en los árboles y periodos de rachas secas que provocan déficits hídricos, con una reducción de los episodios de lluvia, que decrecen en número pero son muchos más intensos cuando se producen.

"Los periodos con días sin lluvia tienden a aumentar en nuestro entorno geográfico, pero cuando llueve las precipitaciones se concentran en pocas jornadas y en grandes cantidades", abundó el meteorólogo, que aludió a un estudio que ya constata cómo en los últimos 30 años está disminuyendo el número de días de la primavera en Europa.

Ante estos fenómenos extremos, subrayó la importancia de los avisos meteorológicos como "herramientas útiles para salvar vidas", y abogó por invertir en esfuerzos técnicos y humanos para que esa predicción siga mejorando

En cuanto a la Semana Santa, José Antonio Maldonado destacó que en toda su trayectoria "siete días seguidos en abril sin que caiga una gota, es algo que no ha ocurrido nunca". "Que caigan algunas gotas de agua a mediados de abril es algo que prácticamente seguro ocurrirá", anticipó.

De este modo, adelantó que en Pascua se registrarán temperaturas por encima de lo habitual y anomalías en la parte norte de la península, con precipitaciones por encima de lo normal, en tanto que en en la parte sur y en los archipiélagos las precipitaciones serán normales

"En esos próximos días tendremos lluvias que van a ser llamativas y que pueden provocar inundaciones en zonas menos habituales como el Cantábrico", advirtió Maldonado, que señaló que si bien la peor parte se la va a llevar el norte del país, tampoco las cofradías del sur peninsular se verán a salvo de los chaparrones.

De dónde venimos

El meteorólogo Francisco Martín hizo un repaso al escenario meteorológico vivido hasta la fecha con el que plasmó las tesis de Viñas. "Venimos de un 2021 muy seco, con unos meses de enero y febrero de 2022 muy cálidos y extremadamente secos, en los que ha habido zonas que no han tenido lluvias por 30 o 40 días", apuntó.

¿A qué se ha debido esta falta de precipitaciones estos meses? Las lluvias no llegaban, indicó Marín, dado que hemos tenido un anticiclón de bloqueo que "actuaba como una verdadera muralla a la llegada de borrascas, danas y temporales mediterráneos". No obstante, tal y como ya estamos comprobando este mes, ese anticiclón se ha desplazado a Escandinavia, lo que ha dejado paso al fin a las borrascas atlánticas de latitudes más bajas como Celia y a temporales mediterráneos, que por contra van a provocar un mes de marzo "muy húmedo".

José Miguel Viñas, José Antonio Maldonado y Francisco Martín.

Así, hemos visto registros importantes: junto a precipitaciones, Celia dejaba además altas concentraciones de polvo en suspensión, una "emisión histórica en partículas finas que redujo la calidad del aire y dejó cielos naranjas y rojos", y en los siguientes días se han visto las Fallas más lluviosas en 84 años y precipitaciones en 24 horas que superaron los 200 mm en zonas de la Comunidad Valenciana

"Después de dos meses muy secos, marzo va a ser extremadamente húmedo, con unas lluvias que superan en 44%, con datos a fecha del 20 de marzo", señaló Marín, que agregó que en zonas como la Comunidad Valenciana en solo 14 o 15 días ya se han registrado las precipitaciones que son las normales en un año entero.

Más información:

- España en riesgo de sequía: ¿cuál es el impacto en el sector?

- El Gobierno ve los fenómenos extremos como un "riesgo real" para el turismo

- El cambio climático pone en jaque al sol y playa

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.