Diario 5452 12.12.2018 | 17:24
Hosteltur: Noticias de turismo
Hace a sus pilotos un último llamamiento a la reflexión sobre el "daño intenso" que causarán

Iberia calcula en 15 M € al año el ahorro con la propuesta del Sepla

7 diciembre, 2011
  • Iberia asegura que Iberia Express no lesiona los intereses de los pilotos ni del resto de empleados, recordando que creará 500 empleos el primer año

Iberia ha asegurado que la propuesta presentada por la sección sindical del Sepla en Iberia para el nuevo modelo en las operaciones de corto y medio radio de la aerolínea sólo representa ahorros de 15 millones de euros al año, frente a los 100 millones anuales que la compañía ahorrará con la creación de la filial Iberia Express. Hace a sus pilotos un último llamamiento a la reflexión.

En un comunicado emitido como respuesta al anuncio de convocatoria de huelga por parte de los pilotos en diciembre, confirmado tras la reunión del Comité de Vuelo, cuyo calendario será presentado hoy, la aerolínea asegura que los pilotos "no han ofrecido rebajarse el sueldo en ningún porcentaje, y menos aún en el 50%” como afirman desde el sindicato.

Iberia hace un llamamiento a los pilotos de la compañía, en general, para que reflexionen "sobre la falta de justificación de una huelga que, además, cuenta con el rechazo de al menos el 92% de trabajadores de la compañía, y que hace un daño intenso a los clientes, a las cuentas de la empresa, y la reputación de la compañía y de los propios pilotos".

Contradicciones empresa-pilotos

"La única oferta salarial por parte del Sepla-Iberia, acorde con la propuesta de la compañía, fue la de permitir dos nuevos niveles de entrada de pilotos dentro del escalafón de la compañía", una medida que crearía ahorros anuales por valor de 15 millones, "muy lejos de lo que Iberia necesita para evitar las pérdidas y crecer". Un ahorro que, según la compañía, tendría "carácter temporal", ya que los niveles salariales de los nuevos pilotos se igualarían a los de Iberia "a los pocos años".

El Sepla asegura que su propuesta, auditada por Grant Thorton, establece un ahorro anual de 100 millones de euros, tan sólo con las medidas adoptadas para el colectivo de pilotos, frente a los 25 millones de la de Iberia. Peral ha señalado haber ofrecido a la compañía "todo lo que pedían" y que aún así se han negado a negociar porque “el objetivo no es reducir costes sino vulnerar el convenio de los pilotos, que protege las operaciones de Iberia en la Terminal 4, para que British Airways (BA) pueda volar desde Barajas y convertir a Iberia en una low cost del grupo IAG”.

Sepla Iberia ha denunciado que a través de la fusión se está impulsando un amplio plan de crecimiento para la compañía británica con los recursos de la aerolínea española.

Iberia ha respondido que tales acusaciones son infundadas y no sustentadas ningún solo dato. "Iberia es responsable de su plan de negocio y de sus recursos, incluyendo su caja, que está íntegra a disposición de la compañía”. Con respecto a la Terminal 4, recordó que Iberia opera en Barajas unos 700 vuelos diarios, frente a los siete de BA, "los mismos que tenía antes de la fusión".

Concluye sobre este punto que “no está previsto en ninguno de los acuerdos que una compañía absorba o controle a la otra. El objetivo de IAG, sociedad española propietaria de Iberia y de British Airways y presidida por el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, es preservar las dos marcas y, a ser posible, muchas más en el futuro. Todos los acuerdos de la fusión son públicos, y están disponibles tanto en la web de la CNMV como en la web de IAG".

1.000 nuevos empleos a largo plazo

La compañía insiste al Sepla que vuelva a la mesa de negociación del convenio y reitera su propuesta de un arbitraje para dirimir las discrepancias y nombrar de común acuerdo un presidente de la mesa, ajeno a las partes: Esteban Rodríguez Vera, entre otros cargos en el Ministerio de Trabajo, el de director general y secretario general técnico, y a Carolina Martínez Moreno, catedrática de derecho del Trabajo de la Universidad de Oviedo y presidenta de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos, a la espera de que Sepla-Iberia haga su propuesta en este sentido".

La compañía además reitera que la creación de Iberia Express no lesiona los intereses de los pilotos de Iberia ni del resto de empleados, recordando que la nueva filial creará 500 empleos el primer año y 1.000 "cuando alcance su velocidad de crucero" y ya ha llegado a un acuerdo con respecto al corto y medio radio con los trabajadores de tierra y tripulantes, lo cual “no ha sido posible con el Sepla en dos años de negociaciones y más de 60 reuniones".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.