Diario 5349 15.08.2018 | 01:09
Hosteltur: Noticias de turismo
Propuestas de Jones Lang LaSalle Hotels

Soluciones para hoteles en apuros

Manchise y asset management son algunas de las fórmulas planteadas 14 mayo, 2013

Jones Lang LaSalle Hotels ofrece a los hoteles en apuros “caminos para ver la luz al final del túnel”, en palabras de su vicepresidente para España y Portugal, Giuliano Gasparini, dependiendo de si son hoteles independientes o patrimonialistas.

Si el problema del establecimiento independiente son los números rojos se le presentan tres fórmulas: la franquicia, el cambio de gestión para intentar incrementar los ingresos y el modelo manchise, que aúna las características del contrato de management y de franchise (franquicia).

Con este sistema, según ha explicado Gasparini, “durante un periodo de tiempo que suele alargarse de dos a cinco años, aunque puede llegar hasta los siete, el gestor se hace a un lado para observar cómo lo hace un operador internacional de renombre. Concluido ese tiempo, el establecimiento pasa a ser automáticamente una franquicia, pero su gestor lo operará como el internacional. De este modo se mejora la operativa hotelera sin necesidad de realizar un cambio en la gestión”.

Las opciones de Jones Lang LaSalle varían en función de si son hoteles independientes o patrimonialistas, los problemas que sufren y el régimen de gestión. #shu#Las opciones de Jones Lang LaSalle varían en función de si son hoteles independientes o patrimonialistas, los problemas que sufren y el régimen de gestión. Imagen Shutterstock

Si las dificultades del hotel son que no obtiene el retorno suficiente, se le abren también tres opciones: gestión, franquicia o asset management, un estilo de “management school donde se les dan pautas para mejorar la gestión”.

Hotel patrimonialista

En el caso del hotel patrimonialista en régimen de alquiler fijo el riesgo para el propietario es que, ante las dificultades, el gestor proponga la renegociación de la renta para bajarla. La solución propuesta por Gasparini es “un contrato de asset management, ya que mejorando la cuenta de explotación se evita ese riesgo”.

El asset management también es una opción en el caso de que, con un contrato de alquiler variable, los ingresos sean inferiores a la deuda, aunque también existe la posibilidad de vender parte de la deuda a un tercero o acordar una joint venture.

Finalmente, si el hotel está siendo operado en gestión y la situación financiera es tan crítica que puede entrar en suspensión de pagos, la única solución es “cambiar de gestor antes de que se verifique ese problema”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.