Diario 5330 23.07.2018 | 09:17
Hosteltur: Noticias de turismo
El programa Turismo Senior Europa, también en peligro

Mallorca: el círculo vicioso de la estacionalidad se agrava

El recorte de vuelos y cierre de plazas hoteleras durante la temporada baja va a más 14 diciembre, 2011
  • Colaboración público-privada, reducción de tasas de aeropuerto y turismo senior, claves

La pérdida de vuelos que sufre Mallorca durante los meses de invierno ha agravado la estacionalidad turística en la isla, uno de los principales portaaviones del turismo español. Se trata de un problema crónico que ha ido a más, convirtiéndose en un círculo vicioso. Durante este mes de diciembre por ejemplo sólo hay disponibles 23.000 camas, un 10% menos respecto al año pasado.

Pese a los múltiples planes de desestacionalización turística lanzados desde hace años para atraer turistas a Mallorca más allá de la temporada alta, los resultados logrados hasta ahora han sido muy escasos.

"No hemos conseguido conectar recursos ni crear productos, de modo que la gente cree que en invierno no se puede venir a Mallorca. Y los pocos turistas que vienen, cuando ven tantos establecimientos cerrados, marchan decepcionados", resume Inmaculada Benito, gerente de la Federación Hotelera de Mallorca (FHM).

"Debemos posicionarnos también como destino de temporada media y baja", dice. Por ello, añade Inmaculada Benito, la colaboración público-privada será fundamental para estimular la demanda.

Pero los hoteleros también reclaman la cogestión del aeropuerto de Palma de Mallorca como parte de la estrategia de invierno.

"No pedimos la privatización del aeropuerto, sino introducir conocimiento del sector privado, para por ejemplo segmentar y ofrecer tarifas aeroportuarias más bajas durante el invierno y así atraer compañías", explica la gerente de la FHM.

También la Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH) de Baleares advirtió durante la World Travel Market que, a pesar de las favorables perspectivas para el verano de 2012, las reservas para el invierno desde Reino Unido y Alemania, los dos principales mercados emisores del archipiélago, caen un 10% y un 8% respectivamente.

"Desde hace años, el invierno es la asignatura pendiente de Baleares", apuntó Margarita Ramis, presidenta de ACH.

Menos vuelos

Airberlin y Niki, las dos aerolíneas con mayor tráfico hacia Mallorca, han reducido su capacidad hacia la isla un 20% durante este invierno.

En total, Mallorca tendrá este invierno, de octubre a marzo, 718.000 plazas menos respecto a la anterior temporada baja, mientras que en Menorca habrá 89.000 asientos menos. Por el contrario, Ibiza contará con 7.700 plazas más.

El pasado 2 de diciembre, el turoperador británico Cosmos advirtió que sus ventas hacia Mallorca han caído un 22% debido a la reducción de conexiones aéreas.

Cosmos cree que existe demanda en el mercado emisor británico, pero en cambio las compañías aéreas reciben "muy poca ayuda" de las instituciones.

Por ejemplo, la aerolínea Monarch mantuvo el invierno pasado seis vuelos semanales con Baleares, que llegaron a ser nueve puntualmente. La aerolínea pidió ayuda al Govern para mantenerlos, pero al no obtenerla este año mantiene sólo dos aviones por semana.

Turismo sénior

Una de las iniciativas para romper ese círculo vicioso de la estacionalidad en Mallorca es el programa Turismo Senior Europa, que este año ofrece un total de 18.600 plazas para viajar a Baleares desde diferentes países europeos, como Polonia, Bulgaria, etc.

Este programa es financiado a medias por Turespaña y el Govern balear, que aportan 1,5 millones de euros cada uno.

Sin embargo, la mitad de esas plazas podrían perderse porque el Govern balear aún no ha podido aportar su parte alegando problemas presupuestarios, según indica Javier Bustamante, presidente de Segittur, la sociedad estatal que coordina el programa.

"Sería una lástima que dejaran de venir 9.300 turistas senior a las Baleares este invierno pues el programa Turismo Senior Europa ha demostrado ser una política activa de empleo, que además permite al Estado recuperar 1,5 euros por cada euro invertido", explica Bustamante.

El presidente de Segittur recuerda que en Baleares cerca de 100.000 personas están apuntadas al paro durante el invierno, "la mitad probablemente vinculadas al turismo, y a pesar de que hay hoteles, infraestructuras, recursos turísticos...".

Javier Bustamante sostiene que, para romper la estacionalidad en Mallorca, sector público y privado deberían trabajar coordinadamente y centrar los esfuerzos sobre todo en el turismo senior de mercados emisores europeos, por las perspectivas de crecimiento que presenta este segmento debido a los cambios sociodemográficos.

"El verano no peligra en Mallorca. El problema es el acortamiento de la temporada", concluye el presidente de Segittur.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.