Diario 5325 17.07.2018 | 17:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Un serio problema para las pymes

La morosidad en la hostelería se dispara un 55%

Uno de cada cinco créditos no está al corriente de pagos 28 mayo, 2014

La morosidad en el sector de la hostelería ha aumentado un 55% en el último año, según los datos recopilados por las empresas especializadas en gestión de cobros.

Así, uno de cada cinco créditos concedidos a empresas de la hostelería no estaba al corriente de sus pagos al cierre del ejercicio de 2013.

Esta ratio del 20% de mora supone una acumulación de 6.282 millones de euros en deudas, lo que supone una subida del 55% respecto al año anterior.

"Los datos de morosidad en el sector de la hostelería son alarmantes y es que este sector ha sufrido un crecimiento exponencial en los últimos años", apunta Miguel Serrahima, abogado y experto en prevención de morosidad del Grupo Geseme, una empresa de Barcelona especialista en servicios de prevención de la morosidad.

En este contexto muchas pymes se ven incitadas a utilizar los plazos de pago a los proveedores como sustitutos de los créditos bancarios.

"El pago aplazado siempre ha existido en el tráfico mercantil. El problema llega cuando en los últimos tiempos se ha producido un alargamiento excesivo de los plazos de pago, que acaba derivando en un incumplimiento del pago y que se ha traducido en una cultura de morosidad muy extendida en España", explica Serrahima.

De este modo, la morosidad se ha convertido en la primera preocupación para el 50% de las pequeñas y medianas empresas españolas, según el estudio "Radiografía de las Pymes 2013" realizada por la empresa de software de contabilidad Sage. Ver también La morosidad provoca el cierre de un tercio de las empresas y autónomos.

La morosidad se ha convertido en la primera preocupación para el 50% de las pymes. #shu#La morosidad se ha convertido en la primera preocupación para el 50% de las pymes. Imagen Shutterstock

De hecho, España es el país de la Unión Europea con mayor premeditación a la hora de no pagar las facturas y retrasar los plazos de los pagos. Según un estudio de la Comisión Europea, el 62% de los retrasos en los pagos son deliberados e intencionados.

Además, hoy en día muchas empresas trabajan con márgenes de beneficio muy reducidos, por lo que dicho margen puede quedar anulado por la deuda no cobrada a su vencimiento, según advierten los expertos en morosidad.

"Cuanto más tiempo acumule la deuda, mayores posibilidades tendrá de convertirse en impago y por lo tanto en pérdidas.Cuanto antes se decida actuar, mejor se puede prevenir la morosidad", concluye Miguel Serrahima.

Ver también La plataforma antimorosidad alerta contra la nueva normativa del IVA.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.