Diario 5323 15.07.2018 | 23:38
Hosteltur: Noticias de turismo
David Caramés, presidente del Grupo Mas Costas

Oca Hotels centrará su expansión internacional en Brasil

La cadena prevé nuevas incorporaciones bajo su gama más alta 30 diciembre, 2011

Oca Hotels, filial hotelera del Grupo Mas Costas, está inmersa en un ambicioso plan de expansión. El presidente de la compañía matriz, David Caramés, explica las claves de su crecimiento. 

Grupo Mas Costas es una compañía pontevedresa estrechamente ligada al turismo. Su mayor volumen de negocio lo genera a través de la turoperación, pero su división hotelera, que opera bajo la cadena Oca Hotels –actualmente con 14 hoteles en su porfolio- está experimentando un importante crecimiento.

La entrada del grupo Rodonitas en el accionariado de la compañía garantizando planes de inversión de 80 millones de euros en los últimos cuatro años acelerará los planes de expansión hotelera con la incorporación mediante compra de algunos establecimientos más. “Este convenio con Rodonitas es un pulmón financiero añadido con el que ahora mismo nos estamos planteando acelerar varios de los planes que ya teníamos previstos”, aclara David Caramés, presidente del grupo.

“Tenemos unas líneas muy definidas en cuanto al crecimiento de la cadena hotelera. La primera es en el destino Brasil, donde ya la hotelera tiene un resort de 5 estrellas. Estamos analizando, en una fase bastante avanzada, diversos proyectos existentes, es decir, hoteles o resorts que están ya en funcionamiento, para ejercitar compras; así sería todo mucho más rápido que si nos metiésemos a desarrollar un proyecto desde cero. La idea con respecto al destino Brasil-donde la cadena centrará su internacionalización- es crear una cadena hotelera, perteneciente a Oca Hotels, principalmente basada en la zona nordeste del país. Esperamos poder contar pronto con dos unidades más, que explotaremos con la marca que hemos lanzado recientemente Grand Oca y bajo la cual operamos el Grand Oca Maragogi Resort”, explica Caramés.

A través de esta marca Grand Oca la compañía pretende significar sus establecimientos de mayor calidad. La idea es que también en el inicio de 2012 esté implantada en dos establecimientos de Galicia, el Galatea y el Augas Santas, ambos de 4 estrellas. De la misma categoría es el Katiuska, pero éste no pasará a esa gama porque “no tiene ese plus en cuanto a mayores servicios que le diferencie de un 4 estrellas estándar”.

En España, termalismo

En España están muy volcados con la hotelería termal. “Creo que en Galicia somos la cadena mayoritaria en este segmento y nuestra línea de crecimiento es seguir por ahí, de hecho estamos ahora en negociaciones con un par de establecimientos termales ya existentes en Galicia, con lo cual nos pondríamos ya con cinco centros termales de relevancia en la región”, afirma Caramés.

En Ourense habían anunciado la incorporación del Ouren Palace, de 40 habitaciones, pero este proyecto ha sido aparcado debido al cambio de estrategia del grupo: “Ahora hemos delimitado a un mayor número de camas o bien las compras o las incorporaciones de los nuevos establecimientos”. El hotel tipo de la cadena en la zona peninsular es un 4 estrellas de 70 u 80 habitaciones.

En cuanto a su modelo de expansión, apuestan primordialmente por la compra, aunque no descartan otro tipo de contratos. De hecho, actualmente cuentan con un establecimiento en alquiler, el Katiuska, y otro en gestión, el Galatea, pero afirman que de ser mediante estas fórmulas, su filosofía es que tengan también la posibilidad de ejercer su compra.

La difícil situación económica parece no frenar sus planes. “La crisis influye más a los hoteles de menor categoría”, opina Caramés, quien se muestra optimista con los resultados de la división hotelera en 2010 -cuando aumentaron sus ventas un 23% respecto a 2010- y con las previsiones para el cierre de 2011. “A nivel general está siendo un año bueno. Nos está ayudando mucho la incorporación del Hotel Augas Santas -que lo cogimos con índices muy bajos de ocupación, por lo que nos está resultando relativamente fácil alcanzar niveles superiores- y también el excelente comportamiento que está teniendo nuestra unidad de Brasil, con crecimientos anuales que superan en 10 puntos la ocupación del año anterior.

En relación al comportamiento del sector hotelero en general, Caramés opina que, a diferencia de otros, a pesar de haber tenido un bache y haber sufrido las consecuencias de la crisis, se trata de un sector muy modulable que ha podido reducir en gastos, que siempre ha seguido generado ingresos, por lo que su situación podría decirse que es mejor.

Este artículo ha sido publicada en la revista HOSTELTUR de diciembre y también puede descargarse en el pdf adjunto a la noticia.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.