Entrada en vigor del Decreto de Clasificación de los Establecimientos

Los establecimientos turísticos de Baleares ya pueden decidir su categoría

Tendrán un periodo de un año para hacerse una autoevaluación

Los propietarios de los establecimientos turísticos de Baleares pueden decidir, desde ayer jueves, a qué categoría quieren pertenecer, de forma que tendrán un periodo determinado para adaptar sus estándares arquitectónicos y, una vez cumplan con los criterios y la puntuación, firmarán una declaración responsable y obtendrán la categoría.

El decreto valora la percepción de calidad que debe tener el cliente.El decreto valora la percepción de calidad que debe tener el cliente.

De este modo, cada uno de los criterios tiene asignado una puntuación determinada, por lo que la suma de los puntos de todos los criterios logrados por el establecimiento determina la categoría que le corresponde.

Así lo establece el Decreto de Clasificación de los Establecimientos Turísticos de Baleares, que entró en vigor ayer jueves, tras ser publicado ayer en el Boletín Oficial de las Islas Baleares, a partir de lo cual los establecimientos turísticos tienen  un plazo de un año para hacerse una autoevaluación, de forma que si la calificación no coincide con la categoría que tienen asignada actualmente, deben adaptarse a los nuevos criterios, hacerse de nuevo  una autoevaluación y presentarla en la administración competente.

No obstante, en el supuesto en el que la adaptación no pueda hacerse en el plazo de un año, el establecimiento deberá informar a la administración competente, de modo que tendrá un periodo máximo de seis años para adaptarse al cumplimiento de los requisitos y las condiciones del Decreto.

Nuevas calificaciones

El nuevo sistema que recoge el Decreto mantiene las categorías de 1, 2, 3, 4 y 5 estrellas, si bien las categorías de 3 y 4 estrellas pueden tener, además, la calificación de superior y la categoría de 5 estrellas la calificación de gran lujo.

En el caso de los apartamentos turísticos, se mantienen cuatro categorías, 1, 2, 3 y 4 llaves, aunque las categorías de 3 y 4 llaves pueden tener, además, la calificación de superior.

Así, el decreto establece un sistema de calificación nuevo que pone énfasis en los equipamientos y servicios que ofrecen los establecimientos, y que son de libre elección por parte de los titulares de los alojamientos a partir del cumplimiento de unos mínimos de parámetros arquitectónicos obligatorios para todos los establecimientos de la misma categoría.

En un comunicado, la Conselleria de Turismo y Trabajo ha informado de que en este nuevo sistema se han valorado "la importancia de la percepción de la calidad que tienen los consumidores y usuarios y los requisitos mínimos que se deben cumplir en todo el territorio de las islas adecuados a los estándares generales del sector, así como la posibilidad de mejorar la competitividad del sector mediante un sistema flexible de la clasificación, con un espacio que permita la innovación empresarial".

De este modo, ha recalcado que la nueva normativa, pionera en el Estado, supone un "cambio cualitativo fundamentado en la autoregulación y la transparencia que pretende incentivar la inversión en el archipiélago, incrementar los servicios y la ocupación de calidad y, por lo tanto, mejorar la competitividad de los establecimientos".

"Consenso" del sector turístico

Concretamente, esta normativa,  redactada en "consenso" con el sector turístico, incluye los 324 criterios que los titulares de los hoteles pueden elegir a la hora de acceder a la categoría deseada y los 262 de los apartamentos turísticos.

La Conselleria dirigida por Joana Barceló ha explicado que la nueva norma entra en vigor , después de que en febrero de 2010 el Gobierno central derogara la normativa de clasificación de alojamientos turísticos aprobada los años 1967 y 1968 para adaptarse a la Directiva Europea de Servicios, que busca simplificar los trámites administrativos y burocráticos. A partir de aquí, según ha apuntado, el Ejecutivo central decidió redactar su propia normativa de clasificación de los establecimientos turísticos.

Por otra parte, ha recalcado que, a partir de ahora, el propio titular del establecimiento valorará qué nuevos servicios quiere ofrecer a sus clientes para aumentar la categoría de su establecimiento y ser "más competitivo". En esta línea, ha destacado que la libre elección de los servicios por parte del titular del alojamiento "propicia la diferenciación de los establecimientos, que podrán especializarse en productos turísticos concretos".

Además, ha añadido que el Decreto supone una "mejora en la transparencia", puesto que cada establecimiento publicitará a través de su web la autoevaluación, lo que dará "seguridad al consumidor que podrá ver los servicios con los que cuentan".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.