Diario 5426 13.11.2018 | 06:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Junta de accionistas

NH afronta en 2013 una profunda transformación de la compañía

Reformas y desafiliación para poner al día el producto y poder elevar los precios 25 junio, 2013

2012 ha sido un mal año para NH Hoteles, ni fácil ni satisfactorio. Así de categórico se ha mostrado su presidente, Rodrigo Echenique, en la junta de accionistas celebrada este martes en el NH Eurobuilding. A pesar de ello su consejero delegado, Federico González, ha apuntado los márgenes de crecimiento y las oportunidades que se le presentan a la cadena, que en este 2013 afronta una profunda transformación de la compañía.

Una transformación que pasa por poner al día el producto acometiendo profundas reformas que supondrán entre 150 y 170 millones de euros de CAPEX (inversiones en bienes de capitales), de los que este año 21 millones se destinarán a renovaciones básicas y 36 millones a las llamadas reformas “full” y “soft”.

Y es que, como ha reconocido González, las renovaciones que se están acometiendo en hoteles emblemáticos como el NH Eurobuilding, el President de Milán y el Villa de Bilbao han permitido elevar los precios en un 27%, 25% y 15%, respectivamente, así como el Ebitda de estos establecimientos.

Federico González y Roberto Chollet en la rueda de prensa posterior a la junta de accionistas de NH Hoteles.Federico González y Roberto Chollet en la rueda de prensa posterior a la junta de accionistas de NH Hoteles.

De este modo se pretende garantizar al cliente una experiencia diferencial, al mismo tiempo que subir los precios porque, según González, “percibimos una mayor demanda para las habitaciones nuevas que vamos renovando que para las antiguas. Lo que no podemos es seguir vendiendo, como en algunos casos, a precios del 89 porque el activo esté deteriorado, la competencia en destino sea mayor o porque el producto no esté al nivel que debería. Dentro de nuestro segmento existe recorrido para subirlos, por lo que en todos los hoteles que podamos hacerlo, lo haremos”.

Su estrategia de portfolio también incluye un plan de salida para hoteles no rentables o no estratégicos, reposicionando así los activos en base a su potencial ADR. En este sentido su consejero delegado ha confirmado tener “bien definidos cuáles son los activos estratégicos y cuáles no querríamos tener de aquí a cinco años”, entre los que sólo estarían cinco o seis de los 85 que tienen en propiedad.

A ellos se añadiría alguno más, pero siempre manteniendo la gestión como ha ocurrido con la venta del Grand Hotel Krasnapolsky por 157 millones de euros, según ha publicado HOSTELTUR noticias de turismo, con el fin de obtener recursos para seguir creciendo en Latinoamérica y en mercados de mayor recorrido.

El nuevo NH pasa asimismo, en palabras de su consejero delegado, por el rediseño de las estrategias de marketing, ventas y pricing; transformar el modelo organizativo y de gestión, así como un cambio en la cultura empresarial para hacer de la compañía una empresa global; y un plan de expansión concreto y realista por países, que darán a conocer en septiembre dentro del plan a cinco años que están diseñando. Y es que, en palabras de González, “un nuevo NH es posible”.

Previsiones 2013

Las previsiones para este año indican que puede detenerse la caída de ventas de los dos últimos ejercicios, a pesar de registrar una contracción en el primer semestre, porque todo parece indicar que en la segunda parte del año se producirá una pequeña recuperación. Las estimaciones para 2013 señalan incrementos en torno al 1-2% en revenues y del 5-10% en el Ebitda.

A ello contribuirá un plan de incentivos a tres años para 100 directivos de la empresa, aprobado en la junta de accionistas, que comenzará a partir del 1 de enero de 2014, a pagar en acciones de la empresa y siempre que se cumplan unos objetivos de rentabilidad y beneficios. El plan supondrá un coste de entre 3,5 y 5,6 millones de euros anuales, dependiendo de los objetivos que se alcancen.

NH Hoteles sufrió pérdidas de 292 millones de euros en 2012 debido, según su presidente, a “la persistencia de la crisis con extrema severidad en todos los mercados, pero especialmente en Italia y España, que también ha provocado que la actividad inmobiliaria de Sotogrande haya estado prácticamente desaparecida; y al profundo saneamiento del balance que hemos tenido que hacer ante el deterioro de activos por la crisis”. La entrada de HNA y la venta del Grand Hotel Krasnapolsky “han mejorado la liquidez y solvencia de la empresa”.

La refinanciación de la deuda ha sido precisamente uno de los hitos logrados por la cadena el pasado ejercicio, junto con el ajuste y la contención del gasto, la renegociación de alquileres (se han llevado a cabo 84 actuaciones que han permitido obtener un ahorro de ocho millones de euros por la salida de hoteles), la evolución del portfolio (1.066 habitaciones nuevas en gestión, 350 más ya firmadas y 1.100 que han salido de la compañía), superación de objetivos de responsabilidad corporativa e innovación en el producto.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.