Diario 5434 21.11.2018 | 21:28
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de Carmen Porras

Baile de previsiones económicas: ¿Quién tiene razón?

Las predicciones de organismos nacionales e internacionales se suceden con escaso grado de acierto 8 julio, 2013

ANÁLISIS/¿Quién acierta? ¿Quién se desvía más? Desde el inicio de la crisis, y van ya casi seis años, se han sucedido las previsiones sobre el futuro de la economía española publicadas por organismos nacionales e internacionales de todo tipo. Augurios que ellos mismos han corregido una y otra vez a medida que la crisis se hacía más profunda.

Hacer previsiones no es una cuestión baladí. Tienen un objetivo: marcar las pautas a seguir por quienes tienen que tomar decisiones. Es decir, el Gobierno. Numerosos países establecen sus políticas económicas en función de estos vaticinios, pero, ¿a quién seguir?

Hace sólo un año, la famosa prima de riesgo española superó los 600 puntos, llegó incluso a tocar los 650 en algún momento. Una cifra récord que parecía indicar que el rescate era inevitable.

Es más, Huw Pill, directivo del banco Goldman Sachs, advertía en una entrevista publicada en el diario El País en octubre pasado, que “para España lo peor está por llegar”. Auguraba que la recesión se agudizaría en nuestro país en 2013 y pronosticaba que el Ejecutivo pediría el rescate en un plazo máximo de seis meses.

Las predicciones se han ido corrigiendo en la misma medida que la crisis se agravaba.Las predicciones se han ido corrigiendo en la misma medida que la crisis se agravaba.

Un año después, todo parece indicar que el rescate se ha descartado –con la excepción de la banca-. La prima de riesgo se ha relajado y, con pequeños altibajos diarios, se ha situado en el entorno de los 300 puntos. Sigue siendo una cifra elevada, si se tiene en cuenta que en los tiempos de bonanza económica estaba por debajo de los 10 puntos (en agosto de 2007, cuando estalló la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos, estaba en cinco puntos). Sin embargo, nos hemos alejado de la situación extrema de hace un año.

Incluso puede hablarse de un cierto optimismo en los últimos días. Con el de junio hemos sumado cuatro meses consecutivos de descensos en las cifras de paro registradas en las oficinas del antiguo Inem. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asegura que la economía ha dejado de caer en el segundo trimestre del año. El Gobierno respira más tranquilo y ha mejorado sus previsiones para 2014 y 2015. El Observatorio Económico del BBVA Research aseguraba este mismo viernes que "el final de la recesión se aproxima", ya que la economía se mantuvo "prácticamente constante" en el segundo trimestre.

Las predicciones de organizaciones como la OCDE, el FMI o la Comisión Europea, entre otras, pueden hacer temblar la economía de un país. Sus decisiones tienen la capacidad de afectar a millones de personas. Sin embargo, ninguno de ellos anticipó la actual crisis y menos la profundidad de la misma.

Las políticas de ajuste que han impulsado los Gobiernos en los últimos años son, en gran medida, consecuencia de esas previsiones. Pero, ¿son acertadas? El propio FMI ha reconocido en fecha reciente que se equivocó al apostar por la austeridad para salvar a Grecia. Pronosticó que, con los recortes, la economía de este país caería un 5,5% en 2012, pero a finales de ese ejercicio, había descendido un 17%.

Estudios

Los dos informes trimestrales que el FMI ha publicado este año se han ido corrigiendo. El de enero, anunciaba una caída de la economía española del 1,5% -en octubre auguraba una contracción del 1,4%-, mientras que el de abril eleva ese descenso hasta el 1,6%. A pesar de esta caída, el organismo internacional se muestra más optimista para 2014, cuando prevé una expansión de la economía del 0,7%.

Desde hace tres años, la escuela de negocios Esade publica cada año la denominada “Diana Esade”, en la que analiza las previsiones. Su objetivo es valorar cuánto se aproximan o desvían las instituciones a la hora de predecir el PIB.

En su última edición, concluía que ninguna institución previó la caída de 2012. Explica que todas ellas vaticinaron un aumento del PIB y una mejora del desempleo. Sin embargo, la economía cayó un 1,4% y el paro se disparó más de dos puntos, hasta alcanzar una tasa del 26%.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.